Logo
Imprimir esta página

Declaración conjunta sobre el ataque con disparos a la embajada de Cuba en Washington DC, EE. UU.

Declaración conjunta sobre el ataque con disparos a la embajada de Cuba en Washington DC, EE. UU.

A las dos de la mañana del jueves 30 de abril, hubo un ataque violento contra la embajada de Cuba en Washington DC. Según los primeros informes de fuentes cubanas y de la policía municipal de Washington, un individuo condujo hasta la embajada, la cual se encuentra en el cuadrante noroeste de la capital estadounidense, y abrió fuego contra el edificio con un arma poderosa estilo de asalto militar con un magazín de alta capacidad. Los vecinos, despertados por los disparos, llaman a la policía que arrestó a un sospechoso, después identificado por la prensa como Alexander Alazo de Aubrey, Texas, un pueblo al norte de Dallas, Texas.  

Aunque nadie resultó herido, hubo daños en el edificio de la embajada: se golpeó un panel de vidrio sobre la entrada principal, y las balas astillaron los pilares que sostienen el pórtico del edificio. La estatua de JoséMartí, héroe nacional de Cuba también recibió un golpe de bala.  

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, recordó de inmediato a la administración Trump sus obligaciones, de conformidad con el derecho internacional, de brindar protección total contra tales ataques a todas las propiedades diplomáticas de países extranjeros en los Estados Unidos. 

Este es un recordatorio importante, porque el año pasado, la administración Trump incitó y se confabulaba en una toma ilegal de la embajada de Venezuela, también en el Cuadrante Noroeste de la capital de los EE. UU. 

Todavía no se sabe quién, si alguien, estuvo detrás del ataque el 30 de abril. Pero los calumniosos ataques de la administración Trump y sus aliados han llegado a un punto álgido. Los ataques propagandísticos contra Cuba socialista se centran actualmente en tratar de desacreditar el muy respetado trabajo internacional de solidaridad de Cuba en salubridad. Los países que Cuba ha estado ayudando a combatir la pandemia de COVID-19, incluidos los más importantes como la República de Sudáfrica, también han sido blanco de ataques furiosos por parte del actual gobierno de los EE. UU. La administración Trump ha desmantelado casi todos los avances en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba que se lograron después de la declaración conjunta del entonces presidente estadounidense Barack Obama y el presidente cubano Raúl Castro Ruz en diciembre de 2014. Las relaciones diplomáticas aún existen, pero la mayoría del personal de la Embajada Cubana en Washington ha sido expulsada por la administración Trump. También se intensifican los ataques económicos destinados a causar las máximas dificultades a los 11 ½ millones de personas de Cuba. 

El Partido Comunista de EE. UU. denuncia no solo el ataque a la embajada, sino toda la dirección que está tomando la política estadounidense hacia Cuba socialista. Exigimos que las autoridades de la ciudad de Washington D.C. investiguen a fondo y de manera transparente el incidente de la embajada y persigan a todas las personas y organizaciones que fueron cómplices de este. El público de EE. UU. y del mundo necesita acceso total a todos los hechos. 

Pero eso no es suficiente. Denunciamos la política de Trump / Pompeo de ataques económicos, políticos y propagandísticos contra Cuba que han sido fuertemente influenciados por elementos de extrema derecha en la antigua "diáspora" del exilio cubano y la franja fascista de la política estadounidense. 

Pedimos a nuestros miembros y a todos nuestros amigos que se comuniquen de inmediato con la Casa Blanca, el Departamento de Estado de EE. UU., el gobierno municipal y la policía de Washington D.C., para exigir el fin de toda incitación, provocación y ataque contra la embajada de Cuba y su personal. 

Instamos a nuestros amigos de todo el mundo a que condenen esta situación y se pongan en contacto con las embajadas y consulados de los Estados Unidos en sus países para denunciar el ataque a la embajada y las feroces políticas anticubanas de la administración Trump.

 

El Partido Comunista de EE. UU., y los partidos comunistas y obreros abajo firmantes:

 

Partido Comunista de Bangladesh

Partido Comunista de Bélgica

Partido del Trabajo de Bélgica

Partido Comunista Brasileño

Partido Comunista Británico

Partido Comunista de Canadá

Partido Comunista de Finlandia

Partido Comunista Francés 

Partido Comunista Unificado de Georgia

Partido Húngaro de los Trabajadores

Partido Comunista Italiano

Partido Comunista de Kurdistán - Iraq

Partido Comunista de Noruega

Partido Comunista de Pakistán

Partido Comunista de Perú

Partido Comunista de Filipinas

Partido del Pueblo de Palestina

Partido Comunista de Serbia

Comunistas de Cataluña

Partido Comunista de Sri Lanka

Partido Comunista de Turquía

Partido de los Comunistas, México

Diseño: X - Multimedia / Diseño de Páginas Web, Contenido Multimedia & Hosting.