Menu

Rafael Correa: "El mayor cambio de la revolución ciudadana es el poder político."

Rafael Correa: "El mayor cambio de la revolución ciudadana es el poder político."
En entrevista para teleSUR el aspirante a la Presidencia ecuatoriana, Rafael Correa, destacó que en el pasado en esa nación dominaban las élites excluyentes, mientras que en la actualidad mandan las mayorías, el pueblo y no el capital financiero.
 
Correa recordó que en Ecuador como en otros países de América Latina dominaban poderes fácticos, “élites excluyentes que los frutos del progreso los acaparaban y servían para diferencias sus varios y sus colegios de lujo no para mejor del resto”.
“Ellos construyeron estados burgueses representando sólo sus intereses, no estados populares representando el interés de todos (...) Ese es el mayor cambio de la Revolución (Ciudadana), el cambio del poder político”, agregó.
 

Rafael Correa destacó que en la actualidad en Ecuador mandan las grandes mayorías, el pueblo y no el capital financiero, los medios de comunicaciones ni el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El mandatario ecuatoriano fue entrevistado por el corresponsal de teleSUR William Parra, a bordo del tren panorámico de ese país, un ferrocarril turístico rescatado por su gestión, que va desde Alausí hasta la Naríz del Diablo (centro) y es uno de los nuevos símbolos de la Revolución Ciudadana.
           A continuación teleSUR transcribe de manera íntegra la entrevista realizada a Rafael Correa:
William Parra: Amigos y amigas de teleSUR los saludamos desde tierras ecuatorianas, estamos en el tren panorámico que va desde Alausí hasta la Naríz del Diablo y forma parte de un sistema hermoso que se ha recuperado por parte del Gobierno de la Revolución Ciudadana, el sistema de trenes Eloy Alfaro y nos acompaña alguien muy especial para compartir con nosotros el trayecto de este hermoso tren, es el candidato a presidente, Rafael Correa.
Presidente, gracias por estar aquí en teleSUR y empecemos a hablar del tren. Este es una de sus grandes conquistas, uno de los grandes logros de la Revolución Ciudadana.
Rafael Correa: Es de los grandes sueños hecho realidad. Un abrazo a toda Latinoamérica por medio de teleSUR.
Esta (el tren) fue una de las tantas víctimas de la larga y triste noche neoliberal. Dejaron destruir al tren porque supuestamente no era rentable. Es como si los Estados Unidos diga que la estatua de la Libertad no es rentable y la derrumban, sin símbolos patrios.
Este fue en su momento la obra más grande y difícil de la historia del país, lo que estructuró la integración nacional. Antes no se conocía la gente de la sierra y la costa, lo alimentos de la sierra no se conseguían en la costa porque no había comunicación, el viaje podía durar con suerte una semana, sin suerte dos meses. No se podía llevar pescado fresco y no habían matrimonios mixtos.
Este tren hace más de un siglo fue el tren más difícil del mundo, la obra más grande de la historia del país y por mucho tiempo continuó siendo, pero monumento, emblema, símbolo de la unidad y de la integración nacional y la dejó morir el neoliberalismo, por eso es un sueño hecho realidad haber recuperado ferrocarril de Alfaro.
William Parra: Presidente ya que usted habla de unidad e integración me da para preguntarle sobre un tema que es bastante importante y notorio aquí, el tema de la lealtad. Usted ha pedido una licencia, ha dejado a su vicepresidente y hace unos años antes que usted llegara era imposible pensar en eso porque era mucha la traición. Entonces me gustaría que me hablara un poquito de cómo se siente dejándole el puesto a Lenín Moreno y de esa lealtad de Lenín Moreno, ¿qué nos puede contar?
Rafael Correa: Bueno a Lenín lo puedes definir como lealtad, es un ser humano extraordinario, pero hasta eso, la  lealtad que es una virtud humana, la prensa para manipular para tratar de dividirnos lo convierte en vicio, la virtud la convierte en vicio. La lealtad es una virtud.
Mire como está cambiando el país ahora dicen que está dividido, que está desinstitucionalizado, cuando antes las peleas entre Presidente y Vicepresidente eran terribles. Con nosotros ha habido una armonía, una planificación, una complementariedad sin precedentes que no sólo es a nivel de Vicepresidencia.
Por ejemplo, por primera vez en el siglo XXI en nuestro Gobierno el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas duró los dos años que tenía que durar, el Comando de la Policía, todo estaba desinstitucionalizado, desesctructurado. Ahora es que se está reinstitucionalizando el Estado, estabilizándose el Estado y sus instituciones y ahora es que dicen que el país está dividido que no hay institucionalidad, que todo es un caos porque no tienen el Estado a su servicio. Pero usted ha dado ejemplos y yo he profundizado en esos ejemplos de cómo hay unidad en las instituciones.
William Parra: Así como hablamos de la lealtad, hablamos de la traición. Mucha de la gente que empezó con usted lo dejó, lo abandonó y hoy están haciendo una guerra sucia que usted ha denunciado. ¿Qué piensa de esas personas?. Hablemos por ejemplo de Alberto Acosta y otra gente que lo traicionó, incluso el mismo Pedro Delgado. ¿Eso cómo lo deja a usted como persona y cómo gobernante generador de un nuevo movimiento que quería cambiar las estructuras?
Rafael Correa: ¿Qué proceso revolucionario no tiene traidores? No nos sorprendamos, no serán los primeros ni los últimos, tenga la absoluta seguridad y jamás un traidor va a decir: “Si, me fui por traidor”. Va a decir que el traidor es el otro, el que se derechizó. Siempre tendrán buenas justificaciones.
La historia con objetividad los pondrá en su sitio como simples traidores, porque además conspiran contra el proyecto político.
Pedro Delgado, el nunca estuvo en los procesos de izquierda. El no es un hombre de izquierda, se lo puso como técnica pero es un farsante que se había falsificado su título, mientras que lo de Alberto Acosta si es muy grave que se haya ido con esa gente que le hizo tanto daño al país. Era un referente para la izquierda ecuatoriana y nunca se lanzó como candidato contra gobiernos neoliberales y contra un gobierno de izquierda si se lanza.
La historia nos juzgará. En todo caso, yo tengo que hacer una precisión no es que muchos se fueron, pocos se fueron. Hay muchos que están desde el inicio y continúan y muchísimos más que se han sumado al ver la autenticidad y la transformación histórica la magnitud de este este proceso legendario que es la Revolución Ciudadana.
William Parra: Presidente, usted hablaba de la guerra sucia. A medida que se acerca el 17 de febrero se están empezando a ver a través de la web y twitter varios ataques directos por ejemplo hay un video que saca un documentalista colombiano que dice que usted está financiando su campaña a través del narcotráfico, Bananalist habla de que usted tiene dos cuentas en Suiza
Rafael Correa: Mire yo le firmo ante el notario mi renuncia anticipada a la Presidencia si descubren que yo tengo media cuenta en Suiza, pero que ellos cierren sus pasquines si no es verdad y ellos lo publicaron.
Es la guerra sucia, usted lo ha dicho. Ni siquiera son ecuatorianos, es financiado desde el extranjero por grupos de extrema derecha de Colombia vinculados a personajes siniestros que avergonzaron a toda América Latina y era de esperarse.
William Parra: Cuando usted habla de personajes siniestros supongo que se refiere a Álvaro Uribe
Rafael Correa: No, me refiero a personajes siniestros, saque usted sus propias conclusiones. Pero en todo caso, son tan ridículas esas acusaciones que a usted que es extranjero le saca una sonrisa, imagínese al pueblo ecuatoriano que nos conoce totalmente y jamás va a creer esa barbaridad y tanta mala fe.
William Parra: ¿Cuáles son los logros que usted quiere destacar de la Revolución Ciudadana?. ¿Qué ha cambiado en Ecuador desde enero de 2007 cuando usted tomó posesión de la Presidencia?
Rafael Correa: Han cambiado muchas cosas, las carreteras, salud, educación, servicio público, pero sobre todo dignidad justicia y soberanía, pero ha cambiado lo fundamental: El inicio, lo necesario, aunque no lo suficiente de todo proceso revolucionario, de todo proceso de transformación verdadera, el cambio en el poder político.
En Ecuador como en América Latina dominaban poderes fácticos. Por qué Ecuador y América Latina no se desarrolló y Estados Unidos si lo hizo, hay muchas explicaciones, es un problema muy complejo, es una pregunta muy compleja, pero una de esas explicaciones es la clase de élites que dominaron América Latina, élites excluyentes que los frutos del progreso los acaparaban y servían para diferenciar sus barrios y colegios de lujo no para mejorar al resto. Ellos construyeron estados burgueses representando sólo sus intereses, no estados populares representando el interés de todos.
Ese es el mayor cambio de la Revolución, el cambio del poder político. En Ecuador mandan las grandes mayorías, manda el pueblo ecuatoriano, no manda el capital financiero, los medios de comunicación, no manda el Fondo Monetario Internacional, no mandan países extranjeros. Manda el pueblo ecuatoriano y sobre todo los pobres de ese pueblo.
William Parra: Es decir, ¿en este momento podemos hablar que hay un nuevo balance de poderes en Ecuador y América Latina?
Rafael Correa: Si y que estamos transformando el Estado burgués en un Estado popular. Sin embargo, todavía falta camino para recorrer. Todavía esos poderes fácticos están debilitados, ya la prensa saca presidentes pero tienen la capacidad de confundir, manipular e informar porque están debilitados pero no derrotados y todo puede ser reversible, por eso cada vez es más necesario avanzar las victorias populares como el próximo 17 de febrero.
William Parra: Cuando hablamos de ese nuevo balance de poderes y ese cambio de estructuras, ¿podríamos hablar de que se ha generado una nueva ciudadanía?
Rafael Correa: Se está generando, hay una nueva conciencia. Ya verán los resultados del 17 de febrero. El gran fracaso de los populistas que creen que con regalos van a comprar la conciencia del pueblo ecuatoriano, antes esa gente tenía éxito, pero verán el gran fracaso el 17 de febrero. Hay un cambio sustancial en la estructura democrática en la concientización y la politización en el buen sentido del pueblo ecuatoriano.
William Parra: Presidente hablando del tema de la integración, ¿cómo cree usted que a la ciudadanía que se está levantando, que se está construyendo no sólo en Ecuador sino también en Venezuela, Argentina, Brasil, cómo está llegando la integración?.
Hablemos por ejemplo de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), ¿cómo cree usted que está repercutiendo en los pueblos y que balance podemos hacer de ese tema?
Rafael Correa: En Venezuela, Argentina y Bolivia también cuenta, cuántos traidores han habido. Todo proceso revolucionario tiene sus traidores y nadie se va a reconocer como traidor, siempre el traidor va a ser usted, pero la historia nos juzgará. Nos acusan de no ser de izquierda, pero díganle eso a los derecha para que no nos ataquen tanto, dígale eso al productor colombiano para que no reciba tanto dinero para difamar al Presidente de Ecuador.
En todo caso, yo creo que hay una conciencia latinoamericana ya los pueblos se revelan a que no nos traten como patio trasero, ya no se aceptan esas injerencias, ese colonialismo cuando vienen estos politiqueros a decirnos que tenemos que cambiar la política integracionista que no ha dado resultado y profundizar nuestros lazos con países hegemónicos y nadie les hace caso.
Sin embargo, la integración da frutos concretos en cuanto a las mejoras de vida de nuestros ciudadanos, por eso debemos acelerar el paso para consolidar los procesos de integración, Unasur por ejemplo hacer obras que beneficien a toda la comunidad regional, interconectividad, comunicaciones, caminos, políticas en conjunto, salarios mínimos regionales, políticas de defensa para economizar recursos, políticas social, seguridad social a nivel regional. Debemos ya dar un paso adicional, medidas concretas que repercutan en la vida cotidiana, en el día a día de nuestros pueblos que repercutan de manera positiva.
William Parra: Se acaba de terminar la Cumbre de la CELAC, acaba de asumir Cuba la Presidencia pro témpore, se hizo una especie de gol reuniendo a la Unión Europea. ¿Qué piensa usted de esa simbiosis que se dio entre la CELAC y la Unión Europea?.
Rafael Correa: No pude ir a esa reunión por la campaña fue el vicepresidente, pero usted se da cuenta de lo emblemático que es eso, que Cuba que por el poder imperial estuvo excluída de la Organización de Estados Americanos (OEA) durante 50 años ahora dirija la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, ¿se imagina lo simbólico que es aquello?.
Ese es un buen indicador, un buen termómetro del cambio y de cómo los pueblos ecuatorianos y los pueblos latinoamericanos aceptan esta integración y ya no toleran ser colonia de nadie, no toleran ser patio trasero de nadie.
Muy emblemático Cuba al frente de la CELAC. Yo creo que estas cumbres siempre sirven de algo para el acercamiento Europa-Latinoamérica. Sin embargo, no nos engañemos, Latinoamérica no está entre las prioridades de Europa, en buena hora que se haya hecho esta reunión de la CELAC y le hayan dado la Presidencia de Cuba, que es un mensaje a Latinoamérica, Norteamérica, Europa y el mundo de que Latinoamérica no va a aceptar más vasallajes.
William Parra: Es decir, como usted escribió en su libro “pasamos de ser Banana Republic”
Rafael Correa: Bueno eso tiene otra connotación. Ecuador nunca fue un dichado se virtudes económicas y sociales, nunca fue un éxito en cuanto a desarrollo, pero aunque sea tenemos país. República Bananera pero tenemos país. Con el neoliberalismo nos robaron el país, quedamos en nada, por eso el título porque es contar la historia del neoliberalismo. Por eso el título de Banana Republic algo que no era bueno pero a nada, a la no República.
William Parra: Hablando de eso Presidente, de los liderazgos regionales. Quisiera que me hablara de la presencia del presidente Chávez, del presidente Evo, de Daniel, de Cristina, de Lula y de Rafael Correa en el marco de esa construcción de esa nueva Latinoamérica.
Rafael Correa: Los liderazgos siempre son importantes, son facilitadores pero no son los líderes los que cambian un continente, son los pueblos. La liberación, la independencia Bolívar la facilitó pero eran los pueblos los que querían ser libres. Aquella Revolución Alfarista, Eloy Alfaro la facilitó pero era todo un pueblo que quería cambiar ese Estado caduco, terrateniente, clerical, etc son los pueblos latinoamericanos que han despertado.
Nos tocó estar en este roll de facilitadores y cumpliremos con ese deber y ha habido una coincidencia feliz de grandes facilitadores, de grandes y sanos liderazgos como el de Lula, como Dilma, Cristina, Michell, Evo, Hugo y bueno en una menor medida yo, pero lo importante es que son los pueblos los que deciden cambiar, nosotros debemos facilitar esos deseos de nuestros pueblos.
William Parra: Y esa facilitación de esos liderazgos ha hecho que los pueblos hoy se empoderen más para garantizar sus derechos y para defender sus derechos y sus conquistas
Rafael Correa: Como dijo Cristina: “Por qué tenemos tanto apoyo Argentina, el Gobierno argentino, venezolano, boliviano, ecuatoriano”. Porque por primera vez los gobiernos se parecen a sus pueblos. Nuestro pueblo es gente trabajadora, sana, digna y ahora tiene gobiernos trabajadores, sanos, dignos. Entonces esos gobierno están representando los deseos de sus pueblos y ayudando a construir la nueva realidad en América Latina.
William Parra: Retomando un poco el tema ecuatoriano, usted ha pedido la licencia con un propósito que es ganar en la primera vuelta y también lograr la mayoría en la Asamblea. ¿Por qué lograr la mayoría en la Asamblea?. Le digo porque hay alguna gente que dice que falta un tema importante que es el de la revolución agraria. No hay revolución, sin revolución agraria.
Rafael Correa: Yo estoy totalmente de acuerdo con eso, hemos avanzado en el tema agrario pero no ha habido una revolución. Como siempre digo, si en energía, sectores estratégicos, educación hemos avanzado 200 por hora, en agricultura hemos avanzado pero a 20 por hora, tenemos que avanzar a 250 por hora.
En parte ha sido por bloqueos de la oposición, nos tienen bloqueadas la Ley de Agua, la Ley de Tierra. Entonces es complicado, por eso es necesario ganar esa mayoría en la Asamblea.
Yo he pedido la licencia básicamente por delicadeza, porque muchos decían que como Presidente me iba a valer del cargo para tener ventaja sobre los demás. Ahora que pedí licencia dicen que por la licencia tengo ventaja sobre los demás, la cuestión es que están preparando el colchón para el sueldazo que se van a dar.
William Parra: ¿Cuáles van a ser los temas importantes que se van a impulsar además de la revolución agraria?
Rafael Correa: En estos momentos nos tienen bloqueadas leyes fundamentales: agua, tierra, ley de comunicación que no es sólo una ley de medios que se necesita para que no cometan excesos esos negocios dedicados a la comunicación con agenda propia, intereses políticos, etc.
En la Ley de Comunicación está un porcentaje de la programación para producción nacional para suscitar el arte, la generación de valor nacional en cuanto a películas, música, etc. También tienen bloqueado todo eso, pero además tienen bloqueado el código penal y necesitamos una nueva ley penal, nuestro código tiene más de 70 años. Toda la preocupación del pueblo ecuatoriano es la seguridad yo tengo que combatir esa seguridad con un código de más de 70 años. Ya esta el código penal nuevo lo tienen bloqueado un año para derrotar a Correa sacrificando a las familias ecuatorianas, permitiendo que maten a nuestros hijos, etc.
La oposición que hemos tenido que soportar este año, es una oposición que el 30 de septiembre de 2010 apoyó a los golpistas, participó en el golpe de Estado y después nos hablan de respeto a la Constitución.
Hay muchas otras leyes, insisto en que hemos avanzado mucho pero falta consolidar la transformación de ese estado burgués en ese estado popular y para eso se necesita, ya tenemos la Constitución, leyes que perfeccionen la constitución. Está la nueva Ley de Seguridad Social, la Ley de Energía Eléctrica, está el Código de Desarrollo Humano, el de Desarrollo Ambiental, todo eso lo tenemos listo pero con esta clase de Asamblea sin mayoría todos esos proyectos van a dormir el sueño de los justos o lo van a destrozar de la forma más irresponsable.
Necesitamos la mayoría en la Asamblea para ir con nuestra Revolución a la velocidad que exige y necesita el pueblo ecuatoriano.
William Parra: Presidente usted ha tocado el tema importante de los medios de comunicación. Si uno abre un periódico va a encontrar frases como estas: “Ecuador está en medio de una crisis de libertad de prensa, de libertad de expresión”. Hablan de un régimen, de una dictadura.
Rafael Correa: Y a nivel nacional o a nivel internacional.
William Parra: A nivel internacional también
Rafael Correa: Y cómo lo pueden decir a nivel nacional si no hay libertad de prensa, es chistosísimo y ridículo incluso de periodistas extranjeros, un colombiano: “Rafael Correa es un dictador, autoritario porque reprime y todo eso se lo hemos dicho porque aquí no hay libertad de prensa”, cómo lo puede decir, es ridículo, las cosas caen por su propio peso y usted debe conocer el poder mediático en Latinoamérica era superior al poder gubernamental, al poder político, se creían superior por el bien y el mal y ahora que se le aplica la ley se atenta contra la libertad de expresión.
Que digan lo que les de la gana. Antes eran los atentados cuando querían imponer una opinión, atentado a la dignidad de las personas cuando había un linchamiento mediático y uno tenía que agachar la cabeza para que no siguieran insultando, atentado ala democracia cuando querían someter a los gobierno poniendo ellos la agenda política, atentado al estado y a su institucionalidad cuando eran ellos los que sentenciaban en titulares, cuando eran los que querían legislar, gobernar.
Ahora si tenemos Estado de derecho, como ahora la ley es para todos dicen que no hay de prensa, no ya no hay abusos de cierta prensa. Porque yo estoy de acuerdo que una sana prensa es necesaria para la democracia, pero una mala prensa es nefasta para esa misma democracia.
William Parra: Presidente hay otro tema también que lo critican bastante, es el que tiene que ver con la minería
Rafael Correa: El reto es cuando no me critiquen en cierto medio de comunicación, ahí si me voy a preocupar, quiere decir que me he sometido como todos los presidentes anteriores.
William Parra: Y sobre el tema de la minería. ¿Cuál es su posición sobre ese tema?
Rafael Correa: ¿Por qué dices que critican bastante?
William Parra: Bueno porque dicen que usted está yendo contra los principios de la naturaleza
Rafael Correa: Vamos a ver en las elecciones. Recuerde lo que le digo, vamos a ver el 17 de febrero cuántos votos sacan los que hablan por todos y no representan a nadie pero hacen bastante bulla y la prensa desestabilizadora contraria al Gobierno, a esos que no representan a nadie les dan la primera página.
Entonces ya son de extrema izquierda supuestamente los medios de comunicación, porque le dan pauta a estos fundamentalistas que hablan en nombre de la izquierda. Yo no se desde cuando los fundamentos de la izquierda no es la minería, entonces cuándo es de izquierda porque la principal exportación es la minera y a cielo abierto.
En eso debemos asumir media culpa los verdaderos partidos de izquierda de América Latina se lo acabo de decir, en la reunión del Foro de Sao Paulo, tenemos que tomar posesiones muy claras en novelerías que hagan fracasar cualquier proyecto de izquierda.
Por ejemplo, no a la minería, no a los recursos naturales y de donde sacan los recursos para sacar rápidamente de la pobreza a nuestro pueblo. La supuesta participación que es el consentimiento previo, para dar un paso yo soy Presidente electo pero para gobernar tengo que pedirle permiso a cada uno y si dicen no, no se puede hacer nada.
Eso, sería el final de la democracia como la conocemos por mayoría tendríamos que pasar a democracia por unanimidad y eso es ingobernable, ese país no se puede gobernar y esas tonterías son las que presentan ciertos grupos en nombre de la izquierda. Eso no es izquierda eso es novelería, infantilismo, eso es irresponsabilidad que hará fracasar cualquier proyecto de izquierda.
Aquí tenemos que ser mucho más claros los partidos de izquierda a nivel latinoamericano. En todo caso, seguiremos con una minoría responsable. Lo irresponsable es ser mendigo en un saco de oro, con tanta miseria, con tantas necesidades no aprovechar los abundantes recursos naturales.
William Parra: Los índices de desarrollo humano en América Latina ponen a Ecuador por encima de países como Colombia, Brasil, Paraguay. ¿Qué ha hecho posible?
Rafael Correa: Como tergiversan todo porque el otro día estaba viendo al cubano renegado Montaner decía que Ecuador todavía está en el puesto no sé cuanto del índice de desarrollo humano y no dice cuánto hemos crecido y a todos los países que estamos superando.
William Parra: Pero además hablaba de otra cosa, de las siete plagas que le van a caer a Ecuador si usted ganaba
Rafael Correa: Lo que me da gusto en este oficio es ver como se dan contra el planeta tantos amargados y de tanta mala fe , porque imagínese el odio el odio que quieren sembrar y ya nadie les hace caso.
En todo caso estamos progresando mucho en desarrolo humano, en calidad de vida pese a una publicación de que Ecuador, mire el desprecio por nuestro pueblo, que Ecuador era el peor país para nacer y para vivir, suponiendo que eso sea cierto usaron datos del 2006, es decir antes de nuestro Gobierno.
Ahora Ecuador es escogido por quinto año seguido como el mejor lugar para que vivan los retirados. Es uno de los cuatro lugares prioritarios del mundo para visitar como turismo. Entonces, en algunos casos estamos a la vanguardia e indudablemente se ha mejorado muchísimo la calidad de vida por el crecimiento económico con redistribución, equidad, generación de empleo y con un Estado garantizando los servicios básicos y los derechos de los ciudadanos.
William Parra: Precisamente eso le iba a preguntar, por el tema de la inversión social Presidente. ¿Cuánto ha invertido su Gobierno, la Revolución Ciudadana, en cambiar ese país donde era el más malo para nacer, para ahora ser eso que hablábamos?.
Rafael Correa: Nunca ha sido el peor país para nacer. Eso es pura ideología que la disfrazan de técnica. Aquí cuándo ha habido guerra civil, imagínese un país destrozado por guerras civiles como algunos africanos y escogen a Ecuador como el peor país para nacer. Exageran tanto que pierden la poca credibilidad que les queda.
En todo caso, en inversión social hemos triplicado los avances en educación, en salud, en vivienda, en condiciones laborales son históricos pero todavía falta muchísimo por hacer.
William Parra: Presidente, ¿podemos hablar de un correismo o no podemos hablar de un correismo?
Rafael Correa: A mi no me gusta hablar de correismo. El que se diga correista, ni yo soy correista. Ni yo mismo estoy de acuerdo con lo que hago, entonces no hablemos de correismo. Hablemos de revolucionarios, hablemos de un proyecto país, las personas somos pasajeras y este proceso legendario que es la Revolución Ciudadana tiene que continuar con o sin Correa.
William Parra: Le voy a dar unos nombres para que usted me diga cómo les parece. Hablemos en primer lugar de Luiz Inácio Lula da Silva
Rafael Correa: Extraordinario líder y ejemplo para todos nosotros. De betunero a Presidente de la mayor potencia latinoamericana.
William Parra: Cristina Fernández
Rafael Correa: Mujer brillante, maravillosa
William Parra: Evo Morales
Rafael Correa: Extraordinario compañero, líder popular, también de la miseria extrema a dirigir con tanto acierto a Bolivia
William Parra: Hugo Chávez
Rafael Correa: Admiración y profundo cariño. Amistad.
No entiendo como en el 98 pudo sobrevivir solito y ahora que ha cambiado nuestra América, que hay tantos gobiernos progresistas es tan difícil luchar contra los productores colombianos que se prestan para cualquier basofia, luchar contra los imperios y sus poderes económicos.
No me imagino como pudo sobrevivir solito Hugo Chávez en el 98.
William Parra: Daniel Ortega
Rafael Correa: También gran compañero luchador que están transformando a su Nicaragua querida.
William Parra: Ollanta Humala
Rafael Correa: Compañero progresista, pero todavía con todo respeto tiene que luchar contra fuerzas que continúan en Perú por la misma senda.
William Parra: Ya casi nos va a tocar acabar este paseo en el tren Eloy Alfaro. Presidente, ¿cómo se imagina usted a Ecuador en 10 años?
Rafael Correa: En esta ruta con avances mucho mayores en salud, educación.Un país que ojalá haya vencido la miseria, 10 años todavía es corto pero por primera vez la pobreza extrema por ingreso, la miseria, está en un dígito nueve por ciento, la encontramos en 16 o 17 por ciento, está en la mitad.
La pobreza también ha bajado total de 36 a 25. Si seguimos esa ruta 10 años es poco, pero tal vez 15 años habremos vencido definitivamente a la pobreza.
Aspiro un país orientado en la senda hacia el buen vivir. Dios quiera que ya haya vencido la pobreza, pero en todo caso orientado a esa ruta. Pero en todo caso, el objetivo es un país con dignidad, con equidad, con justicia, sin miseria, sin niños trabajadores. Un país donde se respeten los derechos, un país feliz, un país para todos y todas.
William Parra: Presidente un perfil que subió Carol Murillo lo comparó a usted con una bicicleta, por la necesidad que tiene la máquina de tener a alguien que la controle y por el equilibro que tiene que tener la bicicleta. ¿Cómo le pareció esa comparación y cree usted que es la mejor definición?
Rafael Correa: Me encantó. No se si es la mejor definición, pero es muy acertada. Me identifico mucho con la bicicleta y la analogía que ella hizo describe muy bien la realidad, guardar el equilibrio, depender de las propias fuerzas, algunas veces hacer mucho esfuerzo. Entonces es una analogía apropiada para lo que estamos viviendo y haciendo.
William Parra: ¿Cómo le gustaría que lo recordaran?. ¿Qué le gustaría que dijera la historia de Rafael Correa?.
Rafael Correa: Lo que siempre digo: Aquí yace una buena persona
William Parra: Bueno para finalizar Presidente un saludo para América Latina, su mensaje final
Rafael Correa: Mi mensaje de esperanza. Vamos compañeros, estamos construyendo las patrias chicas Ecuador, Bolivia, Brasil no tan chico, Venezuela, Argentina a construir todos la Patria Grande con la que soñaron nuestros libertadores y a construir esa Patria Grande feliz, equitativa, justa, soberana, digna.
volver arriba