Menu

SALUDO DE LAS FARC EP AL FORO DE SAO PAULO

  • Escrito por 
SALUDO DE LAS FARC EP AL FORO DE SAO PAULO

SALUDO AL XX ENCUENTRO DEL FORO DE SAO PAULO

La Habana, Cuba, agosto 26 de 2014

“Siempre hemos percibido positivamente

la participación de la comunidad internacional

en la solución política del conflicto”

Comandante Alfonso Cano

 

Compañeras y compañeros asistentes al XX Encuentro del Foro de Sao Paulo, FSP, reciban ustedes como representantes de partidos y movimientos políticos y sociales en lucha y construcción de alternativas populares al neoliberalismo, al capitalismo y al imperialismo, un saludo bolivariano de las FARC-Ejército del Pueblo.

Como parte de la izquierda del continente, como parte de la resistencia popular, como propulsores de soluciones ciertas a las necesidades de nuestros pueblos, hacemos presencia en este Encuentro y afirmamos nuestra identidad con el lema “Derrotar la pobreza y la contraofensiva imperialista, conquistar el Vivir Bien, el Desarrollo y la Integración en Nuestra América”, tramo esencial del camino a la construcción de las sociedades justas para todos y todas.

El enemigo de clase no abandona su tarea de dividir a las fuerzas populares e insiste en la existencia de una variedad de izquierdas, vana pretensión de exacerbar las diferencias para impedir los avances, pues de manera necesaria implican derrotas para sus intereses.

Se equivocan,  bien lo define el documento base de la Declaración Final, la izquierda “fundamenta su unidad en el reconocimiento de su diversidad y en la identificación de los principios y las políticas que la unifican, además, de la creciente conciencia de que estamos frente a un enemigo común, que actúa de manera coordinada y planificada, para derrocar a los gobiernos populares y liquidar los esfuerzos por sostener nuestra soberanía nacional, la democracia participativa y la unión latinoamericana” y caribeña.

La unidad es objetivo estratégico, nadie lo discute, por tanto debemos tejerla con firmeza, y transcender el plano nacional. La cooperación, el apoyo, la unificación de criterios, el respeto a la diversidad y todas las acciones encaminadas a su construcción se basan en el principio de la solidaridad.

Nuestro quehacer transformador se dirige a encontrar verdades en la práctica, detectar con claridad el querer y las necesidades de la gente del común, atender sus propuestas de solución y avanzar en construcciones reales y firmes hacia los objetivos de justicia social, vida digna, producto del trabajo, democracia plena y soberanía.

Los esfuerzos realizados por La Delegación de Paz de Las FARC-EP en La Mesa de Conversaciones de La Habana van rindiendo sus frutos; hemos construido 3 acuerdos parciales, que significan un gran avance.

El ciclo de conversaciones que concluimos recientemente concretó acuerdos dirigidos a abordar de la mejor manera el punto cardinal de Victimas, desglosado en derechos humanos y verdad, hizo efectiva la primera visita de víctimas del conflicto social y armado a La Mesa, e instaló la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas, CHCV.

También se avanzó en elementos significativos para la construcción de un eventual acuerdo final con la instalación de la subcomisión Técnica encargada de explorar temas del fin del conflicto, en específico, el cese al fuego bilateral, lo referente a la dejación de armas, y proyectó la instalación próxima de la subcomisión de Género.

El Foro de Sao Paulo sabe de nuestra voluntad política y decisión de lograr la paz, sabe que nacimos luchando contra la agresión militar al pueblo, sabe que no somos un aparato armado, sabe que las armas nunca han sido para las FARC-EP un fin en sí, y sabe muy bien que la Paz para nosotros va mucho más que el silencio de los fusiles, porque esta solo es posible si solucionamos las causas económicas, políticas, sociales y culturales, origen de la confrontación.

Nuestra resistencia es política en esencia, y si la hacemos con las armas en la mano es como respuesta a la violencia impuesta por la oligarquía en cumplimiento de los mandatos imperiales. Aún, en medio de los diálogos de La Habana, los enemigos de la paz, los que se lucran con la guerra, siguen asesinando, encarcelando, desplazando, amenazando a quienes resisten con dignidad y valentía.

Honremos la memoria de hombres y mujeres asesinados en el último año, ya sean de Marcha Patriótica, del Congreso de Los Pueblos, del movimiento social y popular, de Los Pueblos Indígenas o de las Comunidades Negras. Unamos esta indignación y repudio a la ya expresada por los millones de víctimas de un conflicto que hunde sus raíces en nuestra sociedad desde hace más de medio siglo.

Y claro, estamos en pleno acuerdo con la Proclama de América Latina y El Caribe como Zona de Paz, aprobada por la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC, La Habana, Cuba enero 2014). También con el Presidente José Mujica, cuando expresa: “La paz de Colombia es la Paz del continente”.  

Creemos sin duda que la Mesa de Conversaciones de La Habana, en su tarea de logar la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, necesita del respaldo y promoción de las fuerzas vivas del Foro de Sao Paulo.

Invitamos a ustedes, hombres y mujeres con visión de Patria Grande, a solidarizarse en sus países, en Nuestra América y en mundo, de acuerdo a sus posibilidades, desde la amplificación y fluidez de la información cierta, tanto a nivel popular como institucional, hasta las acciones que con su sabiduría decidan, lo cual será una forma de contribuir a este noble propósito.

Éxitos en las tareas del XX Encuentro del Foro de Sao Paulo.

Compatriotas,

Comisión Internacional de las FARC-Ejército del Pueblo

volver arriba