Menu
PdelosC

PdelosC

URL del sitio web:

Saludo al Partido Comunista del Perú-Patria Roja

Camaradas del Partido Comunista del Perú Patria Roja          

Queridos camaradas: Reciban el saludo del Partido de los Comunistas, en esta celebración del 90 aniversario de la fundación del Partido Comunista del Perú Patria Roja. Conocemos del proceso por el que han pasado para enarbolar con orgullo la bandera del Comunismo y la ideología Marxista Leninista heredada y aplicada genialmente en las condiciones de su patria por uno de los filósofos más destacados de américa latina como fue José Carlos Mariátegui, que mediante el pensamiento crítico planteó el método marxista como una interpretación revolucionaria de la realidad objetiva, y bajo esta concepción creó los siete ensayos de interpretación de la realidad Peruana escritos en 1928 y plasmados en  programa revolucionario del partido. El pensamiento y acción de Mariátegui cobra vigencia en nuestro continente pues hay que introducirse en el universo indígena comprendiendo la originalidad del indoamericanismo, colocando el problema del indio en correspondencia con el problema de la tierra (territorio) derecho inalienable y única forma de romper con la feudalidad.

El planteamiento de Mariátegui reafirma la recuperación de la civilización originaria de las etnias y pueblos indios. Esta Categoría pueblo-civilización es lo que Mariátegui considera el eslabón, para la alianza obrero-campesina y crea el medio para implantar la ideología socialista. Pueblo-civilización pasa así a ser sujeto histórico, no objeto de concientización.   

En la nación Mexicana el Partido de los Comunistas hace suyas las tesis de Mariátegui respecto a los pueblos originarios y al igual que él nos hemos introducido en el universo indígena, como camino para romper con todas las formas de colonialismo y la oprobiosa ideología burguesa, como organización comunista revolucionaria hemos caminado juntos con los pueblos originarios por más de doce años en alianza con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional adhiriéndonos a partir del año 2005 a la VI Declaración de la Selva Lacandona y hemos concluido con la tesis que para rescatar a la Nación Mexicana y crear un nuevo sistema de la vida social se tiene que contar con cuatro referentes fundamentales, los pueblos originarios, la raza mestiza producto del ultraje desposeída, el proletariado fabril moderno  y los comunistas.

Estos referentes unidos podrán lograr la articulación de la Nación Mexicana para entrar a la construcción de una sociedad que termine con la explotación del hombre por el hombre objetivo fundamental del nuevo humanismo y forma política para acabar con la contradicción antagónica de la lucha de clases.

Camaradas les deseamos éxito en esta celebración del 90 aniversario de su partido, esperando estrechar más nuestra relación e intercambio de experiencias, así como trabajar juntos en el fortalecimiento y relaciones con todos los partidos comunistas y obreros de nuestra América y del mundo.

 

¡P R O L E T A R I O S   D E   T O D O S   L O S   P A I S E S   U N I O S!

Partido de los Comunistas    

 Fernando Acosta Esquivel

   Secretario de Relaciones Internacionales

México a 17 de Octubre de 2018

PRONUNCIAMIENTO DE LA SEGUNDA ASAMBLEA NACIONAL DEL CONGRESO NACIONAL INDÍGENA-CONCEJO INDÍGENA DE GOBIERNO

A las Redes de Apoyo al Concejo Indígena de Gobierno

A la Sexta Nacional e Internacional

A los pueblos de México y el mundo

 

Hermanas, hermanos:

Desde la Segunda Asamblea Plenaria del Congreso Nacional Indígena y el Concejo Indígena de Gobierno, llevada a cabo del 11 al 14 de octubre en el CIDECI-UNITIERRA, San Cristóbal de las Casas, Chiapas, nos dirigimos respetuosamente a las y los compañer@s, que conforman las Redes de Apoyo al CIG, a los pueblos de este país y del mundo para vernos, consultarnos y emprender nuevos pasos para la construcción del nuevo mundo que necesitamos.

Lo decimos con urgencia, porque los que somos pueblos originarios, en nuestra lucha en contra de la profunda enfermedad causada por el capitalismo, tejemos la vida, pues es la encomienda que recibimos de nuestros antepasados. Eso, para nosotros es construir la vida y hacerla crecer en cada rincón, con una esperanza que apueste por la memoria y por los tiempos venideros. Nos tejemos en colectivo como pueblo y en ese trabajo nos tejemos también como personas.

Somos redes en nuestras localidades donde buscamos en colectivo tener una sola palabra que sea espejo de nuestra madre tierra, de su latido y de su vida. Somos redes de redes en nuestras comunidades y regiones que son colectivos de colectivos, donde encontramos una sola otra palabra, que entre los nuestros, escuchamos con atención porque sigue siendo lo que decidimos libremente ser, eso es nuestra lucha permanente y por eso la respetamos y honramos, haciéndola nuestro gobierno, no ahorita sino siempre, porque de nuestras diferencias surge el acuerdo colectivo. O sea, de nuestro ser diferentes surgimos como uno solo, como los pueblos que somos y es por eso que también honramos nuestras diferencias.

Así, cuando por acuerdo del Quinto Congreso Nacional Indígena decidimos conformar un Concejo Indígena de Gobierno, no fue vacilando, ni pretendiendo que todos sean como nosotros, ni queriendo decir a nadie qué hacer, sino para decir al mundo que no es cierto que el gobierno deba ser para destruir, sino para construir. No es cierto que el gobierno deba ser para servirse, sino para servir. Debe ser espejo de lo que somos cuando soñamos decidiendo nuestro destino, y no la mentira que nos suplanta para decir en nuestro nombre que quiere ver muerto todo a su alrededor.

A eso que tejemos, le llamamos organización y es el territorio que defendemos, es la lengua que hablamos y nos negamos a perder, es la identidad que no olvidamos y que engrandecemos con la lucha. Pero resulta que es también lo que los dueños del dinero necesitan para destruir y convertir en más dinero, para hacerlo mercancías con la explotación, con la pobreza, la enfermedad y con la muerte de muchos otros millones de personas que no son de nuestros pueblos y que viven en las ciudades y en el campo. O sea, tampoco es cierto que la muerte, la represión, el despojo y el desprecio sea sólo para nosotras y nosotros los originarios.

Por eso, ejercer la autonomía con nuestras formas ancestrales de caminar preguntándonos, es la única puerta para poder seguir haciendo de la vida, nuestro camino irrenunciable, pues afuera todo se acomodó para afianzar el terror y la ganancia de los poderosos. En ese contexto, aunque nuestra libre determinación sea reconocida en sus leyes viciadas, no hay forma de que se detenga, o siquiera se frene la acumulación capitalista basada en nuestro exterminio. Esto será posible hasta que se desmonte la finca, la hacienda, la fábrica, el campo de concentración o el cementerio, en lo que han convertido nuestro país y nuestro mundo.

El Concejo Indígena de Gobierno es la forma de honrar nuestras diferencias, para encontrar ahí la palabra en la que nos reflejemos, y que sea un verdadero gobierno. Lo otro, eso a lo que arriba llaman Estado Mexicano, es sólo una mentira hecha para imponer, reprimir y ocultar la muerte que ya se nos desborda haciendo evidente el engaño. Es decir, no son más que una banda de rateros que fingen ser institución de derecha o de izquierda. En cualquier caso, traen la guerra consigo y por más que la maquillen también se les desborda, porque el patrón es el patrón.

Pero abajo, no tenemos más que defender la vida con o sin las mentiras del gobierno que sale, del gobierno que entra, porque las palabras sobran cuando se amenaza a los pueblos Binniza, Chontal, Ikoots, Mixe, Zoque, Nahua y Popoluca del Istmo de Tehuantepec con sus proyectos trasístmicos y la expansión de las Zonas Económicas Especiales, a los pueblos Mayas con su proyecto de tren capitalista que despoja y destruye a su paso la tierra. Las palabras sobran ante la anunciada siembra de un millón de hectáreas con árboles frutales y maderables en el sur del país, ante la ilegal y amañada consulta para la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, o ante la oferta para que sigan invirtiendo las empresas mineras que tienen concesionadas grandes extensiones de los territorios indígenas. Las palabras sobran cuando sin consultar a nuestros pueblos el futuro gobierno impone la creación, al estilo del viejo indigenismo, del Instituto Nacional  de Pueblos Indígenas, comandado por los desertores de nuestra larga lucha de resistencia.

Las palabras sobran cuando vemos el cinismo con que son entregados los pueblos de México a los intereses de Estados Unidos a través del Tratado de Libre Comercio, mismo que promete ratificar el futuro gobierno de López Obrador, quien en uno de sus primeros discursos no dudó en ratificar la continuidad en la actual política monetaria y fiscal, es decir, continuidad en la política neoliberal, la cual será garantizada con el anuncio de que las corporaciones militares seguirán en las calles y con la pretensión de reclutar 50 mil jóvenes para las filas armadas que han servido para reprimir, despojar y sembrar el terror en toda la nación.

Cuando nuestras demandas fueron parar esta guerra y que los derechos de los pueblos indígenas se reconocieran en la constitución mexicana, traducidos en los Acuerdos de San Andrés, fuimos traicionados porque el patrón que no vemos y que es a quien sirven los que dicen gobernar, ordenó tender sobre nosotros muchas leyes que hacen legal robarnos con violencia la tierra, programas para dividirnos y hacernos pelear entre nosotros, sembrar el desprecio y el racismo hacia todas las direcciones. Entonces, las palabras sobran también cuando con cinismo hablan de reconocer en sus leyes profundamente podridas los Acuerdos de San Andrés o nuestra libre determinación, sin siquiera tocar el asesino montaje capitalista que es el Estado Mexicano.

De aprobarse los Acuerdos de San Andrés en el actual contexto, estando vigentes las sucesivas reformas al artículo 27 constitucional, que han transformado la tierra en mercancía y han puesto las riquezas del subsuelo en manos de las grandes empresas, sin acabar con los regímenes de concesiones de aguas, minería, bienes nacionales e hidrocarburos, sin imponer límites al poder imperial derogando el actual Tratado de Libre Comercio y limitando severamente a las grandes corporaciones trasnacionales, sin destruir el control que los grandes cárteles de la delincuencia ejercen, apoyados en las corporaciones militares, sobre nuestros territorios, estaremos viviendo, en el mejor de los casos, una burda ilusión, que nos oculta la embestida del dinero contra nuestros pueblos.

Nosotros, en el Congreso Nacional Indígena-Concejo Indígena de Gobierno, no tenemos duda y no seremos parte de ninguna transformación exponencial capitalista, que con sus prácticas viciadas, tiene su mirada puesta en nuestros territorios. No seremos parte de su mentira sedienta de nuestra sangre y nuestro extermino.

Es por eso, que acordamos seguir construyendo la organización que se convierta en un gobierno propio, autónomo y rebelde, con compañeras y compañeros de otras geografías, para romper en colectivo la inercia que nos imponen, para ver entre todos por donde viene la tormenta y en medio de ella no dejar de tejer, hasta que nuestro tejido se junte con los otros, que brotan por todos los rincones de México y el mundo para que se hagan concejos, que juntos, seamos concejo de gobierno con las redes del apoyo al CIG. Que se desdoblen con sus propias formas y su propia identidad en el campo y la ciudad sin importar las fronteras.

Acordamos consultar en nuestras comunidades, pueblos, naciones, tribus y barrios las formas y modos de construir junto con las redes de redes, chiquitas y grandes, una coordinación que nos enriquezca en el apoyo y la solidaridad, que haga de nuestras diferencias nuestra fuerza, en redes de resistencia y rebeldía con la palabra que nos hace ser uno solo, de manera respetuosa y horizontal.

Y como es de por si nuestro modo, cada paso depende de lo que mero abajo acordemos, por lo que llevaremos a nuestras regiones estos resolutivos para ser consensados, y que la palabra colectiva que nos hace ser lo que somos, nos marque el ritmo, el modo y la dirección.

Nuestros pasos dependerán también de lo que mero abajo en colectivo decidan los otros y las otras, los maestros, estudiantes, mujeres, trabajadores del campo y la ciudad, de todos lo que en medio de la guerra capitalista también han decido tejer la organización que eche abajo la muerte y la destrucción en la que los capitalistas solo ven ganancias. Si es su decisión, de abajo y autónoma, les llamamos a que consulten de manera seria y comprometida al interior de sus organizaciones y colectivos si es o no necesario para ustedes conformar su Concejo de Gobierno.

Si así lo deciden, en consecuencia a nuestro llamado para hacer retemblar la tierra con la organización de abajo y a la izquierda, siempre contarán con nuestra palabra compañera, desinteresada y solidaria. Compañer@s no serán pasos fáciles, ni rápidos, pero estamos convencidos de que se nacerán profundas grietas para desmontar el poder de arriba.

En su momento y de acuerdo a la consulta que realicemos en nuestras comunidades, el CNI-CIG discutiremos la incorporación a algo más grande, que sea capaz de incorporar nuestras luchas, pensamientos e identidades. Algo más grande que se haga fuerte con las visiones, modos, formas y tiempos de cada quien.

Hermanas, hermanos es esta nuestra palabra colectiva, que sigue llamando a la organización de abajo para defender la vida, y sanarnos junto con nuestra madre la tierra.

 

Desde CIDECI-UNITIERRA, San Cristóbal de las Casas, Chiapas

A 14 de octubre de 2018

Por la Reconstitución Integral de Nuestros Pueblos

Nunca Más Un México Sin Nosotros

Congreso Nacional Indígena

Concejo Indígena de Gobierno

Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Los ideales del Ché Guevara presidirán todos los pueblos de América*

*8 de octubre de 1987. Intervención de Alejandro Gascón Mercado en la Cámara de Diputados Federal sobre el Ché Guevara a 20 años de su asesinato. 

Señoras y señores y Diputados:

Hace unas horas la mayoría de esta Cámara negó un minuto de silencio al Ché Guevara y creo que tuvo razón, porque el Ché Guevara vive y no es de minutos de silencio; hay mucho ruido alrededor de la acción del Ché Guevara, los guerrilleros, los combatientes en Guatemala, en el Salvador, en Nicaragua, no tienen minutos de silencio para el Ché Guevara, tienen acciones que siguen el ejemplo del Ché Guevara por eso no es extraño que todavía no se entienda mucho de la personalidad de Ernesto Guevara. 

Él vivió 39 años y en 39 años conmovió al mundo, nadie puede negar esto, fue asesinado hace 20 años en Bolivia, hoy se cumplen 20 años en que fue capturado, mañana se cumplirán 20 años de haber sido asesinado a mansalva, sin que sus enemigos hubieran estado a la altura de sus plantas, de las plantas de sus pies. 

Ernesto Guevara pertenece ya a la historia universal, eso nadie lo puede negar, y sus asesinos, sus delatores, quienes lo traicionaron ¿Qué son? Insectos, alacranes, cerdos que no tienen historia, que no los registrará la historia porque nadie recuerda a los asesinos de Morelos, porque no tienen rostro, porque este tipo de hombres tienen la posibilidad hasta de desaparecer a aquellos que los han agredido. 

¿Cuáles es el delito del Ché? El delito del Ché es aspirar a que los hombres sean libres, y particularmente a aspirar a que los latinoamericanos, caribeños, los asiáticos, los africanos, seamos libres del imperialismo, y particularmente del imperialismo americano, ese es el delito del Ché. 

Pero no es extraño el comportamiento de algunos para el Ché, no es extraño. Muchas dificultades tuvo Francisco Villa para que su nombre llegara hasta esta Cámara. Hasta hoy ha sido imposible que el nombre de Ricardo Flores Magón, el revolucionario más puro de México, esté en los muros de esta Cámara, no ha podido llegar Ricardo Flores Magón, y por eso todavía no hay el reconocimiento total de muchos americanos hacia este hombre que sigue en combate, que no es un hombre muerto, que es un combatiente vivo. 

A pesar de todo Nicaragua ganará, los revolucionarios salvadoreños ganarán, los revolucionarios guatemaltecos ganarán y mucho tienen que ver en esto los símbolos, las inspiraciones de estos hombres y en esto el Ché Guevara pertenece a esta inspiración. 

Hace 20 años, muchos no comprendían la personalidad de Ernesto Guevara a pesar de que había sido combatiente en Guatemala, a pesar de que había sido combatiente en México, a pesar de que había sido combatiente en Cuba, a pesar de que había sido combatiente en África y Asia, a pesar de que había sido combatiente en Bolivia, también parte de su patria porque su patria fue américa, y porque gran parte de su acción era para desaparecer las fronteras artificiales que hombres interesados han puesto a nuestros pueblos. 

¿Cuál es la diferencia entre peruanos y mexicanos, entre salvadoreños y mexicanos? ¿Por qué las barreras artificiales si tenemos el mismo territorio, el mismo idioma, las mismas costumbres esencialmente? Esas eran las que quería tumbar el ché Guevara. 

Pero iba más allá, romper las fronteras de la humanidad y el hombre del futuro las romperá, porque todavía vivimos en una actitud primitiva en que queremos parcelar nuestro patrimonio físico y espiritual. 

Pertenecemos a un hombre interior todavía, que no solamente se agrede a sí mismo o pelea permanentemente entre unos con otros, sino que permitimos que la cultura, que los sentimientos pretendan encerrarse en lotes que las ideas siempre violan. 

Ese es uno de los méritos del Ché Guevara, haber puesto  a discusión los derechos a la libertad de saber, a tener la posibilidad de vivir con plenitud, sin cadenas, por eso vivió y por eso murió y por eso algunos desniegan la posibilidad de recordarlo. 

Pero el Ché Guevara existe a pesar de los acuerdos de la asamblea o de las reuniones. 

Los que lo asesinaron, murieron antes de fallecer. El Ché Guevara reencarnó en los luchadores de cada pueblo de américa, de Asia y de África. 

Eso es lo distinto, claro que en otro orden de ideas tenemos que aceptar que un movimiento revolucionario debe surgir de la realidad y de la entraña misma del pueblo, que no se pueden trasladar emociones, experiencias de manera simple, para la lucha revolucionaria. Tenemos que aprender que las ideas universales son aplicables a todos, pero que tienen que nutrirse en las ideas particulares de cada pueblo. 

Los marxistas-leninistas tenemos razón. Pero para ser eficientes tenemos que ser villistas y floresmagonistas. Aquí en este país para la lucha por el socialismo, floresmagonismo y villismo sin marxismo-leninismo no funciona; y marxismo-leninismo sin floresmagonismo-villismo tampoco. 

Entiendo que nosotros tenemos el derecho de luchar por la liberación del hombre en cualquier parte de la tierra. Ese fue el derecho que defendió Ernesto Ché Guevara.

Se me había antojado pedir otra vez un minuto de silencio para el Ché. Pero pensé, finalmente, que no lo merece, que el combate sigue, la actitud de victoria del Ché se está imponiendo en el Continente Americano, el imperialismo cada día, a pesar de todo, está cavando su tumba y la liberación de estos pueblos no la va a detener nadie, nadie absolutamente la va a detener, porque eso está condenado por la historia; como se dice, hay expresiones, hay hombres que están condenados a la victoria y el Ché Guevara, lo proclamo desde esta tribuna, está condenado a la victoria; sus ideales presidirán todos los pueblos de América. (Aplausos)

Palabras por los 43

Palabras del compañero Rafael Castañeda Pineda, miembro del Comité Central del Partido de los Comunistas en la plaza principal de Tepic el 26 de septiembre en el acto por los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

 

¿Dónde están los muchachos?

No lo sabemos. Lo imaginamos, a veces con alegría y otras con tristeza. No lo sabemos de cierto. Nos han dicho tantas mentiras. Se han burlado de nosotros hasta el cansancio. Unos y otros. En muchos lados.

¿Donde están los estudiantes, los compañeros, los 43?

No lo sabemos. A 4 años los seguimos buscando. Seguimos en las calles, en las plazas, en los trabajos, en las escuelas, en las redes sociales. Pasándoles lista, leyendo sobre la noche de Iguala. Atentos a los periódicos, las declaraciones, la televisión, el internet.

¿Donde están los 43?

No lo sabemos. Pero sería un acto de justicia nombrarlos. Uno a uno. Porque no son una cifra. Por encima del estandarte y consigna de lucha que ha significado para todos nosotros el número de cuarenta y tres, jamás debemos olvidar sus nombres. Son 43 nombres, que tienes 86 padres, y un sinnúmero de hermanos primos, tíos, amigos. Y sobre todo son 43 sueños. 43 hogares destruidos. 43 silla vacías: en la escuela, en la casa, en todos lados.

¿Por cierto, a alguien le importará que 43 jóvenes ya no estén en esta sociedad?

Al sistema que domina el mundo parece no importarle la vida de millones de seres humanos. Parece no importarle la naturaleza, el planeta. Parece no importarle nada, a excepción de la ganancia.

Los que gobiernan el mundo. Que son un puñado de criminales. Desean desaparecer de la faz de la tierra a miles de millones de seres humanos a los que nos han catalogado como población sobrante. Es decir, que sobramos en la vida. Y piensan desaparecernos, asesinarnos. Porque encima de todo, en ese grupo de sobrantes, en ese inmenso grupo de seres humanos, existimos quienes resistimos y nos rebelamos.

Por eso hoy existimos un grupo de seres humanos, de mexicanos, de nayaritas, que hoy 26 de septiembre podemos decir a cuatro años que no olvidamos y no perdonamos.

Los de allá arriba. Los poderosos y su servidumbre quieren que olvidemos. Pero nosotros que abajo resistimos decimos que no olvidaremos ninguna ofensa, ningún agravio, ningún dolor. Y tampoco perdonaremos, porque haremos que algún día paguen todo. Como lo dijo el EZLN:

“El mundo y su historia se llenan así de ausencias,

Y esas ausencias se hacen murmullo, palabra fuerte, grito, alarido.

No gritamos por lamento.  No lloramos por pena.  No murmuramos por resignación.

Es para que quienes faltan encuentren el camino de regreso.

Para que sepan que están aunque falten.

Para que no olviden que no olvidamos.

Por eso: por el dolor, por la rabia, por la verdad, por la justicia.

Por Ayotzinapa y todos los Ayotzinapas que hieren los calendarios y geografías de abajo.

Por eso la resistencia.

Por eso la rebeldía.

Porque llegará el tiempo en que paguen quienes nos deben todo.

Pagará quien persiguió, pagará quien encarceló, pagará quien golpeó y torturó.  Pagará quien impuso la desesperación de la desaparición forzada.  Pagará quien asesinó.

Porque el sistema que creó, alimentó, cobijó y protegió el crimen que se viste de mal gobierno, será destruido.  No maquillado, no reformado, no modernizado.  Demolido, destruido, acabado, sepultado será.

Por eso en este tiempo nuestro mensaje no es de consuelo ni de resignación para quienes se duelen por una o muchas ausencias.

De rabia es nuestro mensaje, de coraje.

Porque conocemos ese mismo dolor.

Porque tenemos en las entrañas la misma rabia.

Porque, siendo diferentes, así nos parecemos.

Por eso nuestra resistencia, por eso nuestra rebeldía.

Por el dolor y la rabia.

Por la verdad y la justicia.

Por eso:

No claudicar.  No venderse.  No rendirse.”

No sabemos dónde están nuestros compañeros estudiantes de la escuela normal rural de Ayotzinapa Isidro Burgos.

Pero si sabemos dónde no están.

No están en su casa. En su cuarto. En su escuela. En los brazos de sus seres queridos.

No están tampoco en el triunfo de la llamada democracia. No están en el flamante congreso de la unión por más que cuenten hasta 43. No están en los foros de pacificación y reconciliación nacional.

Nuestra pregunta: ¿Estarán el 1 de diciembre en Palacio Nacional? ¿Estarán en el presupuesto del nuevo gobierno? ¿Su búsqueda estará al mismo nivel del cumplimiento del pago de la Deuda Externa? ¿De los acuerdos comerciales con EEUU? ¿Importaran igual o más que la construcción de un desarrollo turístico llamado Tren Maya que arrasará pueblos, comunidades, flora y fauna? ¿Estará su búsqueda al mismo nivel que los negocios del socio del asesino Pinochet llamado Alfonso Romo?

¿Que apellidos pesaran más en el nuevo gobierno?

Los Hernández, los Vázquez, los Cruz, los González; los apellidos de los 43 jóvenes desaparecidos.

O los Larrea Mota Velasco, los Slim, los Bailleres, los Aramburuzavala, los Salinas, los Arango, los Azcárraga; los apellidos de los ricos de este país.

Retamos a los que hoy se dicen ser los representantes de la voluntad del pueblo de México, a que nos digan la verdad y que hagan justicia. Que empiecen con esa acción de gobierno, que nos diga donde están nuestros compañeros. Y que metan a la cárcel a Peña Nieto como el primer responsable. Y si no lo hacen pues que nos vaya conociendo porque seguiremos en las calles y en la plazas hasta encontrar la verdad y hasta que se haga justicia. Justicia verdadera.

 

Compañeros: Hoy estamos aquí para nombrar los  6 asesinados, de los que poco hablan:

1. Julio César Mondragón Fontes; estudiante torturado y desollado.

2. Daniel Solís Gallardo; estudiante.

3. Julio César Ramírez Nava; estudiante.

4. David Josué García Evangelista; futbolista, integrante del equipo de fútbol de tercera división, Los Avispones.

5. Víctor Manuel Lugo Ortiz; chofer del autobús que transportaba al equipo de fútbol.

6. Blanca Montiel Sánchez; pasajera de un taxi atrapado en el ataque.

Y por supuesto estamos aquí para nombrar a nuestros estudiantes desaparecidos que no olvidamos:

1. Abel García Hernández

2. Abelardo Vázquez Peniten

3. Adán Abrajan de la Cruz

4. Antonio Santana Maestro

5, Alexander Mora Venancio

6. Benjamín Ascencio Bautista

7. Bernardo Flores Alcaraz

8. Carlos Iván Ramírez Villarreal

9. Carlos Lorenzo Hernández Muñoz

10. César Manuel González Hernández

11.Christian Alfonso Rodríguez Telumbre

12. Christian Tomas Colón Garnica

13. Cutberto Ortiz Ramos

14. Dorian González Parral

15. Emiliano Alen Gaspar de la Cruz

16. Everardo Rodríguez Bello

17. Felipe Arnulfo Rosas

18. Giovanni Galindes Guerrero

19. Israel Caballero Sánchez

20. Israel Jacinto Lugardo

21. Jesús Jovany Rodríguez Tlatempa

22. Jhosivani Guerrero de la Cruz

23. Jonas Trujillo González

24. Jorge Álvarez Nava

25. Jorge Aníbal Cruz Mendoza

26. Jorge Antonio Tizapa Legideño

27. Jorge Luis González Parral

28. José Ángel Campos Cantor

29. José Ángel Navarrete González

30.José Eduardo Bartolo Tlatempa

31.José Luís Luna Torres

32. Julio César López Patolzin

33. Leonel Castro Abarca

34. Luis Ángel Abarca Carrillo

35.Luis Ángel Francisco Arzola

36. Magdaleno Rubén Lauro Villegas

37. Marcial Pablo Baranda

38. Marco Antonio Gómez Molina

39. Martín Getsemany Sánchez García

40. Mauricio Ortega Valerio

41. Miguel Ángel Hernández Martínez

42. Miguel Ángel Mendoza Zacarías

43.Saúl Bruno García

¡Porque vivos los llevaron…vivos los queremos¡

Gracias por haberme escuchado.

Suscribirse a este canal RSS