Menu

1º de Mayo de 2020, Día Internacional de los Trabajadores

  • Escrito por 
1º de Mayo de 2020, Día Internacional de los Trabajadores

  

1º de Mayo de 2020, Día Internacional de los Trabajadores.

 

A la clase obrera de México y del mundo.

Hace 172 años que la clase obrera decidió salir de la lucha clandestina por lo que, mediante un manifiesto, llamó al proletariado mundial a organizarse políticamente, es decir como clase beligerante, para destruir al sistema capitalista, crear un nuevo sistema de la vida social, socializar los medios de producción, crear un Estado socialista y terminar con la explotación del hombre por el hombre.

En aquel entonces, los trabajadores crearon ligas, que fueron multiplicándose hasta crear la Liga de los Justos, que posteriormente se convirtió en la Liga de los Comunistas, que entre 1847 y 1848 les encargó a Carlos Marx y a Federico Engels que redactaran un Manifiesto, en el que llamaron a todos los proletarios del mundo a unirse, a fin de construir una fuerza política organizada que luchara abiertamente contra la burguesía.

Así surgió el “Manifiesto del Partido Comunista”, publicado en Londres el 21 febrero de 1848, rubricado con la famosa consigna “Proletarios de todos los países, Uníos”.

Posteriormente, en 1864 crearon la Asociación Internacional de Trabajadores, conocida también como “Primera Internacional”, que planteó la necesidad de una acción unitaria del proletariado y la organización de la clase obrera, la lucha por la emancipación económica y por la abolición de la sociedad clasista, por la abolición de la explotación infantil y mejora de las condiciones laborales de la mujer, la solidaridad internacional obrera, el reconocimiento de la importancia del movimiento sindical, la huelga como instrumento de lucha y la abolición de la propiedad privada de los bienes de producción y de los ejércitos permanentes. La clase obrera mundial hizo suyas las demandas de la Primera Internacional.

Este es el origen de la lucha de la clase obrera, que sigue vigente hasta el día de hoy.

Hace 134 años que los Mártires de Chicago: George Engel, Adolph Fischer, Samuel Fielden, Albert Parson, Louis Lingg, Michael Schwab, August Spies y Oscar Neebe, organizaron una huelga por las terribles condiciones de explotación que sufrían los trabajadores, con jornadas de hasta 16 horas diarias de trabajo. La demanda que unió definitivamente a los obreros fue por una jornada de 8 horas de trabajo, 8 horas para descansar y 8 horas para disfrutar.

Este 1° de mayo de 2020 presenta para los trabajadores y los pueblos del mundo gravísimos problemas sanitarios y económicos, provocados por la profunda crisis sistémica capitalista y por la creciente enfermedad del COVID-19, que a la fecha afecta a más 3 millones de seres humanos y ha provocado centenas de miles de lamentables fallecimientos.

La pandemia provocada por el Coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2) ha mostrado la incapacidad de los sistemas de salud y económico del capitalismo, en la adopción de eficaces medidas de prevención y protección de la salud y la vida de los seres humanos porque, frente a la pandemia y sus efectos, los gobernantes del mundo anteponen sus intereses de carácter económico y financiero, antes que la salvaguarda de la salud, la vida y los derechos laborales de los trabajadores.

La pandemia ha dejado claro que en la mayor parte de los países capitalistas tenemos sistemas de salud pública destruidos. Ha desenmascarado fehacientemente las políticas neoliberales, que han privatizado la salud y la educación, han precarizado el trabajo, profundizando la pobreza por los miserables salarios y condiciones de trabajo, nos ha despojado de nuestro territorio nacional y generado más violencia social y familiar, a fin de favorecer la rentabilidad especulativa de la multinacionales.

En México hasta el gobierno reconoce que la mitad de la población vive en condiciones de pobreza, que en la cadena productiva viven en la informalidad y que tienen que salir a trabajar porque viven al día. Por lo tanto, 60 millones de mexicanos son los más vulnerables por el contagio del Coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2).

No podemos estar de acuerdo en la suspensión de garantías individuales, como medida sanitaria contra la pandemia, ni tampoco con el despido masivo de los trabajadores ni con la reducción de sus salarios.

Este 1º de Mayo debemos honrar a los millones de trabajadores de salud pública de todo el mundo, que en condiciones de carencias materiales y hasta de agresiones como en México, ponen en alto su espíritu profesional de salvar la vida humana a costa de la propia.

Este 1º de Mayo saludamos al pueblo de Cuba y su Revolución, que en las condiciones de bloqueo comercial, económico y financiero, como siempre, solidariamente comparten lo que tienen con la humanidad enviando brigadas de médicos y trabajadores de la salud a catorce países, para combatir codo a codo la pandemia. De igual forma reconocemos el esfuerzo del pueblo chino en la lucha mundial por contener esta pandemia, que al igual que el pueblo vietnamita mostraron al mundo su gran organización social y comunitaria como forma eficaz de mitigar la propagación del virus maligno (SARS-CoV-2).

Saludamos la trayectoria histórica de la Federación Sindical Mundial, su lucha por reducir la jornada de trabajo y por el uso de la ciencia y la tecnología en favor de los trabajadores, no en beneficio de los monopolios. De igual manera ponderamos la organización, acciones unitarias y programa de lucha de la Nueva Central de Trabajadores en México.

Hoy que el capitalismo experimenta una de sus mayores crisis estructurales y responde a esta pandemia con desempleo, incertidumbre y miedo, consideramos que es el momento de exigir atención sanitaria y médica suficiente, digna y gratuita para garantizar la salud y la vida. Es el momento de exigir jornadas más cortas de trabajo y más salario. Es el momento de defender la vida. También es el momento de organizar, luchar y agruparse en sindicatos revolucionarios de clase. Además, es el momento en el que los trabajadores del campo y la ciudad debemos estar unidos y solidarios. Y por supuesto es el momento en que los trabajadores debemos mirar hacia en futro y luchar por el Socialismo.

 

¡Viva la unidad obrera y sindical!

¡Viva el internacionalismo proletario!

¡Viva el Día de los Trabajadores, el 1º de Mayo!

¡La crisis económica y de salud no debe pagarla el pueblo trabajador!

¡La lucha sigue y sigue!

 

¡Proletarios de todos los países, Uníos!

Ciudad de México, a 1º de Mayo de 2020.

 

El Partido de los Comunistas.

volver arriba