Menu

Opiniones Diversas

  • Escrito por 
Opiniones Diversas

Opiniones Diversas

Por Salvador Castañeda O’Connor

Coldwell, Nombre de Pirata

Quienes gobiernan al país a nombre del imperialismo van a entregar formalmente nuestro petróleo y nuestra industria petrolera a los monopolios globales,  no porque tengan derecho, sino porque pueden hacerlo al amparo de los misiles norteamericanos. Los bienes y derechos de la Nación son inalienables no solo porque lo dice la Constitución, SINO FUNDAMENTALMENTE PORQUE LE SON INHERENTES Y NO PUEDEN SER DE NADIE MÁS. Los artículos 27 y 28 Constitucionales en su parte relativa al inventario del patrimonio nacional no pueden ser modificados por nadie  y mucho menos por un Congreso integrado por golpistas y traidores.

Derrocar al mal gobierno, única solución

Lo que vayan a hacer con PEMEX el gobierno o la oposición pactante, será contrario a los intereses de la Nación. Si el petróleo y la industria petrolera se entregan formalmente a los monopolios globales, al imperialismo, malo; si se quedan bajo el control del llamado Estado mexicano, malo, porque éste está integrado por traidores a la patria que sirven dócilmente al imperialismo. Los bienes de la nación son inalienables porque le son inherentes, pero se necesita que otros hombres, más hombres y más patriotas, que los actuales gobernantes u opositores  representen a la nación mexicana. Se necesita una revolución.

 

El petróleo siempre será de México.

 

Hace algunos años el antropólogo Alfonso Caso, comentó frente al robo de una pieza muy valiosa del arte precolombino, que esa joya es y seguiria siendo propiedad de la Nación, sin importar que un particular la estuviera disfrutando en su museo particular; que éste siempre seria considerado como un simple custodio ilegal, independientemente de los delitos que hubiese cometido; y que la Nación siempre podría recupera dicha pieza arqueológica

 En el caso del petróleo y la industria petrolera podrá la Nación recuperarlos de manos de los monopolios globales, quienes responderán por los delitos cometidos y pagarán los daños y perjuicios por el aprovechamiento indebido de una riqueza que no les corresponde. Al tiempo que los custodios mexicanos que toleraron tal despojo, serán severamente castigados por traidores a la patria.

volver arriba