Menu

Posicionamiento del Partido de los Comunistas en torno a la Reforma Energética

  • Escrito por 
Posicionamiento del Partido de los Comunistas en torno a la Reforma Energética

A LOS TRABAJADORES

A LOS PUEBLOS DE MÉXICO Y EL MUNDO

             El Partido de los Comunistas, integrado con trabajadores manuales e intelectuales del campo y de la ciudad, ha formado parte desde siempre del gran movimiento que los pueblos indígenas, los sindicatos independientes, los maestros y otros mexicanos patriotas han emprendido contra el proceso privatizador del sector energético, la educación, así como de otras acciones regresivas, antiobreras y antinacionales del mal gobierno y hace suyas las manifestaciones y protestas  que los trabajadores   vienen desarrollando  en la capital y el resto del país.

            No es que las autoridades mexicanas sean ciegas ni sordas ante los reclamos de los maestros, de los obreros, de los indígenas, de los mexicanos que nos oponemos a las reformas laboral, educativa, fiscal y  energética, lo que pasa es que tienen que obedecer, sin réplica, las instrucciones del imperio.

            La verdadera crisis es del sistema que ha convertido a nuestra patria en una colonia de los Estados Unidos, frente a esa crisis la única solución válida es la lucha por la liberación nacional.

            El Partido de los Comunistas rechaza todo intento de las autoridades de seguir impulsando el proceso de privatización del sector energético, pretendiendo legalizar el atraco mediante reformas ilegales  e inmorales al texto de la Constitución.

             Los bienes y derechos de la Nación son por su propia naturaleza inalienables e inembargables. Son inherentes a la Nación y no pueden ser de nadie más. Los artículos 27 y 28 constitucionales en su parte relativa al inventario del patrimonio nacional no pueden ser modificados por nadie y menos por un Congreso integrado por golpistas y traidores.

             Diversos sectores de la población donde participan personalidades del mundo político e intelectual, se están manifestando con fuerza en contra de la pretensión del gobierno de privatizar PEMEX y la industria eléctrica, pero lo grave es que al margen de las formalidades constitucionales, la mayor parte del sector energético ya fue privatizado desde hace muchos años.

             Desde que surgimos, el Partido de los Comunistas y otras fuerzas sindicales y políticas, como el Sindicato Mexicano de Electricistas que ha sufrido la desaparición de Luz y Fuerza del Centro, hemos luchando contra ello, consiguiendo apenas que  se difieran las reformas constitucionales, mas no el proceso privatizador.

            La expropiación y nacionalización del petróleo fue un acto cumbre de la madurez de la nación mexicana, impulsado por la clase obrera, que cumplió con los objetivos de una revolución democrático burguesa, objetivos que posteriormente la burguesía traicionó para entregar nuestras riquezas a los grandes monopolios internacionales.

            La solución no es solo impedir la reforma energética porque los que actualmente gobiernan al país, testaferros del imperialismo, seguirían siendo los que dispongan de nuestro petróleo y de todo el sector energético como falsos representantes de la nación mexicana: Es necesario ir más allá y convertir una reivindicación patriótica y justa en una lucha revolucionaria contra el sistema y por la liberación nacional.

 

México, septiembre del 2013. 

 PROLETARIOS DE TODOS LOS PAÍSES, UNÍOS 

DIRECCIÓN COLECTIVA

Fernando Acosta Esquivel, Salvador Castañeda O’connor, Luis Alfonso Vargas Silva, Raymundo Romo García, José Martínez Meza, Rafael Castañeda Pineda y Benjamín Sandoval Cedano.

volver arriba