Menu

Derroquemos al capitalismo, construyamos un nuevo México.

  • Escrito por 
Derroquemos al capitalismo, construyamos un nuevo México.

MANIFIESTO A LOS TRABAJADORES

RESCATEMOS Y CONSTRUYAMOS UN NUEVO MÉXICO

La situación que prevalece en nuestra nación, es sumamente grave, como consecuencia de la profundización de la crisis estructural y global del sistema capitalista en su fase imperialista con su política neoliberal. Dicha crisis está en relación directa con el empobrecimiento de las grandes masas populares que han caído en la incapacidad de obtener bienes de consumo y así regenerar la cadena productiva. La crisis permanente en México y el mundo obedece a una crisis de superproducción que no puede ser resuelta con desacelerar la economía, o con las medidas propuestas por el capital financiero internacional que se ha convertido en un monstruo depredador, imponiendo a nuestros pueblos desregulación y reformas estructurales para transferir empresas propiedad de la nación a favor de los monopolios globales, los cuales obtienen grandes ganancias y aumentan la concentración del capital. Hemos llegado a esta situación ya que nosotros los trabajadores que somos lo principal de las fuerzas productivas, que generamos la riqueza de esta nación, estamos sometidos a relaciones de producción capitalistas cada vez más injustas y abusivas, impuestas por la clase dominante encabezada por una Oligarquía rapaz, inhumana, quien se enriquece cada vez más a expensas de la explotación de los trabajadores, los que se han visto sumidos en la miseria.

Los años bajo la política neoliberal, han posibilitado que unos cuantos multimillonarios, conjuntamente con las empresas y bancos trasnacionales, sean quienes controlan al Estado y detenten el poder económico, político y cultural en el país, su poder controla todos los poros de la sociedad, ellos son apenas unas 100 familias, quienes son los dueños de los más importantes medios de producción y quienes concentran la riqueza y socializan la pobreza.

La Oligarquía Mexicana que forma parte del capital trasnacional es propietaria de los 11 grandes monopolios más ricos de México: Carlos Slim Helú, su fortuna es de 74 mil millones de USD. Su fortuna se incrementó en 20.5 mil millones de dólares en un año; Germán Larrea Mota Velasco cuenta con una fortuna de 16 mil millones de dólares; Alberto Bailleres cuenta con  una fortuna de 11.9 mil millones de dólares; Ricardo Salinas Pliego y familia, cuenta con una fortuna de 8,200 millones de dólares; Jerónimo Arango, cuenta con una fortuna de 4 mil millones de dólares; Daniel Servitje Montull y familia, su fortuna es de 3.5 mil millones de dólares; Emilio Azcárraga Jean, su fortuna, heredada, es de un monto de 2.3 mil millones de dólares; Roberto González Berrera cuenta con una fortuna de 2 mil millones de dólares; Roberto Hernández Ramírez cuenta con una fortuna de 1.2 mil millones de dólares; Alfredo Harp Helú, cuenta con una fortuna de 1000 millones de dólares. La suma de estas 11 fortunas nos da la infame cantidad de 144.6 mil millones de dólares. Riqueza que ha sido amasada durante la época del neoliberalismo y es producto de la explotación del proletariado mexicano, de la apropiación del patrimonio de la Nación, y del saqueo de  de los recursos naturales de nuestro territorio. Ni ellos ni sus capitales son nacionales, aunque buena parte de su fortuna la adeuden al fisco mexicano. Forman parte de los monopolios globales que dominan al mundo, porque invierten en el exterior cantidades que por su monto superan a las inversiones extranjeras en México. Y son estos monopolios los que en nuestro país han destruido nuestro sistema constitucional y puesto al Estado a su servicio. Estos son los enemigos de clase junto con sus sirvientes del gobierno

Este es el México que defiende Enrique Peña Nieto, su gabinete, los senadores, diputados, magistrados, jueces, el ejército, la policía, etc., éste es el México de la ignominia, de la corrupción y de la entrega brutal de nuestro país al imperialismo norteamericano, son ellos los que han permitido que se dé una invasión silenciosa de las agencias de inteligencia norteamericana: la CIA, la DEA, el FBI, etc. Ellos entrenan a sus subordinados (policías, ejército, marinos, etc.) para reprimir las justas luchas de nuestro pueblo; ellos son los que manipulan las mentes de los trabajadores y sus familias, para hacernos creer que vivimos felices, que el país está avanzando hacia el desarrollo.

Pero nosotros los trabajadores vivimos otra realidad totalmente distinta, nuestro pueblo, es relegado, dividido, discriminado,  explotado con salarios de hambre, nuestros hijos no tienen futuro de trabajo, de educación,  de salud, de buena alimentación, etc. Este es el México que nos dejan los “ricachones”, mientras ellos y los empleados a su servicio, nos quieren hacer creer que dentro del capitalismo se resolverá el hambre, la miseria, la explotación, la injusticia, con sus Reformas Estructurales, las cuales solamente refuerzan este sistema injusto, con dichas reformas jamás se resolverán los grandes problemas nacionales que aquejan al pueblo, ya que las mismas son imposiciones del  Imperialismo y sus aparatos financieros, para apoderarse de todo el país, en todas las ramas industriales, el campo, nuestros mares, el espacio aéreo y nuestros recursos naturales(ya la mitad de nuestro territorio esta en manos de las empres mineras trasnacionales),  para hacer del país un instrumento de agresión hacia otros pueblos, como ocurre con Colombia.

Ante esta realidad, el Partido de los Comunistas, convoca a la clase obrera, trabajadores, campesinos, indígenas y pueblo en general a luchar por cambiar el sistema capitalista por un sistema socialista con los siguientes puntos:

       I.        Rompamos con la ideología burguesa y asumámonos como clase proletaria, para poder quitar a la Oligarquía y sus lacayos del poder.

     II.        Luchemos por construir un movimiento clasista anticapitalista, aspirando a conformar organizaciones verdaderamente democráticas e independientes,   alejadas del sistema político actual plagado de partidos corruptos y del sistema legislativo, desde el barrio, la escuela, la fábrica, el campo, etc.

    III.        Luchemos seriamente contra todas las reformas estructurales que impulsa el gobierno de la Oligarquía, para rescatar nuestra soberanía nacional y popular y seguir la ruta de una verdadera independencia nacional, económica, política, social y cultural.

    IV.        Llamamos a construir una unidad que unifique al proletariado y particularmente a la clase obrera , en torno a un Programa que no sólo recoja sus reivindicaciones más legítimas, sino que organice la lucha por el poder y, a partir de ahí, construya el camino hacia el socialismo.

      V.        Llamamos a cohesionar las actuales luchas populares, en un solo torrente, despojándonos de nuestros vicios y desviaciones, actuando con humildad, sin sectarismos ni dogmatismos, para que ninguna lucha se de de forma aislada.

 Aguascalientes, Ags. 20 de octubre 2013

¡Proletarios de todos los Países, Uníos¡ 

Dirección Colectiva del Comité Central

Fernando Acosta Esquivel, Salvador Castañeda O’Connor, Luis Alfonso Vargas Silva, Raymundo Romo García, José Martínez Meza, Rafael Castañeda Pineda y Benjamín Sandoval Cedano.

volver arriba