Menu

Ante la crisis capitalista, nuestra alternativa: luchar.

  • Escrito por 
Ante la crisis capitalista, nuestra alternativa: luchar.

Por Raymundo Romo -  Dirección Colectiva  PdelosC

Sin duda alguna el panorama general que guarda la situación de los trabajadores, en nuestro país y en el mundo, es cada vez más insoportable e insostenible, producto de las recurrentes crisis a las que nos han sometido el gran capital financiero y los monopolios. Dictando políticas criminales para que sean aplicadas por los gobiernos títeres que tienen bajo su control, y en el caso de nuestro país, este no es la excepción, todavía no se cumple el primer año de la administración de Peña Nieto, y ya se despojo a los obreros de sus derechos y conquistas laborales, las que se consiguieron a base de muchos sacrificios, mucha sangre, muchas muertes.

Al aprobarse la Reforma Laboral, que según el Gobierno y su poder legislativo (senadores y diputados), serviría para abatir el desempleo y mejorar la calidad de vida de los trabajadores, resultando todo lo contrario, a casi un año de haberse aprobado dicha reforma laboral, se han perdido al rededor de 800,000 mil empleos, según datos que proporcionan las mismas instituciones gubernamentales (INEGI, IMSS, ISSSTE) esto es por un lado.

Después de la reforma laboral, siguieron con la reforma educativa con la que se persigue el mismo objetivo, despojar ahora a los maestros de sus derechos laborales, ya que dicha reforma nada tiene que ver con mejorar la calidad de la educación, como lo quiere hacer creer este mal gobierno, nos queda claro que dicha reforma va enfocada a la privatización de la educación publica, es decir dejar sin empleo a mas de la mitad de los maestros, y obligar a los padres de familia a pagar todos los gastos que se originen en los planteles educativos ( luz, agua, renta, mantenimiento etc. ). Y si le agregamos lo de la reforma fiscal que esta a un paso de aprobarse, nos daremos cuenta que quien va a pagar el pato como siempre, seremos los obreros con toda una serie de impuestos que nos irán cargando, pero esto no termina aquí, este mal gobierno quiere que quede lista antes de que termine el año la reforma energética, para de una vez por todas, entregar el principal sostén, desde el punto de vista económico con que cuenta el Estado a las trasnacionales, lo que ocasionaría que en un breve plazo estaríamos entrando en un periodo especial de graves consecuencias económicas para el país, y principalmente para todos los obreros y pueblo en general.

Ante este panorama, a los obreros nos debe quedar claro que la única alternativa que nos queda, es derribar a este sistema capitalista explotador, e instaurar en nuestro país, un sistema de la vida social que resuelva y de respuesta a los graves problemas económicos, políticos y sociales que estamos padeciendo, y el único sistema que lo puede lograr, es el sistema socialista. Es decir lo que tenemos que hacer, es cambiar estas injustas relaciones de producción capitalistas, por relaciones de producción sociales, eliminando a la propiedad privada de los medios de producción, para que toda esa riqueza que se genera por medio de la fuerza de trabajo, sea distribuida mas equitativamente, y no como sucede en la actualidad, que son unos cuantos monopolios los que se apropian de toda una inmensa riqueza. Porque no creo que seamos tan ingenuos como para estar pensando que toda esa gran fortuna con la que cuentan los hombres mas ricos del mundo, se la hayan ganado con el sudor de su frente, o que les haya caído del cielo, o porque sean unas eminencias para los negocios. No nada de eso es cierto, toda esa inmensa riqueza que poseen, es producto de la gran explotación a la que han sometido a la clase obrera por cientos de años, porque lo único que genera riqueza en el mundo es la fuerza de trabajo.

Para poder lograr este objetivo, tenemos que organizarnos colectiva social y políticamente todos los obreros, ya sin recatos, sin temor a la lucha por el socialismo, sin titubeos, sin prejuicios, sin miedo a que nos tachen de socialistas, comunistas, etc. Ya que no nos queda de otra, antes de que estos monopolios nos arrastren a la barbarie, antes de que estos explotadores acaben con nuestro ecosistema, solo el socialismo podrá detener y poner fin a la grave devastación de la naturaleza que se encuentra en riesgo por el afán desmedido de lucro que llevan a cabo estos monopolios imperialistas, a los que para nada les interesa el bienestar de la humanidad. Los datos sobre los altos índices de pobreza que nos presentan las instituciones encargadas al respecto, son totalmente escalofriantes, y todo esto traerá como consecuencia graves problemas sociales de gran magnitud, incremento de la delincuencia organizada, robos, asaltos etc.

La gente de una u otra forma buscará su sobrevivencia, de ahí, si queremos que no prolifere este estado de cosas, luchemos todos unidos desde abajo, con nuestros aliados, para que en un plazo no muy lejano instauremos en nuestro país, un sistema de la vida social como lo es el socialismo, ya que sólo en este sistema, otro mundo mejor es posible.

volver arriba