Menu

LA CLASE OBRERA DE AYER Y DE HOY

  • Escrito por 
LA CLASE OBRERA DE AYER Y DE HOY

LA CLASE OBRERA DE AYER Y DE HOY

Por: Raymundo Romo García

 

El nuevo modelo económico implantado por los Centros Financieros Internacionales FMI, BID y Banco Mundial para que sirviera de sustento económico para los países desarrollados y subdesarrollados, y que le denominaron Neoliberalismo Económico que ya rebasa las cuatro décadas de su implantación, no tenía otro objetivo, más que destruir los derechos y conquistas laborales de los obreros a nivel mundial, cosa que han logrado en gran parte en casi la totalidad de los países que tienen bajo su control dichos centros financieros.

Estas medidas que ha utilizado la burguesía han sido las mismas ayer y hoy, solo con diferente nombre, pero los grandes efectos y estragos que causan al pueblo trabajador son los mismos quizás hoy con un poco de mayor magnitud que los de hace un siglo, desde el punto de vista del grave daño que le han causado al ecosistema y la naturaleza con los cambios climáticos que se han estado dejando sentir, provocados por la avaricia y la explotación desmedida y sin control de los recursos naturales que llevan a cabo los grandes monopolios.

Pero lo que si podemos resaltar, es la actitud de la clase obrera de hace 100 años con la actual, recordemos que a finales del siglo XIX estalló en Europa una de las crisis más profundas en el sector industrial y que se fue extendiendo a otros países, y la respuesta por parte de los empresarios, fue el cierre de grandes y medianas empresas lanzando a la calle a miles de obreros, y los que lograron conservar el empleo, se les aplicaron las mismas medidas que ahora, reducción de sus salarios, prestaciones, mutilación de los beneficios que se les había arrancado a los empresarios a base de grandes huelgas de carácter económico, pero las crisis y los paros forzosos, hoy paros técnicos que se dieron en las empresas, no le bajaron la guardia al movimiento obrero de aquella época, al contrario lejos de debilitarlo, la lucha de aquellos obreros fue adquiriendo un carácter más revolucionario, ya que las siguientes huelgas, ya no solo tenían un carácter económico, sino político exigiendo la salida de los gobiernos descendientes de la monarquía, la autocracia, la nobleza, terratenientes, burguesía.

Es decir su lucha no fue a la defensiva, sino a la ofensiva logrando el poder político para la clase obrera, claro que no fue una cosa fácil, se perdieron muchas vidas, fueron varios años de intenso trabajo organizativo político e ideológico con los obreros, campesinos estudiantes y pueblo en general de parte de los partidos socialdemócratas marxistas, además habría que reconocer que los planteamientos que hiciera Marx y Engels a la clase obrera por medio de sus excelentes obras literarias como lo fue el Manifiesto del Partido Comunista, El Capital etc. estaban fresquecitas y enriquecidas aún más por Lenin que le tocó vivir el desarrollo del capitalismo en su fase superior, el imperialismo, conjuntamente con esas crisis que ya se empezaban a dar con la alternancia de tiempos de prosperidad, que hoy hayan regresado a esa etapa oscura del capitalismo, no quiere decir que los métodos que se utilizaron por parte de los obreros en aquel tiempo ya no tengan validez, sino todo lo contrario siguen vigentes.

La clase obrera de hoy debe cambiar su estrategia y su táctica que han venido empleando que se ha concretado solo a ir a la defensiva, tiene que cambiar sus demandas de carácter economicistas, por demandas de carácter político es decir se tiene que plantear el cambio de relaciones de producción y tomar en sus manos los medios de producción, debe eliminar a la propiedad privada de dichos medios, en lugar de estar enfocando su lucha solamente en la defensa de sus derechos y conquistas laborales, se debe de aprovechar todo ese gran malestar e inconformidad del movimiento obrero y demás sectores de la sociedad, para derribar a este sistema injusto de la vida social. Si se puede.

volver arriba