Menu

UNA GENERACIÓN PERDIDA

  • Escrito por 
UNA GENERACIÓN PERDIDA

UNA GENERACIÓN PERDIDA

Salvador Castañeda O’Connor

 

En un discurso pronunciado el 5 de mayo de 1906, días antes del estallido de  la histórica huelga de los mineros de Cananea, el general Baca Calderón, que no es por presumir pero es nayarita, decía a los trabajadores de Buenavista, un barrio de Cananea, Sonora, que la generación anterior había decidido morir para entregar a los mexicanos un país mejor, mientras que los hombres de su tiempo lo único que querían era vivir. Con todo y su grandeza mi General se equivocó con ese comentario o fue muy injusto con su propia generación, que fue la que participó en la más grande de las revoluciones que se hayan realizado en México, la revolución de 1910-17.La generación perdida es la nuestra, según la opinión de dos distinguidos economistas.

El compañero Diego Hernández, Maestro en economía nos dice:

De 1910 a 1960 el PIB fue 5 veces mayor,  cada 10 años  fue aumentando 100%. El sector industrial paso del 10% al 36% en este mismo periodo con respecto al PIB. Los recursos invertidos eran 30 veces mayores a 1910. En 50 años se entregaron 48 millones de hectáreas de  ellas 2.5 eran de riego. El volumen de la producción agrícola se cuadruplicó. Desde la época de Lázaro Cárdenas la capacidad eléctrica instalada se incrementó en seis veces y la energía generada en siete veces.

La producción manufacturera en 1960 fue 18 veces mayor que en 1910; el consumo de gasolina se incremento 36 veces a partir de los años 40s.  El gobierno destinaba el 20% del PIB a la educación,  cantidad doble destinada que a las fuerzas armadas. El analfabetismo se redujo hasta en una tercera parte respecto a 1910. La producción agrícola  se incrementó 456% respecto a 1910.

La población en el año de 1910 era de 13´607,00 de personas siendo la población rural el 87.8%.  Para 1930 la población ya era de 16.6 millones,  66.5% del total de población se concentraba en las zonas rurales. En las décadas siguientes 40s, 50s y 60s la población fue de 19, 25 y 34 millones respectivamente.  Reduciéndose la población rural  de 65%, 57% y 49% para cada periodo.

Para la década de los 70s y 80s la población se incremento 48 y 66 millones siendo la población urbana la que se incrementa respecto a la rural 58% y 66% en cada década respectivamente. Durante todo este periodo que se le conoce como el Estado benefactor México mantuvo una tasa de crecimiento del 6% en el PIB.

México en la época neoliberal

Las distintas políticas implementadas a partir de 1982 han traído una serie de convulsiones al país en todo los aspectos. Aunque la población ha crecido en un 300% no así el PIB. El promedio en la época neoliberal es de 2.4 la tasa de crecimiento. Siendo la época de Zedillo la que tuvo mayor índice de inflación 51.97%, seguido por Salinas 19%, Fox 4.4% y Calderón 3.76%.

Resalta la baja participación del sector primario a partir de la época neoliberal en México, el promedio del sector primario desde 1950 a 1970 fue de   15.56%, mientras que en la época neoliberal  el promedio en el sector primario fue de 7.1%. El sector secundario se ha mantenido constante con un 33%, pero el sector terciario se incremento hasta 63%. La reducción del presupuesto en educación es un reflejo de la decadencia del capitalismo, en la época neoliberal el promedio es de 6.3% del PIB. Esto ha producido que  la informalidad del  empleo se eleve hasta en un 54% de su población ocupada.

La venta de tierras en México va de la mano con la entrega de las mismas a empresas mineras. Durante la época neoliberal, más específicamente, desde 1993 año en que se abrieron los contratos a empresas extranjeras, se han otorgado 43 mil 675 concesiones, siendo las empresas canadienses las que tienen el control del 74% de ellos.  En los últimos diez años, la cantidad de oro que sustrajeron las empresas fue de 420 toneladas  contra las 190 toneladas que se extrajeron en la época de la colonia (300 años). Las empresas solo dejan el 1.18% de impuestos por las ganancias obtenidas lo que resulta un verdadero insulto.  De 1993 hasta 2012  las empresas mineras en México tienen 95 millones 765 mil 800 hectáreas lo que representa la mitad de nuestro territorio.

Por su parte, el excelente economista Arturo Guillen confirma lo dicho por nuestro compañero Diego:

La verdad es que la economía mexicana no tiene ni ha tenido durante las últimas tres décadas, un alto dinamismo, ni tiene tampoco un futuro tan feliz como aseguran los panegiristas del nuevo gobierno. México así como el resto de los países de América Latina que emprendieron juntos el camino del neoliberalismo y se insertaron pasivamente en la globalización neoliberal durante los ochentas, ha tenido un comportamiento productivo mediocre. La tendencia al semiestancamiento económico se acentuó durante las administraciones panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón. Durante el periodo 2001-2005, el crecimiento promedio del PIB fue de 2.2% y, entre 2007-2011 fue todavía menor, al promediar 1.1%, uno de los peores desempeños de los últimos setenta años. El crecimiento económico, bajo el neoliberalismo, se ha asemejado, al “vuelo de la gallina”: corto y a ras de tierra. Periodos breves de recuperaciones mediocres y fugaces, combinadas con periodos de estancamiento y de crisis recurrentes, sintetizan la historia económica de México de los últimos tres decenios.

Nos hemos referido exclusivamente a la cuestión económica. El panorama empeora si hablamos de las condiciones de vida de los trabajadores y del pueblo, de la llamada democracia, de la pérdida de la soberanía  nacional, de la extinción del Estado y de la enorme desigualdad social.

volver arriba