Menu

SITUACIÓN DE LA CLASE OBRERA A NIVEL INTERNACIONAL.

  • Escrito por 
SITUACIÓN DE LA CLASE OBRERA A NIVEL INTERNACIONAL.

SITUACIÓN DE LA CLASE OBRERA A NIVEL INTERNACIONAL

Por: Raymundo Romo

 

La Primera Internacional, se fundó el 28 de septiembre de 1864, cuya visión política se basa en el comunismo científico, así dejaba claramente estipulado el carácter proletario de la nueva organización, también se corroboraba y dejaba claro que el proletariado no puede quitarse el yugo capitalista sino mediante la lucha política, y que únicamente socializando los medios de producción es posible arribar a una sociedad sin hegemonías de clase, dentro de los objetivos más sobresalientes que se trazó la Primera Internacional fue precisamente crear las organizaciones obreras, es decir organizar al movimiento obrero para la lucha en contra de su enemigo de clase, además habría que fomentar la creación de partidos clasistas proletarios, esta constitución del proletariado en partido político, es indispensable para asegurar el triunfo de la revolución social y de su fin supremo, la abolición de las clases, además independientemente de que la primera internacional contara con sus estatutos y su programa, lo que hay que resaltar, es el principio fundamental, lo relacionado con el internacionalismo proletario, la solidaridad, ya que sin solidaridad, no hay forma de derrotar al capitalismo, sin la solidaridad no hay socialismo, ni comunismo.

 

Por lo que respecta a la situación que guarda el movimiento obrero a nivel internacional, podemos decir que no existe absolutamente ninguna diferencia entre las organizaciones sindicales que aglutinan a millones de obreros en los cinco continentes en donde prevalece el sistema capitalista, aunque se diga en voz de algunos de sus dirigentes que son clasistas y que se practica el internacionalismo proletario, por ejemplo nos damos cuenta de cómo se han estado llevando a cabo toda una serie de movilizaciones en algunos países de Europa tales como Grecia, Portugal, España, la India etc. por parte de las organizaciones sindicales en defensa de sus derechos y conquistas laborales que han sido gravemente afectadas por las políticas presupuestarias aplicadas por sus gobiernos tanto en el ramo laboral así como en lo referente a la seguridad social, una gran pérdida del poder adquisitivo, un grave desempleo, provocando con esto un gran descontento del pueblo, llegando en alguno de los casos a paralizar ciertas   ramas de la producción así como el transporte hasta llegar al paro general hasta por 72 horas al menos en Grecia, sin lograr el objetivo, podemos decir con toda seguridad que todo ese gran esfuerzo que han llevado a cabo las organizaciones sindicales apoyadas por otros sectores de la sociedad solo han sido actos enfocados a la defensa de sus derechos y conquistas laborales, no se le da el enfoque de luchar por un nuevo orden económico internacional, es decir acabar de una vez por todas con este modelo económico llamado neoliberalismo que ya demostró su incapacidad para resolver los problemas de la sociedad.

 

 Aun con toda esa rica experiencia que ha tenido el movimiento obrero de Europa del Este, no han tenido la capacidad y la visión ante la ola de políticas criminales y depredadoras que vienen aplicando los monopolios a través de sus gobiernos títeres, de lo que nos hemos enterado es que la FSM en su último congreso se está pronunciando por la defensa de la Seguridad, hay una gran preocupación por los altos índices de inseguridad que privan en las empresas que explotan los metales, y el asbesto, están exigiendo que todas estas empresas cuenten con los equipos anticontaminantes, pero tal parece que la alternativa que presenta el movimiento obrero en Europa es resolver esta grave problemática por medio del parlamentarismo, es decir le apuestan a tener un gran número de diputados en el parlamento para cambiar la correlación de fuerzas a su favor, y así detener esta política privatizadora de reducción presupuestal que afecta sus intereses, cuando la realidad ha demostrado todo lo contrario, se han reducido los espacios en el parlamento para los obreros,tal parece que lo único que les interesa es volver a recuperar su estado benefactor que se les está yendo de las manos, sin importar que los monopolios sigan causando daños al ecosistema y la naturaleza, eso por un lado.

 

En lo referente a las organizaciones sindicales donde los obreros pertenecen a la Confederación Sindical Internacional (CSI) la AFLO-CIO, United Steel Workers (USW), Sindicato de Trabajadores de las Telecomunicaciones,(TWU), Sindicato de Trabajadores  de la Industria Automotriz Aeroespacial y del Transporte en General (CAW) han planteado la necesidad de fusionarse para enfrentar la defensa de sus  trabajadores, quizás en algunos casos en estos países de los EEUU y Canadá las medidas de los recortes presupuestarios, no les haya afectado del todo, aunque de nadie es desconocido los graves problemas que sufrieron con lo de la inmobiliaria y el  fideicomiso, donde miles de obreros perdieron sus apartamentos, pero más que nada estas organizaciones sindicales están viendo lo que está pasando en Europa con el movimiento obrero que ya no siente lo duro sino lo tupido, y en base a esas amargas experiencias han tomado la determinación de unirse para hacerle frente a estas políticas depredadoras, pero volvemos a lo mismo las alternativas que presentan no son las correctas, en el sistema capitalista ya nada se puede resolver en favor del pueblo trabajador, al contrario los problemas se siguen agravando.

Estas organizaciones sindicales están planteando como una salida a esta grave problemática, la colaboración de clases, poniendo en práctica toda una serie de medidas que a los únicos que favorecen es a los monopolios, y le han denominado el Plan de Sinergia, todo un esquema bien diseñado y estructurado donde plantean una mayor eficiencia entre obreros sindicalizados y empresas, producción, aprovechamiento máximo de la capacidad instalada, productividad por línea y su reorganización, incremento de la calidad, este plan se propone desarrollar la cultura de la productividad, la planeación de funciones y actividades, así como el trabajo en equipo y la conformación de grupos de acción común, el objetivo estratégico según estos dirigentes internacionales, es crear una conciencia madura y responsable de productividad del personal sindicalizado en las empresas a fin de promover ante ambas partes el ejercicio de un sindicalismo moderno, plantean según ellos un nuevo modelo al que le hacen llamar Prosperidad Compartida, donde proponen la reconstrucción de  las economías, fortalecer a las clases medias y a los grandes núcleos de la población que viven en la pobreza, crear empleos, proteger el medio ambiente etc., la actitud de estos dirigentes de las organizaciones más grandes de los EEUU Canadá, Reino Unido e Irlanda, nos remontan a los planteamientos que hacían un grupo de intelectuales en la Rusia zarista que se hacían llamar los populistas, que después de utilizar la táctica del terror individual, cayeron en el oportunismo declarando una reconciliación con el zarismo, llamando al movimiento obrero a que implorando sumisamente y con dulzura hacia el zar, este gobierno podía arreglarlo todo y de buena manera, todo totalmente contrario a los planteamientos que hiciera Marx y Engels a la clase obrera, quienes enseñaron a los obreros, a tener conciencia de sus fuerzas, a tener conciencia de sus intereses de clase, y a unirse para la lucha decisiva en contra de la burguesía.

Marx y Engels, enseñaron que el derrocamiento del  poder del capital, y la transformación de la propiedad capitalista en propiedad social, no puede realizarse en modo alguno por la vía pacífica, que la clase obrera solo conseguirá esto mediante la aplicación de la violencia revolucionaria contra la burguesía, por medio de la revolución proletaria instaurando su dominación política, la dictadura del proletariado.

volver arriba