Menu

Unificar al proletariado es la tarea

  • Escrito por 
Unificar al proletariado es la tarea

Unificar al proletariado es la tarea

Por: Raymundo Romo García

Sin duda alguna la grave crisis por la que sigue atravesando el sindicalismo en nuestro país, la cual no se le ve perspectiva alguna de salir de la misma, tal pareciera que dentro de las dirigencias de los sindicatos más grandes e importantes del país, les haya penetrado fuertemente la idea de la resignación, no es otra cosa más que un producto que como cualquier droga llámese heroína, cocaína, morfina, etc. que duerme a la gente, provocando con esto, una gran desmovilización de las masas para seguir luchando por sus derechos y conquistas laborales, y lo acabamos de presenciar con la contrarreforma recién aprobada a la Ley Federal del Trabajo, en donde ninguna de estas grandes centrales de obreros, tales como la CTM, CROC, COR, FFCC, IMSS, ISSSTE, petroleros, SUTERM, FSTE, etc . No fueron capaces ni tan siquiera que mentarles la madre a los sicarios de la clase obrera, senadores y diputados, mucho menos llevar a cabo movilizaciones y acciones tales como paros, huelgas, plantones etc. que hubieran permitido echar atrás dicha contrarreforma, sino todo lo contrario, pues aplaudieron al Ejecutivo por tan importante iniciativa que según ellos vendrá a resolver el grave problema del desempleo que vive el país, generando miles de empleos bien remunerados, semejante disparate y cinismo de estos pseudo líderes. Porque ya se van a cumplir 2 años de haberse aprobado dicha contrarreforma, y no tenemos conocimiento en qué lugar del país se están generando estos miles de empleos. Por el contrario, lo que si sabemos es que día con día va creciendo el ejercito de desempleados en el país, y por lo que toca a salarios bien remunerados, estos cada día van perdiendo su capacidad de compra.

Lo mismo está sucediendo con la Reforma Educativa, que nada tiene que ver con los buenos propósitos y deseos de mejorar la calidad de la educación, sino que ésta fue una reforma de carácter laboral, en donde el objetivo es  desalojar a los maestros de sus derechos  y conquistas laborales para después pasar por la privatización de la educación. Es decir, negarle el derecho a la educación a nuestro pueblo.

Aunque en este caso tenemos que reconocer que la disidencia magisterial del SNTE, es decir los maestros de la CNTE, estos sí no han dejado de luchar porque se les respete sus derechos y conquistas laborales, independientemente de las contradicciones  y discrepancias que existen en sus dirigencias seccionales, quizás por las tácticas de lucha que llevan a cabo, a pesar de todo, los maestros se mantienen firmes  en su lucha para echar abajo la llamada contra-reforma educativa.

Desgraciadamente la gran mayoría de los maestros  del SNTE se encuentran bajo el control de sus pseudolideres que están al servicio del gobierno, aunque hay que señalar que en últimas fechas se han dado algunas manifestaciones de inconformidad de maestros democráticos del propio SNTE en varios estados de la república que también están en contra de dicha contra-reforma.  Sólo faltaría que se pongan de acuerdo todos los maestros inconformes y en base al dialogo, a la comunicación, participación, movilización y unidad de todos, alcanzarían un mayor impulso a su lucha para lograr el objetivo.

Por otro lado lo que ha causado mucho coraje, mucha rabia fue la actitud del dirigente sindical petrolero Carlos Romero Deschamps que como un vil gato del gobierno no puso un solo obstáculo, ninguna resistencia para que el Ejecutivo Federal  convirtiera la más brutal de las agresiones al pueblo de México, al aprobarse la tan anunciada Reforma Energética que no es otra cosa más que la entrega de nuestra mayor riqueza nacional a los monopolios extranjeros. 

Así  sabiendo este pseudolíder el grave daño que le provocaría tanto  a nuestro pueblo, así como  también a los propios obreros petroleros que se vieron afectados en su contrato colectivo de trabajo, así como en el régimen de pensiones y jubilaciones. Esto nos da una idea de hacia dónde nos puede llevar este gobierno burgués al servicio de los monopolios pero todavía más, vemos con tanto descaro  y tanto cinismo se han manejado estos últimos gobiernos que convierten a ciertos dirigentes de los que tienen a su servicio en Diputados y Senadores, para que sean testigos y aprueben las contra-reformas  y ventas de empresas estratégicas para el desarrollo económico independiente del país, como lo fueron los grandes consorcios siderúrgicos, las telecomunicaciones, los puertos y aeropuertos , los ferrocarriles, los bancos, etc.

Ante este panorama podríamos decir que el responsable de esta crisis que vive el país es el gobierno que mantiene bajo su control  la mayoría de sindicatos del país. Pero sería una infantileza de parte nuestra decir que no hay solución, o mejor dicho que no se pueda salir de esta grave situación que se encuentra el sindicalismo de nuestro país y empezaríamos por aceptar el gran error que han caído los líderes de algunas centrales sindicales  que por el hecho de contar con una gran masa emprendan luchas aisladas, pensando en que solos pueden vencer al enemigo de clase adoptando una actitud sectaria y oportunista y poder decir que ellos fueron los protagonistas del cambio social. Desde los tiempos más remotos, es decir desde el comunismo primitivo, desde el esclavismo, desde el feudalismo, el capitalismo y el socialismo ha quedado demostrado que ninguna lucha por el cambio social es decir el tránsito de un sistema a otro, se ha logrado con la participación de un solo sector o una fuerza de la sociedad, en todos estos cambios de sociedad de los que tenemos conocimiento se han logrado con la participación firme y decidida de todo el proletario, que quizá las encabezaron en algunos casos, fueron sin duda alguna hombres con un alto grado de conciencia de clase y con un conocimiento del desarrollo de las leyes de la sociedad y de la naturaleza, basándose además en un trabajo organizativo de unidad ideológica política y colectiva en las masas del proletariado .

En esta etapa moderna de la globalización de los mercados en donde el capitalismo a dejado de ser un capitalismo progresivo para convertirse en un imperialismo parasitario y depredador que no tan solo ejerce su poderío económico sino también el político, es decir impone gobiernos títeres, para aplicar sus políticas. Ninguna fuerza política por más grande que esta sea, se puede dar el lujo de  luchar sola contra su enemigo de clase, como no lo ha demostrado la propia historia y nuestra propia experiencia. ¿Por qué no hemos podido parar todo tipo agresiones que se siguen cometiendo día con día en contra del pueblo trabajador? Quizá porque se nos hace tan difícil e imposible que se dé la unidad del movimiento obrero como cuando de ante mano que la gran mayoría de las organizaciones sociales ya mencionadas, siguen casadas con el gobierno y los empresarios hasta que la muerte los separe, y los otros restantes, que no son muchas, su dirigentes siguen adoptando posturas sectarias y oportunistas, en algunos casos buscan buscando crear asociaciones políticas, para estar dentro del presupuesto del gobierno, y así poder contar con recursos económicos y si las suerte les ayuda al ofertar su pequeña fuerza a los partidos de la burguesía,  hasta una diputación o asambleísta pueden lograr, también dentro de estas mismas organizaciones sindicales existe el interés de sus dirigentes de inculcar a sus agremiados una conciencia madura y responsable sobre la productividad aplicando la sinergia que no es otra cosa más que unir fuerza para sacar adelante las metas de producción que se fijan los empresarios para según ellos ser más competitivos y no perder su fuente de trabajo fuente de trabajo, con estas actitudes de colaboracionismo entre el capital y el trabajo lo único que están haciendo estos dirigentes es seguir sometiendo a los obreros a los caprichos de los empresarios, ya que no se refleja ninguna mejoría en el bienestar de los obreros, solo los consuela la idea de que cuentan con un empleo, y los propósitos y buenos deseos que se plantean como alternativas para elevar la calidad de vida de los obreros  la prosperidad compartida es solo letra muerta. A quien se le ocurre pensar que en esta etapa de la vida en donde el control económico y político lo ejercen los monopolios los obreros pueden obtener algo de estos depredadores.

Ante estos señalamientos podemos observar lo fácil que es para el gobierno cometer cualquier fechoría en contra del pueblo, porque sabe perfectamente que quizá pueden encabezar un gran movimiento de huelga en contra suya, so n los obreros porque es la clase más revolucionaria por excelencia. A la que se pueden unir otros sectores de la sociedad como lo son los campesinos, indígenas, estudiantes, y demás. Y si no nos adelantamos a dar este primer paso de unificar a todo el proletariado, nos estaremos lamentando demasiado tarde, porque en esta etapa de descomposición del capitalismo pueden suceder cosas más graves, ya que el Estado burgués puede llegar hasta el fascismo, que no nos quede la menor duda. Empezaría reprimiendo militarmente cualquier acción enfocada en su contra. De ahí que no debemos perder las tiempo y comprometámonos todos, las fuerzas políticas más conscientes de nuestro país, a empezar un trabajo que nos permita unificar al proletariado en todo el país, empezando por la creación de un frente único de los trabajadores que luche por la vida y la libertad.

volver arriba