Menu

APOYO Y SOLIDARIDAD AL SINDICATO MINERO NACIONAL

  • Escrito por 
APOYO Y SOLIDARIDAD AL SINDICATO MINERO NACIONAL

APOYO Y SOLIDARIDAD AL SINDICATO MINERO NACIONAL

En el marco de la peor crisis económica del sistema capitalista, que sigue causando efectos devastadores hacia el pueblo trabajador, al grado ya, de convertirse en una crisis de la humanidad, al despojar a los países de sus fuentes de riqueza por medio de Reformas Estructurales que dictan los centros financieros internacionales (FMI, BM) a gobiernos títeres como el nuestro, y  a quienes se opongan a dichas medidas, son declarados enemigos del progreso social y el crecimiento económico.

En nuestro país, las organizaciones sindicales independientes clasistas que luchan por la defensa de sus derechos y conquistas laborales, son reprimidos, perseguidos, encarcelados, orillándolos a permanecer en un estado de indefensión, como es el caso del Sindicato Minero Nacional, quien  a raíz de la oposición a la Reforma Laboral, la que catalogó como un verdadero atraco al derecho laboral mexicano, que luego se elevaría a rango constitucional condenando a los obreros a la más nefasta esclavitud.  Después con la denuncia pública del homicidio industrial cometido por el Grupo México en contra de 65 mineros de Pasta de Conchos, ha sido objeto de una brutal persecución y hostigamiento por parte del Gobierno y un grupo de perversos empresarios encabezados por Grupo México, Grupo Peñoles y Grupo Acerero del Norte, lo que orilló a su dirigente Napoleón Gómez Urrutia, a salir del país, encontrando asilo en el país de Canadá gracias a la solidaridad que le brindaron diferentes organizaciones sindicales de los EE.UU. y Canadá.

El Partido de los Comunistas por mandato de su XXIX Pleno del Comité Central y conociendo de antemano la trayectoria de lucha que ha llevado el Sindicato Minero Nacional en sus 81 años de vida, con episodios dramáticos como los Mártires de Guanajuato (22 de Abril de 1937), la Huelga General de Mineros (10 de Junio de 1944), la Caravana del Hambre (20 de Enero de 1951), los Mártires por la Autonomía y Libertad Sindical (19 de Abril 2006), Lázaro Cárdenas, Michoacán, y las Huelgas de Cananea, Sombrerete y Taxco (30 de Julio 2007), expresa todo su apoyo y solidaridad incondicional al Comité Ejecutivo Nacional, demandando ante el pueblo de México, el cese inmediato a la persecución de que ha sido objeto dicha organización sindical, así como el respeto absoluto a la autonomía y libertad sindical, y garantías plenas para el retorno de su máximo líder a nuestro país.

El homicidio industrial cometido por Germán Larrea Mota Velasco en contra de 65 mineros, a quienes dejó enterrados en la propia mina de Pasta de Conchos, provocó el estallamiento de huelgas en Cananea, Taxco y Sombrerete por violaciones al contrato colectivo de trabajo en materia de seguridad e higiene.

Después de más de 4 años de huelga en Cananea, durante los cuales el Gobierno y la patronal infructuosamente intentaron obtener una resolución judicial que declarara inexistente e ilegal dicho procedimiento de huelga, como hace más de 100 en Cananea, nuevamente la huelga fue declarada delito, pues la patronal acusó a los huelguistas de haber destruido la maquinaria y equipo industrial de la empresa a tal grado de que era imposible la reanudación del trabajo.

Por encima de varias resoluciones judiciales que declararon existente dicho procedimiento de huelga, por lo que no podía instaurarse ni tramitarse ningún otro procedimiento legal, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje aprobó una petición del patrón para dar por terminada la relación colectiva e individuales de trabajo en la mina de Cananea por causas de fuerza mayor, es decir que era imposible la reanudación del trabajo en la empresa porque los huelguistas habían dañado gravemente la maquinaria y equipo, por lo que la Junta archivó en definitiva el expediente de la huelga, procediendo luego a ordenar el desalojo violento de los trabajadores huelguistas, reanudando inmediatamente las labores con trabajadores y un sindicato esquirol. Esta resolución laboral luego fue confirmada por un Tribunal Federal en materia de amparo.

Estos hechos constituyeron el inicio formal de este período de persecución y hostigamiento fascistas que vivimos en la actualidad los trabajadores y nuestras organizaciones.

El gobierno de golpistas, vendepatrias y genocidas que padece nuestro país, siguiendo una antigua práctica fascista, ha emprendido una persecución implacable contra los instrumentos de defensa de los derechos de los trabajadores y del  pueblo, a fin de imponer  sus contrarreformas reaccionarias y antinacionales, de la que han sido víctimas, especialmente, los sindicatos independientes. Asestó un golpe demoledor al Sindicato Mexicano de Electricistas para poder imponer su “reforma energética”. Ahora pretende acabar con el Sindicato Minero, para entregar  el territorio nacional a concesionarios nacionales y extranjeros para que dispongan de grandes superficies donde los campesinos no  podrán emprender ninguna actividad agrícola, ganadera o forestal, y las empresas  realicen el saqueo masivo y mayor de nuestra historia de oro, plata y otros metales, sin ningún beneficio para el país.

Se sabe, por ejemplo, que los crímenes contra normalistas de Ayotzinapa, están relacionados con la protección de la fuerza pública a las actividades  de un enorme laboratorio clandestino de heroína y, principalmente, con los trabajos de apertura en la región de una enorme mina de oro, que será la de mayor producción en América Latina.

El pueblo de México necesita al Sindicato Minero para evitar la entrega total de nuestro territorio  y las riquezas del subsuelo a los monopolios globales, por lo que el Partido de los Comunistas, como Partido de la clase obrera,  le brinda su apoyo y solidaridad combativa e incondicional.

XXIX Pleno del Comité Central del Partido de los Comunistas

volver arriba