Menu

SOLIDARIDAD AL GOBIERNO Y AL PUEBLO DE VENEZUELA.

  • Escrito por 
SOLIDARIDAD AL GOBIERNO  Y AL PUEBLO DE VENEZUELA.

SOLIDARIDAD AL GOBIERNO  Y AL PUEBLO DE VENEZUELA.

Después de que la solidaridad cubana, heroica y eficaz, logró la liberación de Angola y de Sudáfrica, el enorme prestigio de la Revolución Socialista, comandada por Fidel Castro, inspiró un movimiento emancipador y antimperialista en varios países de Latinoamérica de donde emergieron gobiernos progresistas que sustituyeron a las dictaduras militares. El ejemplo más elevado y significativo se dio en Venezuela con su revolución Bolivariana, impulsada por el presidente Hugo Chávez.

El imperialismo norteamericano ha conspirado con las fuerzas más reaccionarias de la región para revertir esa tendencia progresista y democrática en nuestro subcontinente, única en el mundo, mediante acciones golpistas y maniobras que incluyen el sabotaje y el terrorismo, que vulneran el principio de la autodeterminación de los pueblos y de no intervención.

El enemigo histórico de nuestros pueblos ha obtenido ciertos resultados que le favorecen en Argentina y Brasil, pero su objetivo principal es impulsar la contra revolución en Venezuela, para apoderarse de su petróleo, entorpecer su proceso revolucionario y socialista y privar a Cuba de un aliado fundamental.

En el pasado los golpes de Estado que el imperialismo perpetró en contra de gobiernos electos democráticamente como en México, Chile, Guatemala, Brasil y otros países latinoamericanos, se dieron en complicidad con los jefes de los respectivos ejércitos nacionales. Ahora, el golpe de Estado que se prepara en Venezuela, el imperio norteamericano actúa en complicidad con criminales de  la calaña de Henrique Capriles, quien  fue diputado en 1999, alcalde en el 2000, luego se convirtió en un delincuente que participó en el 20002 en el golpe de estado contra el presidente constitucional de Venezuela Hugo Chávez, y fue encarcelado por allanar la embajada de Cuba entrando ilegalmente con fines perversos en la revuelta que organizaron los golpistas. Fue gobernador en 2008, se reeligió en 2012, posteriormente contendió como candidato presidencial en la elección de 2012 contra el propio comandante Hugo Chávez con una derrota contundente. A la muerte del comandante Hugo Chávez el revanchista pensó que era la hora y contendió otra vez para la presidencia contra el hoy presidente Maduro y nuevamente fue derrotado; de Manuel Rosales otro delincuente quien contendió por la presidencia de la república Bolivariana de Venezuela en el 2006 contra el comandante Hugo Chávez y que fue también derrotado en las urnas, regresando a su puesto de gobernador del estado de Zulia, puesto que ganó en el año 2000 y que mediante la reelección ocupó hasta el 2008, cuando huyó del país al ser acusado por la fiscalía de corrupción; de Leopoldo López, alcalde de Chacao del 2000 al 2008, fue inhabilitado de ese puesto por la contraloría acusado de corrupción quitándole sus derechos ciudadanos hasta el 2015. En el 2014 encabezó un movimiento contra el gobierno conocido como “La Salida” provocando la muerte de 43 ciudadanos y centenares de heridos. Él mismo se entregó a la guardia nacional y posteriormente fue sentenciado y encarcelado. Su esposa Liliana Tintori se ha convertido en su vocera, activista de la disidencia recorriendo países entrevistándose con personalidades políticas. En México lo hizo con Peña Nieto y Videgaray; en España con el presidente Rajoy y con el dirigente del PSOE Pedro Sánchez, lideres entreguistas, uno de derecha y otro de izquierda. Cabe señalar que uno de los asesores de su defensa es el ex presidente de España Felipe González, el principal privatizador de las empresas Españolas, las pensiones y jubilaciones de los trabajadores.

Toda la oposición contra el régimen constitucional del presidente Maduro es auspiciada, protegida y financiada por la oligarquía venezolana y por el gobierno de Estados Unidos de Norteamérica. En la división del trabajo cada una de estas piezas de la reacción juega un papel. A la reacción interna conocida como disidencia le toca el trabajo de desestabilizar la economía, crear mísera, falta de abasto, caos, enfrentamientos, represión y muerte. Luego entra el paladín de la democracia el tío Sam, quien implementa una guerra económica contra Venezuela, que incluye una baja maquinada de los precios del petróleo.

Para el Partido de los Comunistas el enemigo principal de  México, de Venezuela y de todos los pueblos de nuestro subcontinente, es el imperialismo yanqui, de ahí que nos sentimos obligados a expresar nuestra más sincera y combativa solidaridad con el pueblo venezolano y su legítimo gobierno. Que aun cuando comprendemos que la mejor  manera de apoyarlos es hacer la revolución en nuestra tierra, queremos decirles a nuestros hermanos que estamos dispuestos a realizar cualquier acción que contribuya a la defensa de la soberanía de ese país hermano y al triunfo definitivo de su revolución socialista bolivariana.

Comité Central del Partido de los Comunistas

Abril del 2017

Guadalajara, Jalisco, México.

volver arriba