Menu

RESOLUCIÓN SOBRE LA REPUBLICA DEMOCRATICA POPULAR DE COREA

  • Escrito por 
RESOLUCIÓN SOBRE LA REPUBLICA DEMOCRATICA POPULAR DE COREA

RESOLUCIÓN SOBRE LA REPUBLICA DEMOCRATICA POPULAR DE COREA

Las amenazas de guerra de Estados Unidos de Norteamérica contra la República Democrática Popular de Corea, pone en peligro a la humanidad pues esto puede desatar una guerra nuclear sin precedentes que acabaría con la vida en el planeta, o la retrotraería al periodo de la barbarie pero en condiciones peores, ya que se contaminaría todo el planeta y la vida de los seres humanos sería un martirio tal que desearía mejor haber muerto.

Las dos anteriores guerras mundiales dejan la experiencia que son los países capitalistas desarrollados los que irracionalmente han desatado las guerras con la mala intención y el objetivo, de repartirse el mundo, despojando a los pueblos de sus riquezas, controlando sus territorios para el tránsito de sus mercancías. Estas guerras que se han desarrollado en el seno del sistema capitalista, que al llegar a la etapa del imperialismo como parte de su descomposición desata como contradicción la lucha inter imperialista entre los mismos países capitalistas que han llegado a ese desarrollo, sometiendo a los mismos países capitalistas  atrasados o en vías de desarrollo como una competencia del control hegemónico del mercado y las mercancías representadas en bienes de consumo y bienes de capital que son lo que realmente quieren controlar para someter a la humanidad en su conjunto, mediante los monopolios trasnacionales.

Hoy la lucha inter imperialista se da a un muy bajo nivel pues los monopolios globales forman parte de la estructura de esos países imperialistas mediante la fusión de capitales y de ramas de producción a nivel mundial. Además la crisis permanente que sufre la economía capitalista, de un crecimiento que no rebasa el 2% del PIB y el endeudamiento creciente de los países capitalistas desarrollados y los no desarrollados pone al sistema al punto del colapso. Por eso le urge a la oligarquía internacional la guerra, ¿Pero ahora contra quien dirigirla?

Desde los años 70´s del siglo pasado que inició la globalización imperialista mediante el neoliberalismo, se planteó por parte de la oligarquía internacional, un nuevo orden económico mundial, basado en la liquidación de los estados nacionales mediante la liberación de sus economías. Para los años 90´s las economías de Estado eran derrumbadas por los gobiernos neoliberales que mediante legislaciones impuestas entregaban las industrias y la tierra a los monopolios globales y mediante legislaciones extra territoriales como los tratados de libre comercio y los empréstitos de la banca mundial que condicionaba la política económica a seguir socavaban la soberanía nacional imponiéndole a los pueblos sistemas políticos que acababan con sus conquistas laborales y sociales. Para 1991 cae la URSS y el bloque socialista del Este que regresan al capitalismo. La oligarquía internacional echa las campanas al vuelo pregonando “el fin de la historia” pero después de la euforia queda claro en los países que transitaban al socialismo regresaron a la economía capitalista, mas su economía de Estado, seguían el camino de la soberanía y la auto determinación.

Así a partí de los años 90´s los pueblos del mundo transitan por dos vías que determinan la economía mundial, una la neoliberal que comanda la oligarquía internacional desde la gran metrópoli con sede en los Estados Unidos de Norteamérica, y la otra vía determinada por los países que desarrollan su economía mediante el Estado Nación que encabezan China con economías fuertes y que a la fecha tienen crecimiento económico por encima del 7% del PIB, seguidos por estados libres e independientes como la República Popular Democrática de Corea que desde la administración Bush recibe agresiones y amenazas del gobierno Norteamericano, amenazas que lo ponen en alerta pues otros pueblos amenazados que figuraron como eje del mal después de la caída de las torres gemelas han sido agredidos mediante la guerra como Afganistán,  Irak, Libia, además en el pasado después de la segunda guerra mundial en la lucha de liberación nacional donde los pueblos tuvieron la oportunidad de sacudirse el neo colonialismo al que estaban sujetos, Corea fue dividida después de lograr su independencia de Japón estando bajo su dominio de 1910 a 1945. Los pueblos que llevaron a cabo su liberación nacional después de la segunda guerra mundial se enfrentaban a una lucha interna contra la reacción que era apoyada por las fuerzas del imperialismo triunfante de esa conflagración mundial encabezada por el imperialismo Norteamericano. En China apoyaban a Chiang Kaí SHeK, refugiado y protegido en Taiwán. A Corea la dividían mediante el paralelo 38 creando en el sur de la península un gobierno reaccionario anticomunista para contener la revolución y la lucha de liberación nacional. Al frente de Corea del Sur reconoce la ONU al presidente Ryngman Rhee quien es acusado de la represión del 3 de abril de 1948 en la isla de Jeju en Corea del Sur donde el ejército asesinó a más de 30 mil campesinos por “subversión comunista”. Esas y otras razones de plena soberanía impulsaron a la reconocida Republica Democrática Popular de Corea a unificar a toda Corea e invadir el territorio ocupado por las fuerzas de la reacción, así inicia la guerra interna por la unificación de Corea. Luego viene la intervención del imperialismo norteamericano a favor del Sur, iniciando la guerra de Corea de 1950 a 1953, donde la ONU principal alcahuete del imperialismo norteamericano termina dividiendo a esa nación que perdió en esa guerra 2.5 millones de coreanos, y aunque el ejército de loa Estados Unidos de Norteamérica sufrieron su primer derrota militar en esa guerra solamente perdieron 54 mil bajas mortales.

Queda claro que los ataques del gobierno norteamericano a la Republica Popular Democrática de Corea son por su resistencia a no liberar su economía a los monopolios globales como lo hace corea del Sur y los países que están en su férula. Que esta nacion sigue el desarrollo de su economía mediante el Estado Nación, carril opuesto al neoliberalismo, y también queda claro que la Republica Popular Democrática de Corea tiene todo el derecho a la auto defensa por todos los medios para preservar su soberanía y su auto determinación y liberarse de la red que teje la ONU para sujetar a los pueblos para que le chupe el imperialismo norteamericano instrumento de la oligarquía internacional hasta el último aliento de vida.

RESOLUTIVO

El Comité Central del Partido de los Comunistas reunido en el XXXIII pleno resuelve para las bases del partido.

1.- Condena enérgica al presidente Enrique Peña Nieto y a su gobierno por la expulsión del territorio nacional al Embajador plenipotenciario de la República Popular Democrática de Corea, y a su equipo diplomático. Acción que demerita ante la opinión pública internacional la política exterior de la República Mexicana. Acción que supedita al gobierno a una potencia extranjera concretamente al del gobierno de Donald Trump presidente de los Estados Unidos de Norteamérica. La Constitución Mexicana tipifica esta acción como traición a la patria, por lo debe responder el presidente Enrique Peña Nieto.

2.- Condena enérgica contra Donald Trump presidente de los Estados Unidos de Norteamérica por su lenguaje guerrerista y la movilización de las tropas militares al continente Asiático, para imponer terror no solo a los Coreanos, sino a los demás pueblos del mundo que sostienen relaciones con esa nación hermana para aislarla. Condena a las sanciones económicas contra la República Popular Democrática de Corea, que impone el gobierno de Donald Trump y sus aliados incondicionales.

3.- Solidaridad con el pueblo Coreano que lucha por preservar la vida con dignidad y libertad.

XXXIII Pleno del Comité Central

Guadalajara Jalisco 7 de octubre del 2017

volver arriba