Menu

La juventud comunista en territorio rebelde

  • Escrito por 
La juventud comunista en territorio rebelde

La juventud comunista en territorio rebelde

Por: Edgar Domingo Villafuentes Iniestra , Secretario General del CJB Arturo Gámiz de la JCM

*No importa la geografía ni el tiempo sino la voluntad de vivir con pasión y de conquistar la libertad

Hablar de una lucha tan digna no es fácil, como no ha sido fácil el recorrido que los zapatistas nos muestran. 20 años no son nada para esta lucha que ha roto las barreras de México y del mundo entero, para una lucha que nos da esperanza y vida. Los zapatistas son la luz que brilla al final del túnel, la luz que brilla en la mirada de todos los que deseamos una transformación en el mundo, en los sistemas establecidos que controlan nuestra no-vida.

Estar en territorio rebelde es estar de verdad vivo, incluso el trayecto nos regala un paisaje que cualquiera de nosotros estaría dispuesto a defender. Entre las montañas y el horizonte hay un puño que se alza, que dice ¡Ya basta!.  Entre el sudor y el pasamontañas algo grita libertad, algo con fuego y palabra nos recorre las entrañas.

Su ejemplo, que ellos dicen no es perfecto,  por lo menos es libre, que no es lo mismo pero para mí es igual.

Ellos ya están del otro lado, del lado bueno, del escaso lado puro y verdadero que existe aún en el mundo. Entre ellos el pueblo no se define en cifras sino en trabajo, en educación, en justicia, en familia, en democracia, en libertad y tienen todo de sobra porque son un pueblo unido, aunque sean un chingo, porque se quieren, porque cooperan en beneficio de todos. Para todos todo y si fuera necesario sé que darían aún más. Todos son una flecha, cargada de humanidad, que apunta al corazón de los de abajo.

Si pudiera me iría a vivir a una comunidad zapatista, a Oventik, a Roberto Barrios, a la Garrucha, pero no es la de ahí. La enseñanza que nos dejan los compas es muy simple, simple para el que ama, la enseñanza es que no importa la geografía ni el tiempo sino la voluntad de vivir con pasión y de conquistar la libertad, y eso se encuentra en cualquier lugar donde estemos o defendamos y en cualquier cosa que hagamos o no dejemos hacer.  La enseñanza es que podemos hacer el cambio aunque no sea fácil y no la pongan más difícil, y aunque el mundo sea más viejo que nosotros porque nuestra palabra y su verdad nunca van a morir.

 

 

 

volver arriba