Menu
PdelosC

PdelosC

URL del sitio web:

El Estado, el Chapito y el Presupuesto

El Estado, el Chapito y el Presupuesto

Por: Rafael Castañeda Pineda

El Estado no ha existido siempre. Este nació junto con la propiedad privada y junto con la existencia de clases sociales opuestas entre sí. Es así como a través de la historia, esclavos y amos, siervos y señores feudales, proletarios y burgueses se han enfrentado en diversos momentos y etapas de la humanidad. Al final todo se reduce a una pugna entre desposeídos y poseedores, y gracias a este enfrentamiento que se da en todas las esferas de la sociedad, en el terreno económico, político e ideológico la historia ha tenido movimiento y cambios.

El origen del Estado se debe a que la sociedad se encuentra sumida en una contradicción insalvable de la cual es incapaz de resolver por sí misma. Con el objetivo de que esta contradicción, protagonizada por clases sociales en lucha permanente, no termine por consumir a la sociedad en una lucha estéril e infructuosa en donde las clases sociales en pugna se devoren a sí mismas, se necesita de un poder, una superestructura situada aparentemente por encima de la sociedad misma cuya tarea fundamental es la de amortiguar la lucha entre las clases sociales.

No es el Estado el instrumento para conciliar a las clases sociales en pugna. No es un instrumento para que explotadores y explotados vivan en armonía. No es el gobierno para ricos y pobres como se dice ahora. El Estado es en realidad un órgano de dominación de clase. Es un instrumento de la clase social dominante para salvaguardar sus intereses y oprimir a la clase contraria. Carlos Marx le llama al Estado la creación del supuesto orden que legaliza y afianza la opresión, amortiguando los choques entre las clases. Ese llamado amortiguamiento, cabe señalar que no se trata de un acuerdo entre las partes en pleito, sino se trata precisamente de privar a las clases oprimidas, a los de abajo, a los trabajadores de ciertos medios y procedimientos de lucha que tienen, que se han construido a través del tiempo, con el fin de derrocar o enfrentar a los de arriba y a los opresores. Llámese sindicato o partido político.

Es por eso que, en el neoliberalismo, el cual es un modelo económico del sistema capitalista, se ha recrudecido el ataque a los instrumentos de lucha de los trabajadores y el pueblo. Por un lado, el sindicato, herramienta de lucha gremial y económica de los trabajadores para defenderse ante la voracidad sin límites del patrón, y, por otro lado, la falta de una expresión ideológica y política que represente los intereses y las proclamas de los desposeídos de este país en el proceso electoral. Sobra decir que, a la fecha, no participa en el proceso electoral la voz de los proletarios, ni su ideología histórica, la que corresponde a las ideas del cambio social, al socialismo. Es más, ni siquiera el anticapitalismo, o alguna posición contraria al sistema imperante le es permitido participar.

Creemos que, así como los trabajadores, el pueblo y el campo democrático hemos luchado por la defensa del sindicalismo, y espacios de lucha gremiales, y cuyo objetivo es en muchas ocasiones una lucha económica, es tiempo y momento para pelear por el espacio que le corresponde a la ideología de los trabajadores, de los contrarios del capital, de los luchadores por el socialismo. No se puede hablar de cambio democrático ni de pluralidad si en las elecciones de este país solo participan partidos y contendientes que, por más diferencias que se atañen, no plantean una posición contraria al sistema económico, político y social imperante. En las cuestiones electorales de los últimos años, los comunistas y los anticapitalistas hemos estado fuera de la contienda. A excepción de la campaña por obtener las firmas necesarias para que una mujer indígena anticapitalista pudiera contender a la presidencia de la república en el 2018. Campaña exitosa, por cierto, que permitió que en la mesa de debates el anticapitalismo figurara. Digno de otro análisis merece las razones por las cuales no se apareció en la boleta electoral

En las elecciones del año de 1979, el histórico Partido Comunista Mexicano participó con registro electoral, después de una lucha que costó la vida de muchos mexicanos, incluyendo de gente que no era comunista, pero si libertaria y demócrata. No fue un esfuerzo solo de los militantes del PCM, como lo dije antes, el grupo del Partido del Pueblo Mexicano, integrado en su mayoría por los expulsados del PPS del traidor de Chuchank, hicieron posible este triunfo histórico de la izquierda mexicana. Después se formó el PSUM, que fue un esfuerzo sin precedente de unidad de los revolucionarios mexicanos. Y ese registro electoral ganado con la sangre y el esfuerzo de muchos hombres y mujeres que buscaban cambiar una sociedad de miseria y de desesperanza fue regalado a un partido de pequeños burgueses que fueron demeritándose, corrompiendo y desfigurándose cada vez más conforme pasaban los años. Hoy ese registro corre el riesgo de terminar con una bola de aventureros y arribistas que representan la ideología de sus necesidades personales y familiares.

Por eso es importante que en el campo de abajo y a la izquierda pensemos y discutamos en colectivo diversas cuestiones referentes a la vía electoral. Partiendo del análisis objetivo de la realidad, debemos discutir las diferencias entre el momento actual y el 2012 o el 2006. Reflexionar sobre la subjetividad que existe hoy en nuestro pueblo, su necesidad y decisión de cambiar las cosas o no. Analizar si hay espacio o no en la lucha electoral, para quienes no somos políticos profesionales ni paleros del sistema actual.

No se trata de discutir si reforma o revolución. Tampoco se trata de elegir entre lucha armada o electoral. De lo que se trata es de pensar y discutir en colectivo las vías y caminos para cumplir nuestros objetivos. Y ese objetivo principal, para muchos de nosotros, es en estos momentos la supervivencia. Luchar por la vida. Y para los de abajo y a la izquierda esa lucha por la vida es el derrotar al capitalismo.

Quienes no hemos renunciado a ninguna forma y vía de lucha para lograr los objetivos de transformacional social, debemos tener claro que es necesario dicho debate.

Y que quede bien claro. No estamos pensando en el parlamento, en los palacios, en los cabildos. Estamos pensando en cómo organizarnos mejor. En la necesidad de pensar en colectivo y debatir ideas, en discutir una línea táctica y estratégica que nos lleve a la salvación.

xxxxx

Hoy tenemos un presidente que algunos, principalmente sus seguidores y correligionarios sitúan por encima del propio Estado. Si ya algunos equivocados y desconocedores de la ciencia de la historia sitúan al Estado por encima de la sociedad. Situar al presidente por encima de Estado no solamente se nos hace una exageración, sino un desfiguro. 

Hoy entendemos que existe un Estado, pero lejos está de ser aquel Estado nacional que conocimos hace muchos años. Hoy existe un Estado que representa precisamente los intereses y objetivos de una oligarquía transnacional financiera y especuladora, que domina al mundo. Cierto es que algunos burgueses que viajan con pasaporte mexicano forman parte de esa oligarquía transnacional, pero lejos están de ser aquella burguesía mexicana. Sin existir el Estado nacional, el presidente de la república no es ya el máximo siervo de este Estado. Al menos que el presidente actual se autodenomine el representante de una clase social inexistente y fantasmagórica como lo es la burguesía mexicana. La interrogante es a quien representa el presidente de la república. A ese Estado fantasma o al Estado transnacional. A la extinta burguesía mexicana, que tenía identidad, empresas, partido político, planes y proyectos, e incluso en momento fue antiimperialista; o representa a la burguesía transnacional que no llega al uno por ciento de la población, pero es propietaria de la riqueza del mundo

¿Entonces quién manda realmente en México?

Recientemente el debate en la prensa nacional, televisión, redes sociales y en las calles y centros de trabajo de nuestro país es entre si fue correcto o no la decisión del presidente Lopez Obrador de soltar a un presunto narcotraficante quien a su vez es hijo del famoso Chapo Guzmán. El presidente afirmó que estuvo de acuerdo en la decisión que tomó su gabinete de seguridad de soltar a Ovidio Guzmán. Podemos discutir hasta el cansancio si esa táctica o determinación es correcta o no. Podemos poner en tela de juicio el actuar del presidente actual o vanagloriarnos por su decisión de salvar las vidas de otros seres humanos. Pero el cuestionamiento principal que nos hacemos nosotros es si en realidad fue una determinación de López Obrador.  O si fue una determinación de los monopolios globales que dominan el mundo a través de su Estado conformado para salvaguardar el “orden”, cuidar sus intereses e incrementar sus ganancias. El negocio del narcotráfico, no es un negocio al margen del sistema. Quien puede creer que, en medio de este avasallamiento sin precedente en la historia, de los monopolios globales contra la naturaleza, el ser humano y el planeta en su conjunto, haya un negocio tan redituable que se les escape de las manos. No, el narcotráfico y toda la gama de actividades llamadas delincuenciales; la minería y el despojo de nuestro territorio, no es casual que grupos de paramilitares vinculados al narcotráfico ya operan también como guardias blancas de las empresas mineras; los llamados megaproyectos para despojar territorio y recursos naturales que se impulsan principalmente en el sur del país, llámese Corredor Transístmico, Proyecto Integral Morelos y/o Tren Maya; los planes de gobierno en el campo que el lugar de sembrar vida siembran muerte; todo ello, son tareas, objetivos y proyectos de los dueños del mundo.

Mientras tanto en la Cámara de Diputados se comienza a preparar la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos para el 2020. Es decir, la política económica del gobierno. Y se vislumbra que no tendrá ninguna variación considerable a la de los sexenios anteriores sino una vez más será continuación de un proyecto transexenal llamado neoliberalismo. Y nosotros nos preguntamos entonces, ¿Quién manda en el presupuesto? ¿Qué acaso el neoliberalismo no ha matado de hambre, enfermedad y desesperanza a millones de mexicanos? ¿Qué no nos ha despojado de nuestro territorio y de nuestros recursos naturales? ¿Qué no ha destruido la naturaleza, envenenando nuestro aire, suelo y agua? ¿Qué no nos ha convertido en una sociedad putrefacta? Si el presidente manda en este país por encima del Estado transnacional habría que cambiar la política económica neoliberal, plasmada en el presupuesto de egresos, para salvar vidas, muchas más vidas, que las que se salvaron al haber soltado al llamado Chapito.

Ecuador para al neoliberalismo. Hoy convocaron al paro general.

Por Benjamín Sandoval C.

México, 09 de Octubre de 2019. El pasado martes 2 de octubre, el gobierno de Lenin Moreno anuncia el decreto 883, conocido como el “paquetazo” que retira subsidio a los combustibles, desconoce derechos laborales a burócratas entre otras medidas, lo cual provoca inicialmente movilizaciones de los transportistas que a lo largo de una semana han aumentado en número, sectores, territorio y fuerza, provocando la huida de Moreno de la capital ecuatoriana, Quito, a la provincia industrial de Guayaquil, en la costa de aquel país suramericano, quien desde la nueva sede de los poderes ha ordenado la represión al pueblo. Se desconoce el número de muertos en las manifestaciones, se habla de centenares de heridos y detenidos. Ayer los manifestantes tomaron la sede de la Asamblea Nacional. Hoy está convocado un paro nacional para lograr la derogación del “paquetazo” e instalar una mesa de diálogo a fin de  resolver el conflicto, permeando cada vez más, la petición de la destitución de Moreno. 

Lenin Moreno, quien apenas en 2017 juraba lealtad al Presidente Rafael Correa, a la política económica del movimiento de la “revolución ciudadana”, con clara línea antineoliberal y la continuidad de la misma, lo cual le permitió ganar las elecciones, traicionó al pueblo e implementa una política neoliberal con el repudio de la mayoría popular. 

Moreno, dio un giro de 180 grados a la política ecuatoriana y se entregó a los brazos de los grandes empresarios y financieros nacionales y globales. Pidió un préstamo al Fondo Monetario Internacional de 4,200 millones de dólares aduciendo problemas económicos en el país, pero resulta que perdonó 4,500 millones de dólares por concepto de deuda, impuestos y demás a empresarios, mismo que se ubican en la provincia de Guayaquil donde actualmente se agazapa el Presidente Moreno. 

Ante el desbordamiento de la insurrección popular Moreno aumenta la represión y acusa a su antecesor Rafael Correa y al Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro de ser quienes financian y dirigen el movimiento, queriendo tapar el sol con un dedo y esconder el origen del problema, su política neoliberal que permite a los grandes ricos nacionales y extranjeros robar el presupuesto público y cargar las deudas al pueblo, a los trabajadores. 

Con el retiro del subsidio a los combustibles aumentó su precio y los transportistas realizaron a manifestarse contra el decreto 883, los cuales al inicio fueron solo de ese sector, pero señalaban al pueblo que lo más fácil para ellos era ajustar los precios de sus servicios (taxis, colectivos, transporte de pasajeros y de mercancías), es decir, trasladar los costos del aumento al destinatario final, el pueblo, poco a poco fue aumentando el contingente de las manifestaciones y ampliándose los sectores, ya que a los burócratas ese mismo decreto le desconoce su derecho de vacaciones de 30 días y la reduce a 15, le descuenta un 20% el salario a los burócratas de contrato y le descuenta un día del salario para el gobierno, es decir, ese “paquetazo” es un atentado al pueblo en cambio elimina impuestos a la salida de capitales, a las exportaciones e importaciones de mercancias. Moreno inicia señalando que es solo un sector el inconforme, copta a algunos dirigentes de los transportistas, pero las bases continúan la lucha junto con el pueblo, después se suman los  burócratas, las amas de casa, estudiantes y el día de ayer se integraron los pueblos indígenas de las provincias, centro y amazonía del país, quienes tomaron las instalaciones de la Asamblea Nacional. Hoy miércoles 9, se inicia un paro nacional, piden la derogación del decreto 883 como requisito previo y después instalar una mesa de diálogo para tomar las medidas económicas con las cuales se resuelva el conflicto y no sea el pueblo quien pague la crisis, Moreno en respuesta huye de la capital, se refugia en la zona controlada por la derecha ecuatoriana, que es Guayaquil y decreta el estado de excepción, es decir, la autorización para que el ejército salga a las calles y junto con los demás aparatos represivos del Estado puedan reprimir al pueblo. 

La OEA, el Grupo de Lima, los integrantes de TIAR, han estado callados, al igual que la prensa tanto comercial como gubernamental de Ecuador, quienes tratan a las manifestaciones como al pueblo de vagos y delincuentes, llamando a no sumarse a la insurrección y en cambio la policía allana radio Pichincha y la cierra, al ser la única radio que transmitía lo que realmente sucede en el país hermano de Ecuador.

XI Aniversario de la incursión a la mina 8 de Pasta de Conchos

El 28 de Septiembre del 2008 las Viudas y Familiares de los 63 mineros atrapados en la mina 8 de Pasta de Conchos desde el 19 de Febrero del 2006, día en que se derrumbó la mina, junto a organizaciones políticas independientes, organizaciones sindicales, juveniles y sociales, juntos y organizados decidieron hacer una incursión al interior de la mina, para conocer realmente las condiciones en que se encontraba y saber porque la empresa Industrial Minera México S. A. “IMMSA” y el gobierno federal, se negaban a rescatar y recuperar los cuerpos de sus maridos, hijos y/o hermanos. 

IMMSA, junto a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social al quinto día de la tragedia declaró muertos a los 65 mineros atrapados en los socavones de la mina y aseveró que hubo una explosión de gas metano que ocasionó un incendio de más de mil doscientos grados Celsius que desintegró todo. Que era imposible la recuperación de los cuerpos mortales de los mineros atrapados y que no podían arriesgar más gente, ya que había gran concentración de gas metano al interior de la mina. 

Con estas declaraciones de gobierno y patrón se daba a ver que se aceleraba el paso para cerrar el caso y dejar para el olvido y las estadísticas la tragedia de la mina 8 de Pasta de Conchos. Pero no fue así, tras el dolor que ocasiona la pérdida de un ser querido en esas condiciones, viene el clamor de justicia, el pedir que se esclarezca la verdad, en ese proceso se creó el movimiento de las Viudas y Familiares de Pasta de Conchos, en contraposición el gobierno y la empresa trataban de  aislarlas, utilizando artimañas, el gobierno de Vicente Fox desconoció al Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros que tenía la titularidad del contrato colectivo de trabajo y persigue a sus dirigentes, dándole la toma de nota a un condicional del gobierno y la empresa, a el señor Elías Morales que de inmediato liquida la sección 13 a la que pertenecían más de 300 mineros que laboraban en esa mina. Así quedaban en un estado de indefensión las Viudas y Familiares de Pasta de Conchos. 

Las organizaciones independientes que se solidarizaban con las Viudas y Familiares de Pasta de Conchos se pusieron al servicio de su causa e hicieron todo para junto con ellas exigir el rescate de los cuerpos de los 65 mineros. Se inició una investigación independiente tomando en cuenta los testimonios de trabajadores que habían laborado antes de la tragedia, los testimonios de los trabajadores que IMMSA contrató después de la tragedia como rescatistas, los testimonios de trabajadores que habían sido rescatados con vida el día de la tragedia, testimonios de los habitantes del ejido de Santa María que está junto a la mina. Se estudiaron los elementos físicos y químicos del carbón, gas metano, oxigeno, agua, radiactividad, llegando a la conclusión que no podía haber sido una explosión de la naturaleza que argumentaba la empresa y el gobierno la que ocasionó el derrumbe de la mina y mucho menos un incendio de la magnitud que señalaban dejando atrapados a los mineros. Bajo ese estudio se organizó la incursión a la mina y se programó para el día 28 de Septiembre, convocando a todas las organizaciones independientes a acompañar a las Viudas y Familiares de Pasta de Conchos a incursionar al fondo de la mina. Se tomó muy en cuenta el rescate y recuperación de los cuerpos de dos mineros que habían sido rescatados, uno el 23 de junio del 2006 de nombre Felipe de Jesús Torres Reina y otro el 1 de Enero del 2007 de nombre José Manuel Peña Saucedo, ambos cuerpos estaban enteros y sin muestra de quemaduras, en los testimonios de los vecinos de la mina no escucharon ningún ruido de la explosión ni vieron salir humo de la mina. 

El día 28 de Septiembre del 2008 acudimos a enfrentar nuestro destino, las células del Partido de los Comunistas y de la Juventud Comunista de México junto con las viudas y familiares acamparon un día antes fuera de la mina para preparar el campamento y recibir a las organizaciones solidarias, por la mañana desde muy temprano comenzaron a llegar delegaciones de diferentes partes del estado y del país, luego comenzaron a llegar compañeros de las diferentes secciones del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros con sus dirigentes al frente, luego llegó un autobús con los compañeros de la sección 64 de Torreón y al frente de todos ellos el delegado especial el camarada José Ángel Hernández Puente, todos ellos hombres de temple y valientes que a pesar que muchos de ellos eran perseguidos y tenían orden de aprehensión acudían a cumplir con sus compañeros caídos. 

Después de cumplir con todas las normas de seguridad respecto al equipo de seguridad personal que debían llevar los designados a bajar a la mina, iniciamos el descenso, bajamos 10 personas; 6 mujeres y 4 hombres; 3 viudas, 2 hijas, una fotógrafa profesional de la Juventud Comunista de México encargada de tomar las evidencias fotográficas, un padre, dos miembros del Partido de los Comunistas y un miembro de Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros; llegamos hasta la diagonal 15 a 1,400 metros longitudinales y a una profundidad de 150 metros, las condiciones de la mina estaban estables, el detector múltiple de gases, nunca detectó gas metano y el oxígeno siempre se mantuvo a 20.8% que es la cantidad ideal de una atmosfera sana, tampoco detectó radiación alguna, ni la presencia de otros gases, recorrimos los tres cañones de la mina  y pasamos de uno a otro por los cruceros, encontramos un centro de carga de 440 volts con todas las evidencias de un corto circuito que pudo ser el que ocasionó la tragedia, en fin constatamos que el gobierno y la empresa nos habían engañado y que se había podido hacer el rescate de los cuerpos de los mineros, que los habían abandonado y que pudieron rescatarlos con vida, con estas evidencias regresamos para informar a los que nos esperaban fuera de la mina, preocupados pues en las 2 horas con 20 minutos que duró la incursión no teníamos comunicación, y la empresa y sus incondicionales utilizaron los medios de difusión comerciales desde un día antes para decir que la incursión a la mina era una irresponsabilidad, que la mina estaba envenenada con grandes cantidades de gas y que si entrabamos unos metros íbamos a morir. Desafiamos esas predicciones y salimos a informar. 

Después de informar los pormenores de la incursión, las Viudas y Familiares de Pasta de Conchos, el Partido de los Comunistas, la Juventud Comunista de México y el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, tomamos el acuerdo de tomar la mina por medios pacíficos e inicia un rescate independiente que se programó para el 20 de noviembre del 2008. 

El 28 de Septiembre del 2008 queda en los anales de las luchas mineras sobre todo por la participación de las mujeres que con valentía bajaron a las entrañas de la mina con el único fin de estar cerca de sus familiares y de dar todo por rescatarlos. 

En base a todo lo aquí expresado convocamos a conmemorar el XI Aniversario de la incursión a la mina 8 de Pasta de Conchos bajo el siguiente programa. 

PROGRAMA

Sábado 28 de Septiembre del 2019

8:00 Horas Recepción de delegaciones a la mina 8 de Pasta de Conchos ubicada en el ejido Santa María entrando por el kilómetro 10 de la carretera de Nueva Rosita a Múzquiz y almuerzo. 

9:30 Horas Traslado al cine Chapultepec de Nueva Rosita para iniciar una marcha a la empresa IMMSA. 

10:00 Horas Inicia la marcha 

12:00 Horas Regreso a la mina, ofrenda floral y guardias de honor a los 63 mineros caídos 

13:00 Horas Encuentro de delegaciones y discursos de conmemoración 

14:00 Horas Comida y despedida de delegaciones participantes.

 

NI PERDÓN, NI OLVIDO, LA LUCHA SIGUE

Nueva Rosita, Coahuila a 11 de septiembre de 2019 

CONVOCAN

VIUDAS Y FAMILIARES DE PASTA DE CONCHOS; SINDICATO NACIONAL DE TRABAJADORES MINEROS, METALÚRGICOS, SIDERÚRGICOS Y SIMILARES DE LA REPÚBLICA MEXICANA; PARTIDO DE LOS COMUNISTAS y JUVENTUD COMUNISTA DE MÉXICO.

Declaración sobre el rescate de los cuerpos de los mineros en Pasta de Conchos.

El Estado mexicano sigue siendo un Estado fallido en materia de seguridad pública, que desmiente la teoría burguesa de que el Estado, universalmente considerado, surgió para procurar el bien común, la seguridad y la tranquilidad de los habitantes de un determinado país.

La llamada 4ª Transformación proclamada por el presidente López Obrador ni siquiera agarra rumbo. Han aumentado los índices delictivos durante la presente administración. A pesar de que le cambiaron el nombre al ejército por quienes creen en la magia de las palabras, éste ha demostrado su ineficacia durante los más de 10 años desde que lo sacaron de los cuarteles para hacerse cargo de operaciones policíacas.

Más nocivos que los criminales comunes son los empresarios criminales que se han apoderado de este país. En lugar de perseguirlos, el gobierno los ha puesto a cargo de la investigación de sus propios crímenes y la posible reparación del daño que han causado estos ilícitos.

El “Grupo México” del señor German Feliciano Larrea es penalmente responsable de la muerte de 65 trabajadores, víctimas del derrumbe acaecido el 19 de febrero del 2006 en la mina número 8 de Pasta de Conchos, en Coahuila, a causa de las pésimas condiciones de seguridad e higiene de aquel centro de trabajo.

No solo eso, sino que en lugar de emprender el rescate de las víctimas, en cumplimiento de las más elementales obligaciones patronales y humanas, lo ha venido impidiendo desde siempre.

Con la complicidad del Estado y el apoyo de la fuerza pública suspendió el rescate que los compañeros de turno de las víctimas emprendieron la misma madrugada del siniestro con un relativo éxito, porque lograron rescatar con vida a 13 compañeros que se encontraban dentro de la mina.

Al terminar el turno, so pretexto de organizar mejor el rescate de los mineros restantes (65) con personal especializado, se paró el rescate y al quinto día fueron declarados muertos los 65 mineros atrapados, bajo la teoría que había habido una explosión de gas metano que ocasionó temperaturas superiores a 1200 grados Celsius, que desintegro todo. Esta teoría fue avalada por el Estado, pero nunca han logrado demostrarla.

Por el contrario, el 28 de septiembre del 2008 las organizaciones independientes, solidarias con las Viudas y Familiares de Pasta de Conchos, encabezados por el Partido de los Comunistas, la Juventud Comunista de México, los Colectivos e individuos adherentes a La Sexta y el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, acompañaron a viudas y familiares de los 65 mineros a una incursión al interior de la mina, llegando hasta la Diagonal 15, recorrieron los 3 cañones de la mina y sus respectivos cruceros, sacaron evidencias fotográficas, a fin de hacer constar que la mina estaba estable y era posible el rescate, que los mineros atrapados fueron abandonados y que se les pudo haber rescatado con vida.

Ante esas evidencias, las viudas y familiares de los 65 mineros, en Asamblea acordaron por mayoría posesionarse de la mina 8 de forma pacífica, a fin de llevar a cabo un rescate independiente que se programó para iniciar el día 20 de noviembre del 2008.

Las viudas y familiares de los 65 mineros sostuvieron las labores de rescate independiente durante 564 días, pero la fuerza pública las desalojó, así como a los rescatistas independientes, el 7 de julio del 2010.

La tragedia de Pasta de Conchos fue largamente anunciada y advertida por los trabajadores y por el Sindicato Nacional Minero, sin que el gobierno y la empresa hicieran caso alguno de tan angustiosas denuncias.

El peritaje y la consecuente suspensión de labores de extracción y beneficio del carbón, decretado por la Secretaria de Economía, se produjeron cuando ya había ocurrido la tragedia. Dicha suspensión en realidad fue decretada para impedir las labores de rescate, con el malévolo propósito de que no aparecieran las evidencias del crimen. Tan es así, que luego el gobierno autorizó la reanudación de los trabajos de la planta de lavado de carbón, que formalmente estaban suspendidos.

Este “Grupo México” es propietario absoluto de buena parte del territorio nacional y dispone de la vida y de la salud de sus habitantes con plena complacencia del gobierno. Ha contaminado con sustancias toxicas derivadas del beneficio de metales, las aguas y los ríos de norte del estado de Sonora. Ha arrojado grandes cantidades de sustancias toxicas en el Mar de Cortés, santuario de ballenas, totoabas, vaquitas marinas y otras especies valiosas en peligro de extinción.

El gobierno, en lugar de castigar a estos criminales y exigirles que reparen el daño, los premia con nuevas concesiones. Hoy mismo, el gobierno, por el conducto de la Secretaría del Trabajo, ha puesto a “Grupo México” al frente de las labores del rescate en Pasta de Conchos, pues fueron ellos precisamente quienes fungieron como anfitriones de los expertos internacionales que recientemente visitaron la mina.

Uno puede explicarse mas no justificar el dominio que los monopolios globales, dueños del mundo, ejercen sobre nuestras autoridades. Lo que resulta absurdo e inexplicable es que el gobierno de México se comporte como un fiel servidor de una empresa privada. Todo parece indicar que el objetivo es mantener escondidas las pruebas del homicidio industrial, olvidar nuevamente los restos mortales de los 63 mineros atrapados en la mina y, sobre todo, volver a explotar el carbón mineral que se encuentra en ese fundo minero, para que los criminales de “Grupo México” sigan enriqueciéndose desmedidamente y provocando más muerte en la región carbonífera de Coahuila.

El rescate y recuperación de los cuerpos de los 63 mineros atrapados en esa mina solamente será posible cuando “Grupo México” sea expulsado de ese fundo minero y se le castigue por el homicidio industrial y por todas las violaciones a las leyes emanadas de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, por lo que llamamos al pueblo de México y a sus organizaciones solidarias, a seguir apoyando esta lucha de las viudas y familiares de los mineros de Pasta de Conchos.

FRATERNALMENTE.

Ciudad de México, a 2 de septiembre de 2019.

María de Jesús Patricio Martínez, Vocera del Concejo Indígena de Gobierno, Partido de los Comunistas, Juventud Comunista de México, Central Unitaria de Trabajadores de México, Congreso Nacional Indígena, Sindicato Mexicano de Electricistas, Nueva Central de Trabajadores, Confederación de Jubilados, Pensionados y Adultos Mayores de la República Mexicana, Organización Popular Francisco Villa de Izquierda Independiente, Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y Territorio, OIDHO, Oaxaca, CNI Totonacapan, Veracruz, Coordinadora de Pueblos y Organizaciones del Oriente del Estado de México en Defensa de la Tierra, el Agua y su Cultura (CPOEM), Red Universitaria de Apoyo al CIG, Colectivo Paso Doble, Sexta, Oaxaca de Juárez, Oaxaca, Comisariado Ejidal de San Juan Guichicovi, Oaxaca, Sector de Trabajadores del Campo y la Ciudad Adherentes a La Sexta, Grupo Ecologista Zacatepec, A.C., Café “Zapata Vive”, Coordinadora Metropolitana Anticapitalista y Antipatriarcal CDMX, Tejiendo Organización Revolucionaria, Colectivo Conciencia y Libertad, Raúl Romero Gallardo, investigador universitario; Gilberto López y Rivas, investigador universitario; Oscar Espino Vázquez, CNI, Totonacapan Veracruz; Valiana Aguilar Hernández, Sinanchú, Yucatán; Ángela Vázquez González, CDMX UNAM FCPyS; Karla Luis Arce, OIDHO, Oaxaca; Alejandra Maldonado Esquer, Sexta Oaxaca de Juárez, Oax.; Rosa Marina Flores Cruz, Juchitán, Oaxaca; Albino Pedro Juan, Comisario Ejidal de San Juan Guachicovi, Oaxaca; Armando Uresti Ramírez, Marcelino Nolasco, Istmo de Tehuantepec; Francisco Valenzuela, Sto. Domingo Tehuantepec, Oaxaca; Niltie Calderón Toledo, El Espinal, Oaxaca; Raúl Vázquez V, CDMX; Samuel Guerrero, Istmo de Tehuantepec, Oaxaca; Diana Itzu Gutiérrez Luna y otros 450 firmantes, asistentes a la ASAMBLEA NACIONAL E INTERNACIONAL DEL CONGRESO NACIONAL INDIGENA / CONCEJO INDÍGENA DE GOBIERNO-REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA, ORGANIZACIONES Y COLECTIV@S, “EL ISTMO ES NUESTRO”, celebrada en JUCHITAN, ISTMO DE TEHUANTEPEC, OAXACA,

6, 7 Y 8 DE SEPTIEMBRE DEL 2019.

Suscribirse a este canal RSS