Menu

Los de abajo: Robo de agua

  • Escrito por 
Los de abajo: Robo de agua
Por Gloria Muñoz Ramírez

Unidos en defensa de su existencia, la tribu yaqui decidió pasar a la acción para evitar que le sigan robando su agua. Bloqueos intermitentes de las principales carreteras de Sonora se establecieron desde hace más de dos semanas en Ciudad Obregón y Bácum, municipio de Cajeme, y en el poblado de Vícam, en Guaymas, para exigir que se suspenda la operación del acueducto Independencia, obra de 75 kilómetros, con la que el gobierno de estado pretende arrebatarles 75 millones de metros cúbicos de agua de un territorio que ya padece sed, para llevársela a los empresarios de Hermosillo.

El gobernador panista Guiller­mo Padrés afirma que el agua será para consumo humano, aunque lo cierto es que 40 por ciento del líquido potable de Hermosillo se desperdicia. Por ley, es prioritario el consumo humano sobre el uso agrícola e industrial, pero los yaquis afirman que esta disposición se usa como truco del gobierno para asegurar la construcción de la obra. Es importante destacar que los yaquis son titulares de 50 por ciento del agua, no concesionarios, y que la Suprema Corte de Justicia de la Nación confirmó en mayo el amparo contra la autorización de la manifestación de impacto ambiental que otorgó la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales para la construcción del acueducto y reconoció la personalidad de la tribu para reclamar la inhabilitación de esta obra.

La reciente instalación en Hermosillo de industrias de alta demanda de agua (ensambladoras de autos, cerveceras y refresqueras) y el que por los suelos de la tribu ya corre un acueducto que desde 1996 lleva agua hacia Guaymas, ciudad turística, hace que los yaquis concluyan que, sin duda, el gobernador no quiere el agua para las zonas marginadas.

En estos días, un comunicado interno se distribuyó entre las tropas de la tribu yaqui y las autoridades tradicionales, en el que se afirma que el gobernador Padrés logró conectar ilegalmente un tubo a la presa El Novillo y está robando esa agua que nos pertenece y mucha falta hace en nuestro territorio para abrir y regar nuestras tierras, pero también para tomar agua sin enfermarnos y algo mucho muy importante, revivir el río yaqui que hoy está totalmente seco.

Los yaquis y el movimiento ciudadano están en las calles exigiendo respetar el agua de su río, almacenada en las presas La Angostura, El Novillo y Oviachic. Los bloqueos son el principio de acciones más decididas, anuncian las autoridades y voceros de la tribu.

http://desinformemonos.org

volver arriba