Menu
PdelosC

PdelosC

URL del sitio web:

A 4 años de distancia, aún nos siguen faltando 43.

Por Lorena Moscoso S.

 “Sembremos la semilla de la libertad en el campo virgen del corazón de los jóvenes (…) El deber es enseñar a nuestros alumnos a ser libres.” [1]  Fue el mensaje que Raúl Isidro Burgos difundió entre sus alumnos de la generación 1964-1970, una tarde de agosto de 1970, como parte de los ideales que debía seguir la educación en México. Hace ya 48 años. 

            La noche triste del 26 de septiembre del año 2014, 43 jóvenes estudiantes de la normal urbana Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, estado (provincia) de Guerrero, fueron privados de su libertad, uno de los valores más preciados del hombre, pero también uno de los más mancillados y utilizados, la Libertad, esa que su mentor moral Raúl Isidro Burgos deseaba que conocieran y disfrutaran; pero que ya no podrá ser, porque fueron privados de ella, porque fueron víctimas de desaparición forzada; convirtiéndose así en una de las más trágicas y triste noche que ha vivido nuestro País, una pesadilla de la que aún no despertamos;

            Este miércoles 26 de septiembre, se cumplen 4 años de la desaparición forzada de esos 43 jóvenes estudiantes normalistas, que soñaban, que pretendían transmitir a otros esa semilla de libertad; y hasta hoy, desconocemos a cabalidad ¿Qué fue lo que pasó?, ¿Qué les hicieron?, ¿Dónde están?; ¿Cómo están? Hace cuatro años ya de una impunidad incesante, de una injusticia que ha marcado no solo la vida de los familiares de las víctimas, sino también de las instituciones encargadas de las investigaciones, y sobre todo, marcó un sexenio fallido, con el sello de la corrupción, la violencia, la impunidad y la injusticia, por su indolencia hacia la búsqueda de la verdad, por su frivolidad y la evasión de sus responsabilidades como Presidente de la República, nada justifica la infamia de un fiscal cansado que tuvo la cobardía de inventar una supuesta “verdad histórica” que a la postre de los años se convirtió en una “mentira história” que aun cuando la mentira ha sido evidenciada y desbaratada con el cumulo de evidencias científicas y peritajes internacionales, el aún Presidente sigue firme insistiendo en su “mentira histórica”. Y será la historia señor Peña Nieto quien lo juzgará a usted;  y segura estoy no saldrá absuelto.

            Los acontecimientos de Iguala han sido calificados por La Organización de los Estados Americanos como los crímenes que enlutaban no sólo a los mexicanos, sino a todos los países de las Américas”; por su parte la Human Rights Watch lo calificó como el ataque más violento contra estudiantes desde la ocurrida el 2 de octubre de 1968.

            A cuatro años de la tragedia, seguimos lejos de la verdad, tenemos una sentencia dictada en el amparo en revisión 203/2017 por el Primer Tribunal Colegiado, con residencia en Reynosa, Tamaulipas; el cual si bien es cierto el amparo de origen que dio lugar a la revisión fue promovido por algunos de los inculpados de la desaparición de los 43 normalistas, y la sentencia de amparo es concesoria a favor de ellos porque se determinó que hubo violaciones a sus derechos humanos, por la demora en su puesta disposición ante el Ministerio Público, porque hubo tortura para obtener las declaraciones de los inculpados, y por no existir datos bastantes para comprobar el cuerpo del delito y su probable responsabilidad.

            También es cierto que en dicha resolución se reconocen diversas violaciones a los derechos humanos de las víctimas y sus familiares, a estos últimos se les reconoce la calidad de víctimas, y, en consecuencia, el derecho a intervenir en la causa penal, con mayor razón, porque los hechos delictivos atañen a una situación de desaparición forzada de personas y ejecuciones extrajudiciales;

            Lo relevante de esta sentencia, es que evidencia las irregularidades, de las pocas “investigaciones” que se hicieron, la manipulación y siembra de evidencia, pues respecto de las pesquisas realizadas en el rio San Juan señala: “que la presencia del personal ministerial el día previo y la circunstancia de que hayan recogido evidencias, sin requerimiento ni presencia del Fiscal, y sin documentar esa actuación en autos, genera serias dudas sobre los hallazgos del día siguiente, en especial, si la evidencia encontrada fue manipulada irregularmente; lo que pondría en entredicho la cadena de custodia de todo el material probatorio recolectado formalmente.”

            También en el Informe de Doble Injusticia, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, cuestionó la circunstancia de que no se haya documentado en autos la presencia ministerial en el río San Juan el veintiocho de octubre de dos mil catorce, destacando también la violación del derecho de defensa de los inculpados, por no haber estado presente su defensor.

Se determinó que la investigación no se condujo con la debida celeridad, que se Insistió en líneas de investigación carentes de consistencia, como una supuesta infiltración de estudiantes en grupos delincuenciales; se minimizó el contenido y conclusiones de los dictámenes periciales relacionados con la incineración de los estudiantes en el Basurero de Cocula, practicados por expertos independientes de reconocimiento internacional (Doctor José L. Torero y Equipo Argentino de Antropología Forense).

            Se evidenció la Negativa a que el GIEI[2] estuviera presente mientras se examinaba nuevamente a los elementos del 27 Batallón de Infantería, así como la falta de atención a sus requerimientos de obtener información documental y originales de fotografías capturadas por sus miembros.

            Se retoma un fallo emitido por la Comisión Interamericana, en la cual se establece: “En el marco de un procedimiento penal, especialmente cuando se trata de la investigación y persecución de ilícitos atribuibles a las fuerzas de seguridad del Estado, surge una eventual colisión de intereses entre la necesidad de proteger el secreto de Estado, por un lado, y las obligaciones del Estado de proteger a las personas de los actos ilícitos cometidos por sus agentes públicos y la de investigar, juzgar y sancionar a los responsables de los mismos, por el otro lado. …Los poderes públicos no pueden escudarse tras el manto protector del secreto de Estado para evitar o dificultar la investigación de ilícitos atribuidos a los miembros de sus propios órganos.  En casos de violaciones de derechos humanos, cuando los órganos judiciales están tratando de esclarecer los hechos y juzgar y sancionar a los responsables de tales violaciones, el ampararse en el secreto de Estado para entregar información requerida por la autoridad judicial puede ser considerado como un intento de privilegiar la “clandestinidad del Ejecutivoy perpetuar la impunidad. 

            En este orden de ideas, se reconoció que tanto el Ejército Mexicano, como la Policía Federal, tienen una relación de subordinación con respecto al Presidente de la República. Al igual que el órgano investigador, la Procuraduría General de la República, que también guarda una relación de subordinación con respecto al Titular del Ejecutivo Federal, en principio, derivado de las facultades de éste en la designación y remoción del funcionario.

             Por ello resulta innegable el conflicto de interés que surge cuando investigador e investigados, tienen en común al mismo superior jerárquico, pero además, una estrecha relación institucional, que prevé la propia ley, sobre todo, si se toma en cuenta que, como se vio, se han advertido una serie de omisiones, retrasos e inconsistencias en la indagatoria, en especial respecto a las posibles líneas de investigación que apuntaban a esas dos autoridades, pues existen probables responsables que pertenecen a su misma estructura burocrática, y cuya participación no ha sido materia del análisis ministerial. 

            En adición a lo expuesto, tanto de la causa penal como del Informe Sobre Violaciones de Derechos Humanos en la Investigación del Caso Ayotzinapa, intitulado “Doble injusticia”, se desprende que gran parte de los señalamientos de tortura se dirigen a personal de la Secretaría de la Marina Armada de México, institución que también guarda estrecha relación con el órgano investigador, tan es así que también integra el Consejo Nacional de Seguridad Pública, en términos del artículo 12 de la ley general que regula dicho sistema. 

            Y de los autos, no se aprecia que se hayan explorado siquiera las líneas de investigación que apuntaban a la participación del personal del Ejército Mexicano, y la Policía Federal; y encima de ello, tampoco aparece que se hayan investigado los actos de tortura, lo que conlleva que igualmente no se ha indagado al personal a quien se atribuyen tales actos, entre ellos, a los integrantes de la Secretaría de la Marina Armada de México.

 Adicionalmente, la Corte ha considerado que, en el marco de los artículos 1.1, 8 y 25 de la Convención Americana, los familiares de las víctimas tienen el derecho, y los Estados la obligación, a que los hechos sean efectivamente investigados por las autoridades estatales y, en ese sentido, a conocer la verdad de lo sucedido; de conocer cuál fue el destino de las víctimas y, en su caso, dónde se encuentran sus restos”. Además, correlativamente, les confiere el derecho a que los hechos sean investigados y que los responsables sean procesados y, en su caso, sancionados. Así, la Corte recuerda que el derecho a la verdad se encuentra subsumido en el derecho de la víctima o de sus familiares a obtener de los órganos competentes del Estado el esclarecimiento de los hechos violatorios y las responsabilidades correspondientes, a través de la investigación y el juzgamiento que previenen los artículos 8 y 25 de la Convención. 

            En ese sentido, se ordena que la investigación debe estar orientada a la obtención de la verdad, por ende, los familiares de las víctimas y la sociedad deben ser informados de todo lo sucedido con relación a dichas violaciones, por ello La Corte ha considerado en su jurisprudencia, en casos de desaparición forzada, que el derecho a conocer el paradero de las víctimas desaparecidas constituye un componente esencial del derecho a conocer la verdad… 

            Por otra parte la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, dispone que en los casos en que se advierta ausencia de imparcialidad o independencia en el órgano investigador, debe establecerse un procedimiento que permita que la investigación cumpla con las referidas exigencias; en base a lo cual se determinó en la resolución, la conformación de la Comisión de la verdad  entre el Ministerio Público, los representantes de las víctimas y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, con permanente y estrecha relación, especialmente entre estos dos últimos, a la que para efectos de mayor precisión y claridad, se denominará Comisión de Investigación para la Verdad y la Justicia (Caso Iguala).

             Agregando, que, en el caso, la referida comisión se podrá fortalecer con la integración y participación de otras organizaciones de derechos humanos, tanto nacionales como internacionales, tales como la Organización de las Naciones Unidas, entre otras, lo cual será decisión de los representantes de las víctimas y de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. 

            En ese punto, el Ministerio Público estará en aptitud de sugerir líneas de investigación o pruebas, pero la decisión sobre su admisión, corresponderá a los representantes de las víctimas y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. También se señaló que, al examinar personas, el orden para interrogarlas deberá ser definido por la representación de las víctimas. Lo que implica que se quita al Ministerio Público el monopolio de la investigación; 

            Se determina también en la sentencia, con apoyo en lo dispuesto en el artículo 74, fracción IV, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la importancia que el Titular del Ejecutivo Federal y la Cámara de Diputados del Honorable Congreso de la Unión, adopten las medidas necesarias para que la referida comisión, cuente con los recursos presupuestarios correspondientes; es decir “solicita” al mismo Ejecutivo dotar de recursos a la comisión de la verdad para su debido funcionamiento.  

            Y muy importante también se realizó un llamado al Ejecutivo, respetuoso sí, pero un llamado a la no intervención y apoyo, que nunca había visto en una resolución, aun cuando fuera en los siguientes términos: Por tal motivo, de la manera más atenta y respetuosa, se le solicita al señor Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, gire instrucciones a todas las Secretarías y dependencias que integran su gabinete, para que en el marco de sus respectivas atribuciones, se sirvan prestar el apoyo y demás facilidades que requiera la referida comisión, para el logro de su cometido. 

            De igual forma, a modo de sentencia reparatoria de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, se consideró a favor de los familiares una indemnización pecuniaria parcial, que podría ser del orden de los $500,000.00 (Quinientos mil pesos 00/100 moneda nacional), a cada una de las familias de los estudiantes desaparecidos; como un adelanto parcial, para que las víctimas puedan afrontar las dificultades económicas más apremiantes, derivado de la situación a que se han venido enfrentado desde la desaparición de sus familiares; e incluso, para afrontar los gastos que el propio litigio conlleva.  (Hasta aquí algunos de los puntos más relevantes de la sentencia). 

            Por otra parte, Mario Patrón Director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín, en el programa de Carmen Aristegui, cuando se dio a conocer la sentencia, realizaba el siguiente cuestionamiento respecto de la resolución: ¿Va a ser suficiente para romper los pactos de impunidad y de silencio? 

            La respuesta la tiene usted. 

            Yo por mi parte considero que no, que desgraciadamente no será suficiente, pero también considero que es una resolución valiente de los Magistrados, porque evidencia el cochinero, la mentira histórica, el encubrimiento y la falta de interés de las autoridades de encontrar la verdad y de encontrar a los 43 jóvenes;  

            Son ya cuatro años de caminar de los Padres y Madres sin dar con el paradero de sus hijos y sin conocer la verdad; porque para ellos nada ha sido igual desde esa fatídica noche del 26 de septiembre del año 2014, que sus hijos fueron víctimas de desaparición forzada, la vida no volvió a ser la misma, nada ha sido igual desde que desaparecieron 43 esperanzas de un México mejor, que pretendían sembrar la semilla de la libertad en los corazones puros de los jóvenes que debieron haber sido sus alumnos. 

            Porque aun nos siguen faltando 43; Porque aun los seguimos esperando.



[1] La historia no contada de Ayotzinapa y las Normales Rurales.- Forbes Mexico.- https://www.forbes.com.mx/la-historia-no-contada-de-ayotzinapa-y-las-normales-rurales/

[2] Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

¿Foros de Pacificación y Reconciliación Nacional?

 

¿Foros de Pacificación y Reconciliación Nacional?

Claudia Muñiz

Feminista, comunista.

Comité Central

Partido de los Comunistas 

Desde el pasado 7 de agosto el próximo nuevo gobierno ha realizado “Foros de Escucha por la Pacificación y Reconciliación Nacional” en diferentes ciudades del país como: Juárez, Torreón, Morelia y La Huacana, Cuernavaca, Ciudad de México y Monterrey.

Se dice que fue un error garrafal que Andrés Manuel López Obrador haya dicho en el primero foro en Cd. Juárez, Chihuahua que las víctimas deben perdonar, considero que no fue error, plasmo en su discurso las palabras de quien no tiene la mínima empatía y desconoce de la escucha y acompañamiento de víctimas.

En palabras de las madres de personas desaparecidas todos estos foros han sido: “Un desastre”.

Estos foros de pseudo escucha no han sido otra cosa más que catarsis para las madres y las familias. Reviven todo lo que ya han explicado en foros como con los gobiernos de Calderón y Peña Nieto, vuelven a rememorar y vivir sus tragedias.

El próximo nuevo gobierno juega con términos como: la justicia transicional, comisiones de la verdad, que en el contexto mexicano no sirven de mucho puesto que de entrada nuestra guerra no ha sido reconocida como tal y no se pone en la mesa como es que vamos a encontrar a nuestras más de 35,000 personas desaparecidas (cifra oficial, puesto que dos de cada diez desapariciones en el país no son denunciadas)

Me toco asistir como acompañante de victimas al foro de Monterrey, lamentablemente fue la repetición de los foros anteriores: “Una tragedia”.

Las mesas de “escucha” fueron hechas sin los mínimos parámetros de contención para las víctimas. En la mesa que participé estuvo presente quien será el nuevo Secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, quien en tono prepotente nos interrumpió varias veces con un: “no, no, no, jovencita” y se atrevió a decir a las madres “No sé con quién hayan hablado, con nosotros no”, cuando ellas argumentaban que no era el primer foro al que asistían. Quien será la nueva Sub Secretaria de Derechos Humanos, Loretta Ortiz, en la mesa siempre guardo silencio, creo que esto nos da un claro ejemplo de como se manejaran las cosas en el futuro:

Los DDHH callan, la policía habla.

Nos enfrentamos a una nueva simulación ante la tragedia humanitaria que vivimos, el juego macabro de la “democracia participativa” dónde se juega a que se va a escuchar a todas y todos y de ahí partir para según ellos solucionar la barbarie.

De los foros no se sale con compromisos serios, lanzan cantos de sirenas de que en su nuevo gobierno no habrá más represión ni violaciones a los DDHH, afortunadamente ante esos cantos las madres de las y los desaparecidos les confrontan.

Su justicia transicional lo único que tiene de transición es cambiar algunas cabezas del  gobierno actual. Este próximo nuevo gobierno será violento, lo han demostrado en cada foro ante las víctimas.

Recordando a Eduardo Galeano

Por Irasema Galindo

Este mes de septiembre, precisamente el día tres, el periodista y escritor uruguayo Eduardo Galeano cumpliría 75 años. En los tiempos recientes lo recordábamos por ser homónimo del nombre de batalla del compañero zapatista José Luis Solís López, Galeano, vilmente asesinado en 2014 en La Realidad, Chiapas y porque este doloroso acontecimiento hizo que el subcomandante Marcos tomara el nombre de “Subcomandante Galeano”.

También vibró el recuerdo de Eduardo Galeano y de su obra más destacada "Las Venas Abiertas de América Latina" cuando en La Cumbre de las Américas, celebrada en Trinidad y Tobago en 2009, el presidente venezolano Hugo Chávez entregó un ejemplar de este libro al presidente Obama. No sé si algunas fibras de la conciencia del norteamericano se conmovieron con su lectura; lo que sí sé es  que "Las Venas Abiertas de América Latina", fue en la década de los 70 y los 80 principalmente, uno de los análisis políticos que más sacudió a los jóvenes quienes, ya con un espíritu rebelde anticapitalista, encontraron en la lectura de sus páginas las palabras, las ideas, las bases para la reflexión, la discusión y el análisis que permitía entender  objetivamente la situación de América Latina.

Después del obsequio a Obama por parte del presidente Chávez, se elevó la demanda del libro de tal forma que fue necesaria una nueva edición, la cuarta, cuyas reimpresiones desde que salió a la luz suman más de 70, lo cual confirma el fracaso de las dictaduras de Uruguay, Chile y Argentina que en la obscuridad de sus gobiernos asesinos prohibieron la lectura de este libro.

La suerte de Galeano está marcada por el exilio, después del golpe de Estado en Uruguay en 1973 tuvo que abandonar su país al que retorna en 1985 para dedicarse al trabajo periodístico y a otras actividades de carácter político desde la trinchera antiimperialista donde se mantiene hasta su fallecimiento el 13 de abril del 2015.

Eduardo Galeano dice en la contraportada de la última edición "Escribí Las venas para difundir ideas ajenas y experiencias propias que quizás ayuden un poquito, en su realista medida, a despejar los interrogantes que nos persiguen desde siempre: ¿Es América Latina una región del mundo condenada a la humillación y a la pobreza? ¿Condenada por quién? ¿Culpa de Dios, culpa de la naturaleza? ¿No será la desgracia un producto de la historia, hecha por los hombres y que por los hombres puede, por lo tanto ser deshecha?"

Invitando a leer o volver hacerlo termino transcribiendo un párrafo de la introducción donde Galeano dice: "...la historia del subdesarrollo de América Latina integra, como se ha dicho, la historia del capitalismo mundial. Nuestra derrota estuvo siempre implícita en la victoria ajena; nuestra riqueza ha generado siempre nuestra pobreza para alimentar la prosperidad de otros: los imperios y sus caporales nativos. En la alquimia colonial y neocolonial, el oro se transfigura en chatarra y los alimentos en veneno. Potosí, Zacatecas y Ouro Preto cayeron en picada desde la cumbre de los esplendores de los metales preciosos al profundo agujero de los socavones vacíos, y la ruina fue el destino de la pampa chilena del salitre y de la selva amazónica del caucho; el nordeste azucarero de Brasil, los bosques argentinos del quebracho o ciertos pueblos petroleros del lago de Maracaibo tienen dolorosas razones para creer en la mortalidad de las fortunas que la naturaleza otorga y el imperialismo usurpa. La lluvia que irriga a los centros del poder imperialista ahoga los bastos suburbios del sistema. Del mismo modo, y simétricamente, el bienestar de nuestras clases dominantes -dominantes hacia adentro, dominadas desde fuera- es la maldición de nuestras multitudes condenadas a una vida de bestias de carga.” 

Las venas de América Latina siguen abiertas, por eso debemos leer y re-leer a Eduardo Galeano.

¡Que vivan las revoluciones en Latinoamérica!

Con motivo del 45 aniversario del golpe fascista en Chile, reproducimos el discurso de nuestro compañero Salvador Castañeda O’Connor pronunciado en la Cámara de Diputados el día 28 de noviembre de1974, para  comentar el rompimiento de relaciones de nuestro país con la dictadura de PINOCHET

El C. Presidente: Tiene la palabra el ciudadano diputado Salvador Castañeda O'Connor.

- El C. Salvador Castañeda O'Connor:

Después de que habló el fascismo, debe venir aquí a hablar la democracia (aplausos). Qué bien haría el encargado de prensa de la Secretaría de Relaciones, de romper su amistad con Gerardo Medina (aplausos), si no lo hace la diputación del Partido Popular Socialista pedirá al Secretario de Relaciones que lo destituya inmediatamente. H e pedido la palabra para hechos. El hecho que quiero comentar, señor Presidente, compañeros diputados, es la decisión digna y patriótica del Presidente Echeverría de romper relaciones con el gobierno fascista de Chile.( aplausos)

La diputación del PPS, desea manifestar por mi conducto su total apoyo y completa solidaridad a tal determinación del Gobierno Mexicano.

El pueblo de México y su Gobierno no han podido permanecer indiferentes ante los acontecimientos golpistas y contra-revolucionarios de Chile, porque la Revolución Chilena forma parte del proceso revolucionario de América Latina que levanta a los pueblos de nuestro continente en su lucha por conquistar la segunda independencia de nuestras patrias, que es la independencia económica respeto del Imperialismo Norteamericano, y porque este proceso lo inició la Revolución Mexicana, toda agresión a la Revolución Chilena es un agresión a nuestro propio movimiento liberador.

Recordando las hermosas palabras que el Presidente Allende pronunció en esta tribuna al afirmar que al hablar como chileno hablaba como latinoamericano y en consecuencia como mexicano, nosotros podemos decir, que todos los éxitos y los fracasos de las luchas de los pueblos hermanos de Latinoamérica son hechos que atañen directamente a nuestra condición de mexicanos y latinoamericanos.

Desde los días aciagos del terrible golpe fascista que derrocó al Gobierno Constitucional de la Unidad Popular y asesinó al Presidente Allende, muchos mexicanos creímos que México debía romper relaciones con el gobierno de facto de los fascistas chilenos, pero entendimos perfectamente que la Embajada nuestra en Santiago tenía que cumplir, y venturosamente cumplió, con la humanitaria tarea del salvar el mayor número de vidas de los ciudadanos y militantes políticos perseguidos por la junta gorila.

La Embajada nuestra fue en muchos casos una tabla de salvación, un refugio y una esperanza para el pueblo chileno. Gracias a ella muchos patriotas chilenos, entre quienes se encuentra la señora Allende, pudieron asilarse en nuestro país. Quiero rendir un modesto homenaje desde esta tribuna a la conducta ejemplar que en el desempeño de sus tareas asumió nuestro embajador, el ingeniero Gonzalo Martínez Corbalá.

Por el recrudecimiento de una de las prácticas fascistas que consiste en despreciar la opinión democrática del mundo, la Embajada de México estaba cada vez más impedida de continuar su labor de dar refugio a los perseguidos políticos de aquel país, y por lo tanto las relaciones diplomáticas de México con Chile, no tenían ya ningún sentido.

El rompimiento de relaciones con la Junta Militar Chilena es un acto que corresponde a las mejores tradiciones de la política exterior de nuestro país.

Es un acto que repudia al fascismo, dictadura insolente de la burguesía más reaccionaria y pro-imperialista que pisotea los más elementales derechos políticos y humanos del pueblo. Que sarcasmo, que calumnia comparar el fascismo con el socialismo. El fascismo, la dictadura de la burguesía más reaccionaria con el gobierno de los trabajadores y los campesinos de los países socialistas. Yo quiero rendir un homenaje al Ejército Rojo de la Unión Soviética que contribuyó a salvar a la humanidad de las garras del fascismo al derrocar a los ejércitos hitlerianos en Europa.

La ruptura de relaciones significa el repudio del Gobierno y del pueblo de México a la actitud criminal de los fascistas chilenos que han atormentado y segado las vidas de decenas de miles de patriotas y que mantienen en la cárcel en la tortura a miles de dirigentes políticos y sindicales y aun buen número de parlamentarios chilenos, entre los que destaca la figura enhiesta y venerable de Luis Corbalán.

La ruptura de relaciones con Chile significa nuestro rechazo a la violencia reaccionaria que derrocó un régimen constituido legalmente por la expresión democrática del pueblo.

La ruptura de relaciones con Chile significa nuestro repudio al fascismo y nos coloca dentro de los partidarios de la democracia y del progreso social.

Este es un acto, que expresa como ningún otro, la solidaridad y apoyo del pueblo mexicano a la lucha revolucionaria del pueblo chileno, cuya base social se ha ampliado más después del golpe de Estado. A los combatientes por el socialismo y por la independencia nacional, a los combatientes contra el imperialismo y por el progreso se suman hoy los combatientes por la Democracia y los enemigos del fascismo. Por eso tenemos fe en que más temprano que tarde el pueblo chileno restablecerá el orden constitucional, dándose normas más avanzadas que las del pasado y reemprenderá el camino hacia el socialismo.

Ya es sabido por todo el mundo que los imperialistas norteamericanos por boca de sus dirigentes Ford, Kissinger y Colby han reconocido cínicamente su intervención en los asuntos internos de Chile y de otros países de América y su participación activa en los acontecimientos políticos que dieron por resultado la caída del Gobierno de la Unidad Popular. Por esa razón, la ruptura de relaciones, es una reiteración a los principios de la diplomacia mexicana sobre la no intervención y la auto-determinación, de los pueblos, y fundamentalmente un acto anti-imperialista que reafirma nuestra decisión de luchar incansablemente por los derechos de la nación mexicana a construir su vida, a delinear su desarrollo presente y futuro sin interferencias del capital extranjero.

El rompimiento de relaciones con la junta golpista de Chile reafirma, fundamentalmente, la política internacional independiente de México. Al tomarla no tuvimos que pedir permiso a nadie, como lo vamos a pedir cuando tomemos la decisión de abandonar ese organismo putrefacto que ha sido del imperialismo para penetrar a nuestros países y que se llama la Organización de los Estados Americanos.

Sabemos que esta decisión no le va a gustar mucho a nuestros vecinos del norte, pero estamos seguros que todas las fuerzas progresistas y democráticas del mundo aplaudirán esta decisión del Gobierno Mexicano que nuevamente eleva a grandes alturas el prestigio de nuestra política exterior.

¿Por qué no rompemos relaciones con Cuba y con la Unión Soviética? Precisamente porque tenemos una política internacional independiente; eso quisieran los norteamericanos que han hablado aquí hoy por la voz de los diputados del PAN. (Aplausos.)

México cumple hoy con su deber, como cumplió con su deber cuando rompió relaciones con el Gobierno fascista de Franco y dio solidaridad a la lucha del pueblo español, como cumplió al protestar por la invasión de los fascistas italianos en Etiopía, como cumplió al mostrar su solidaridad y apoyo a la Revolución Cubana y al negarse a romper relaciones con Cuba como lo querían los imperialistas; como cumplió cuando repudió el golpe de Estado chileno y demando garantías para la vida del Presidente Allende y su familia. Este acto compromete mucho a los revolucionarios mexicanos porque estamos obligados a dar nuestra más amplia solidaridad a toda política, a toda decisión encaminada a reafirmar la independencia de nuestro país y ampliar nuestro régimen democrático y a impulsar el desarrollo económico en beneficio del pueblo, porque éstos son los elementos que integran a un gobierno de democracia nacional que es por hoy, el objetivo inmediato por el que luchamos los partidarios del progreso social, y del socialismo en México.

Quiero expresar mis votos más encendidos para que viva vigorosa e invencible la política internacional independiente de México y los principios fundamentales de la Revolución Mexicana, que vivan también las revoluciones en Latinoamérica. (Aplausos.)

Suscribirse a este canal RSS