Menu

Volante por los 43 en Coahuila

  • Escrito por 
Volante por los 43 en Coahuila

NI PERDON NI OLVIDO ¨PORQUE VIVOS SE LOS LLEVARON VIVOS LOS QUEREMOS¨

A 39 meses de la desaparición forzada de 43 estudiantes de la escuela normal rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa Guerrero. El gobierno Federal y sus instituciones, siguen sin dar respuesta del paradero de los estudiantes normalistas, que en un operativo conjunto entre el crimen organizado, la policía Federal, la policía municipal de Iguala Guerrero, el Ejercito Mexicano, concretamente la 35 Zona militar de Chilpancingo Guerrero que tiene a su mando al 27 batallón de infantería y los gobernantes de estas entidades en sus diferentes niveles de gobierno, no han dado respuesta. Este caso como otros muchos más se encuentran sin solución por la protección y el contubernio que se da en las más altas esferas del gobierno que han quebrado el estado de derecho, dejando al pueblo sin defensa y en una condición de impunidad. Mientras tanto políticamente se premia a los actores de estas atrocidades, creando leyes para su protección y justificación de su actitud ante la ciudadanía. Como la ley de Seguridad Interior.

Hoy en este día, en una jornada global más en toda la Nación Mexicana, queremos hacer patente nuestra solidaridad con los estudiantes normalistas rurales, por el respeto a sus instituciones educativas, donde se forman maestros ligados a los problemas del pueblo y la Nación, informarle a la ciudadanía, que los padres, madres, hermanos de los 43 estudiantes desaparecidos siguen buscando a nivel mundial justicia y pidiendo ante las instancias internacionales como la ONU, y las referentes a los derechos humanos, se respeten los derechos civiles y la vida a los Mexicanos que son derechos universales por los que debe velar la comunidad internacional, y a nivel nacional, alto a la impunidad y castigo a los involucrados en este delito de desaparición forzada.

FRENTE ÚNICO DE LUCHA POR LA VIDA, LA LIBERTAD Y LA DIGNIDAD.

Monclova Coahuila 26 diciembre de 2017

volver arriba