Menu

Nuestra lucha es contra el capitalismo

  • Escrito por 
Nuestra lucha es contra el capitalismo

Las mesas de discusión terminaron sus trabajos por la noche del sábado 4 de agosto en medio de una fuerte tormenta en el Caracol de Morelia. Con algo de frío , y en medio del agua y la mucha neblina que rodeó esta parte del territorio insurgente, las Redes de Apoyo al Concejo Indígena de Gobierno se declararon listas y puestas para continuar apoyando al CNI, CIG y al EZLN.

En su participación en la mesa 2, el compañero Secretario General del Partido Luis Alfonso Vargas expresó las opiniones de los comunistas respecto a la valoración de la primera etapa del trabajo de apoyo al Concejo Indígena de Gobierno que consistió en la recabación de firmas para que la vocera Marichuy lograra ser candidata Independiente a la Presidencia de la República.  Ante la posición de algunos colectivos y/o redes de apoyo en el sentido de fracaso por no haber alcanzado el 1% de las firmas de los integrantes del Padrón Electoral, el compañero Luis Alfonso expresó:  “Nosotros valoramos de manera muy positiva el proceso de recabación de firmas…Nosotros no podemos declararnos derrotados, no podemos autoflagelarnos.”

En las cinco mesas donde se dividieron los asistentes al encuentro las discusiones fueron intensas dentro del marco del respeto y la tolerancia. Las redes de apoyo al CIG de toda la república mexicana y diversos  colectivos e individuos vinieron hasta territorio zapatista a hacer las valoraciones del trabajo realizado y reflexionar sobre lo que sigue en el trabajo político. El compañero Luis Alfonso hizo un reconocimiento a los cerca de 6 mil auxiliares que recogieron firmas para el CNI y el CIG, y a los que “nadie les pago para hacer este trabajo”. El camarada continuó su participación en la mesa 2 diciendo: “No podemos declarar que ese proceso no nos sirvió. Mostramos una fuerza política que ningún partido registrado tiene. Seis mil activistas con consciencia, con firmeza, con decisión, con nuestros propios recursos. Ningún movimiento los tiene.”

Más adelante expresó: “Fue más difícil conseguir una firma que un voto. Tratar de convencer a la pasada de que alguien te diera la firma...Deberíamos declarar continuar esa campaña de recolección de firmas, pero no para el INE sino para nuestra lucha”.

El dirigente de los comunistas mexicanos explicó cuál es nuestra lucha: “Nuestra lucha es la lucha contra el capitalismo, por la libertad, por el territorio, por la vida, por la independencia,  por la soberanía de nuestra patria, por los derechos de los trabajadores y de  nuestro pueblo.” También comentó que el trabajo que realizamos es en pro de la articulación de las resistencias que luchan en este país. Y respecto a lo sucedido el 1 de julio en la elección a la Presidencia de la República dijo:  “En este país ganó un señor va para Mérida y nosotros vamos para Ciudad Juárez”. Porque explicó que mientras el futuro Presidente electo de los mexicanos pretende darle otra cara al sistema, los presentes en el encuentro de redes, y el movimiento que encabeza el CNI, el CIG y el EZLN, y donde participamos con entusiasmo y decisión los comunistas mexicanos, queremos cambiar el sistema capitalista. No reformarlo sino destruirlo.

El Secretario General del Comité Central el Partido, quién en conjunto con compañeros de Baja California y de otras partes del país, viajó por tierra más de 4 mil kilómetros para llegar hasta el Caracol de Morelia, dijo en el territorio zapatista: “Yo soy partidario del socialismo. Un nuevo sistema de la vida social donde la riqueza y el gobierno sean de los trabajadores.” En este momento estamos en la etapa de “desmontar el capitalismo y en eso nos podemos poner de acuerdo con todo el mundo.”

Al terminar su participación reiteró el compromiso del Partido de los Comunistas de continuar acompañando al CIG y su vocera para recorrer el país. Terminar el primer recorrido y darle una segunda y tercera vuelta al país. Pues la tarea de todos es articular, unir y organizar a todos los que resisten los embates del sistema capitalista. Ponderó el trabajo colectivo pues insistió en que el trabajo individual es loable pero políticamente no sirve de mucho. Lo que sirve es el trabajo colectivo y la organización. “Debemos, dijo, organizarnos mejor, estructurarnos mejor, con el efecto de coordinarnos sin que nadie se subordina a nadie”.

Por Rafael Castañeda

volver arriba