Menu

La empresa no nos ha vencido: Viudas de Pasta de Conchos

  • Escrito por 
La empresa no nos ha vencido: Viudas de Pasta de Conchos

Por Benjamín Sandoval C. 

Pasta de Conchos, Coahuila; 20 de noviembre de 2018. Con una voz profunda y sincera, Lupita Díaz, viuda de Don Mauro Sánchez quien forma parte de los 63 cuerpos que están en el fondo de la mina, agradeció al Partido de los Comunistas, al Sindicato Nacional Minero, organizaciones y sindicatos que acudieron a conmemorar el X aniversario del inicio del rescate independiente para recuperar los restos mortales de sus familiares que yacen en la mina 8 de Pasta de Conchos, señalando que a 12 años de haber sucedido la tragedia donde murieron 65 mineros, la empresa Industrial Minera México del Grupo México de Germán Larrea no nos ha vencido y seguiremos insistiendo hasta recuperar los cuerpos de nuestros familiares. 

Como se recordará el 19 de febrero de 2006, por las condiciones de inseguridad en que laboraban los mineros y falta de observancia de las leyes por parte de la empresa, ocurrió un derrumbe en la mina 8 de Pasta de Conchos, donde quedaron atrapadas 65 personas, inmediatamente los mismos compañeros rescataron dos cuerpos que habían quedado del lado de afuera del derrumbe, la empresa y el gobierno de Fox detuvieron las labores de rescate con la promesa de hacer un estudio y organizarlo de manera “responsable y segura”, pasaron 2 años y el rescate no iniciaba, promoviendo una gran campaña mediática contra el rescate al ser “imposible y altamente peligroso”. En septiembre de 2008, viudas y familiares, Partido de los Comunistas, Sindicato Nacional Minero y Juventud Comunista de México bajaron a la mina para demostrar que sí era seguro y el 20 de noviembre se inició el rescate independiente. Durante los 564 días de rescate, no ocurrió ningún accidente, ni siquiera se enfermaron de gripa los rescatistas, lo cual demostró lo falso de la empresa y gobierno. El 6 de junio de 2010 Moreira (PRI) y Calderón (PAN, ahora ya no se sabe) desalojaron violentamente a los rescatistas, en el mismo momento que lo hicieron también a los mineros de Cananea quienes mantenían una huelga legalmente declarada. No conformes con el desalojo violento, sellaron con cemento la boca mina para que no se vuelva a intentar el rescate. 

Con una marcha por la avenida principal de esta población, un mitin a la entrada de las instalaciones de Industrial Minera México y un encuentro en el campamento construido en la entrada del predio de la mina, se insistió en el rescate y los asistentes reiteraron el apoyo. José Martínez, Delegado especial en la Región Carbonífera del Sindicato Nacional Minero manifestó el apoyo de Napoleón Gómez Urrutia para gestionar la reactivación del rescate y poder hacer justicia a los familiares de los mineros caídos en este homicidio industrial. 

Consultado el compañero Fernando Acosta, miembro de la Dirección Colectiva del Partido de los Comunistas, respecto de la razón por la cual se inició el rescate independiente un 20 de noviembre, señaló que por lo emblemático de la fecha para los mexicanos, que nos liberamos de la dictadura porfirista soñando en la construcción de un México mejor para las mayorías. 

El PRIAN reafirma su maridaje vergonzante contra el pueblo. La marcha realizada el día de hoy en esta población, fue pacífica y ordenada, pero el gobierno de Coahuila, encabezado por la nefasta familia Moreira del PRI y el municipal por el panista Julio Iván Long, con sus policías “Fuerza Coahuila” y municipal, atravesaron sus patrullas para desviarla a los callejones de Nueva Rosita, tras breve altercado con Fernando Acosta y la gallardía de los manifestantes la marcha continúo su recorrido por la avenida, siendo apoyada por quienes se alistaban para observar el desfile del 20 de noviembre. Larrea, Industrial Minera México, ni Montemayor Seguy, tienen derecho a explotar ninguna mina en la Región Carbonífera, Cananea, Sombrerete, ni en ningún lugar de México, los mineros dan sus vidas para hacerlas producir y deberían ser ellos los dueños de la misma, por eso, a 108 años de la revolución mexicana, decimos, la mina es de quien la trabaja.

volver arriba