Menu

Sesión de estudio en Jalisco

  • Escrito por 
Sesión de estudio en Jalisco

REPORTE DE LA PRIMERA SESIÓN DE ESTUDIO EN EL ESTADO DE JALISCO

Por: Roldan González

 

Introducción

El plan de formación política e ideológica trazado desde el comité central en respuesta al mandato de nuestro cuarto congreso nacional en cuanto a diseñar un plan único, ha dado como resultado la implementación de una escuela nacional de formación política e ideológica en tres niveles de estudio.

El primer nivel que se desarrolla al interior de cada célula, donde de manera autónoma se acuerda y traza un plan de estudio de acuerdo a sus características. El segundo nivel que corresponde al estudio estatal, es decir, entre las distintas células que trabajan en determinado estado, conocidas como Escuelas del Comunismo y el tercer nivel que corresponde a la Escuela Nacional de Cuadros la cual funcionará en cursos intensivos de verano.

De acuerdo con lo anterior y en pleno reconocimiento de la importancia de la formación política e ideológica permanente, en el estado de Jalisco se ha retomado este trascendente  trabajo de formación en una “Escuela del Comunismo” como parte del que hacer de los militantes.

Enmarcado en el plan de filosofía marxista propuesto por la comisión de formación designada por el comité central, el estudio inició el día 27 de Octubre de 2018 en la ciudad de Guadalajara, con representación de las células: 26 de Julio, Camilo Cienfuegos, Lenin, Doroteo Arango y Concha Michel. El punto de partida se concentró en el tema de La Filosofía como Ciencia, desarrollando el problema fundamental de la filosofía. Contrariedad del materialismo y el idealismo.

En este escrito se plasman los puntos principales de discusión y las conclusiones que resultaron del intercambio colectivo de conocimientos:

 

Importancia del estudio filosófico para la formación del militante comunista

La lucha de clases a la que se enfrenta cotidianamente el militante comunista se desarrolla en diversos ámbitos: económico, político, social y por supuesto el ideológico, también conocido este último como “batalla de las ideas”.

Batalla que se presenta en todo momento de manera velada y algunas veces abierta en los centros de trabajo, en los barrios, en las escuelas de educación básica, media superior e incluso en centros de educación superior como licenciaturas, ingenierías, maestrías, doctorados, etc.

Lo anterior exige a todo comunista efectuar el estudio constante de la teoría marxista: por ser la teoría propia de la clase trabajadora, porque contribuye a disipar dudas filosóficas fundamentales, porque permite aclarar la posición filosófica  de clase del militante, porque gradualmente elimina tibiezas y posiciones teóricas neutrales.

En otras palabras, el militante debe tener bien presente que el estudio filosófico no es asunto exclusivo de intelectuales académicos iluminados quienes desde sus oficinas elucubran interpretaciones sorprendentes de la realidad y la naturaleza. El estudio filosófico y en concreto el estudio de la filosofía marxista debe ser el método para entender, explicar y sobre todo transformar la realidad actual de explotación y opresión del hombre por el hombre.

 

Oscurantismo neoliberal, el papel de la ciencia burguesa en la lucha ideológica

¿Dioses o naturaleza? ¿Cuerpo o espíritu? ¿Materia o idea? ¿MATERIALISMO O IDEALISMO? Ya desde tiempos muy anteriores se planteaban estas y otras muchas preguntas que abordan el problema fundamental de la filosofía; la respuesta arrastra una serie de implicaciones relacionadas con la forma en que se observa e interpreta la realidad.

En su historia, la humanidad ha dado respuestas distintas a estas cuestiones, esas respuestas han sido siempre acompañadas por uno de los logros más grandes del hombre: la CIENCIA.

El desarrollo científico ha dado grandes aportes al desarrollo del materialismo, en este sentido cabe mencionar que previo al siglo XVIII el idealismo permeaba en la concepción filosófica de la sociedad, posteriormente durante el siglo XVIII con la llegada de la revolución francesa y el logro de la revolución industrial surge un materialismo de tipo mecanicista que explica la naturaleza como unidades aisladas unas de otras sin relación ni interacción entre sí. Por otro lado en el siglo XIX con los múltiples descubrimientos científicos como el del átomo, inicia un materialismo más estructurado y más acabado: EL MATERIALISMO DIALÉCTICO O CIENCIA DEL MARXISMO.

Los hechos muestran que el materialismo va muy relacionado con el desarrollo científico, sin embargo, en las últimas décadas del siglo XX y lo que va del siglo XXI se puede observar que la ciencia contribuye poco a la consolidación del materialismo dialéctico, por lo que surgen preguntas como  ¿la ciencia está estancada? ¿todo está descubierto? ¿el marxismo está superado?

Los comunistas más que responder preguntas como las anteriores, planteamos otras distintas: ¿a qué se debe esta situación? ¿quién domina y por consiguiente traza las directrices del desarrollo científico? ¿quién controla los centros de educación donde se formalizan los primeros acercamientos al estudio filosófico?

Esas y otras preguntas planteadas en el párrafo anterior permiten identificar entre otras cosas que la clase burguesa dominante, poseedora de los medios de producción industrial e intelectual, impone sus intereses incluso filosóficos sobre la clase oprimida que se ha convertido en consumidora pasiva de esos intereses que la contradicen en lo más profundo de su ser.

Dicho en otras palabras, la burguesía junto con sus aliados, secuestró la ciencia y los centros de desarrollo científico para imponer y mantener una postura filosófica hegemónica al servicio de sus intereses, así, es común escuchar en el ámbito académico universitario: “no hay que casarse con una sola ideología… se debe tomar de todo un poco” “no hay que ser radicales… el análisis objetivo es mejor” y otras muchas frases que confunden, impiden o retrasan que los hijos de los trabajadores que han logrado acceder a ese nivel de educación identifiquen la postura filosófica que les pertenece como clase, EL MATERIALISMO DIALÉCTICO.

Además, la clase burguesa se ha encargado de generar en el ámbito científico la idea de que ¡todo está descubierto! orientando de esa manera  el quehacer científico hacia el mero desarrollo tecnológico, es decir, la humanidad atraviesa por un oscurantismo neoliberal que debe ser combatido también en “la batalla de las ideas”.

 

volver arriba