Menu

MALCOLM X: EL SURGIMIENTO DEL BLACK POWER (II)

  • Escrito por 
MALCOLM X: EL SURGIMIENTO DEL BLACK POWER (II)

MALCOLM X: EL SURGIMIENTO DEL BLACK POWER (II)

Malcolm Little había vivido lo peor que ofrecía EEUU: racismo, violencia, pobreza, delincuencia, vicio y hasta la muerte de su padre. En prisión se convirtió en Malcolm X y todo lo que esto significa. A la cárcel ingresó un joven afroamericano que había caído en la delincuencia por todo el odio que existía a su alrededor. Pero en la cárcel surgió un gran revolucionario, inclusive pudiéramos decir que se convirtió en un maestro y ejemplo para toda la comunidad afroamericana.

Malcolm X comenzó a predicar en Harlem, Detroit y Chicago principalmente. En poco tiempo se convirtió en “la voz” de la Nación del Islam y comenzó a visitar mezquitas en todo el país, de costa a costa. Malcolm sabía que el alcoholismo, la prostitución y drogadicción eran las principales problemáticas del ghetto y que esos vicios son herramientas del gobierno para manipular a la comunidad afroamericana, él mismo había caído pero ya tenía las cosas muy claras, había que combatir el vicio en el ghetto para que se convirtiera en un organismo revolucionario.

Malcolm decía que el racismo era originado por el capitalismo y que no habría posibilidad de acabarlo hasta que no desapareciera EEUU como tal. Su historia, su economía, su sociedad están basados en el racismo y por eso había que hacer una revolución muy profunda y cambiar el sistema económico;  admiraba a la Revolución Cubana, en especial a Fidel Castro y a Ernesto Guevara. También admiraba a revolucionarios africanos y paulatinamente se fue convirtiendo al marxismo. Pero no solamente se trataba de discursos y enseñanzas cuando predicaba, Malcolm fue construyendo un grupo revolucionario armado dentro de la Nación del Islam llamado la “Fruta del Islam”. Eran entrenados por musulmanes que hubieran estado en las fuerzas armadas o en los grupos policiacos, sabían utilizar armas de fuego y defensa personal, además que eran muy disciplinados.

La idea de Malcolm era crear un grupo que defendiera a la población de la policía racista. Contrario a las ideas de Martin Luther King, quien decía que si la policía te golpeaba debías poner la otra mejilla y orar por tu agresor, Malcolm decía que si un policía te golpeaba tu deber era acabar con él, porque seguramente ese policía seguiría golpeando a tus hermanos. Siguiendo las ideas del Islam, su propuesta era defenderte de la agresión, nunca ser el agresor, pero si no te defendías también estabas faltando a los principios musulmanes. Este grupo fue utilizado por Malcolm X en distintas ocasiones…

La primera ocasión fue cuando Malcolm se encontraba en una cafetería de Harlem y un joven  afroamericano llegó a decirle que la policía había agredido a un hermano y se encontraba en mal estado de salud y además lo habían detenido en la comisaría. Malcolm llamó a la “Fruta del Islam” y salieron para allá, cuando llegaron Malcolm subió a hablar con el comisario y le exigió que pudiera ver a su hermano golpeado, al principio el policía se negó pero Malcolm lo invito para que se asomara por la ventana; el comisario así lo hizo y vio a la “Fruta del Islam” en formación militar con sus abrigos puestos y la mando dentro de ellos amenazando con sacar sus armas. El comisario accedió a que Malcolm viera al detenido y ahí fue cuando se dio cuenta que su hermano estaba muy golpeado y necesitaba atención médica urgentemente. Para evitar una protesta más enérgica, el comisario dio la orden que se trasladara el herido al hospital. Malcolm decidió no dejar las cosas ahí y caminando junto a la “Fruta del Islam” acompañaron a su hermano hasta el hospital, la gente se fue juntando en el camino y el asunto se convirtió en una gran manifestación. Finalmente, al llegar al hospital la “Fruta del Islam” esperó en formación militar y fue llegando también la policía montada, en ese momento salió un médico del hospital e informó que su hermano ya no estaba en peligro, así que Malcolm moviendo un solo dedo dio la orden de retirada a su grupo que en perfecta formación dejó el lugar…. Un acto impresionante que demostró la fuerza y la organización del pueblo.

La “Fruta del Islam” también fue utilizada en juicios en contra de afroamericanos para intimidar al jurado, la tribuna era ocupada por los musulmanes y su simple presencia provocaba que el juicio fuera más equilibrado. De esa manera Malcolm hacía justicia y protegía a los suyos. En ese momento las cosas eran muy claras para él, el hombre blanco era un demonio y había que separarse de él; además la justicia no llegaría con movimientos pacíficos, si querían un cambio lo tendrían que hacer con las armas. Alguna vez le preguntó un joven blanco ¿qué podía hacer él siendo blanco para ayudar a la causa? Malcolm le respondió: recuerda a John Brown.[1]  

Sin embargo, otro cambio en Malcolm X se avecinaba y dos factores fueron muy importantes para que se dieran. El primero de ellos fue el asesinato de John F. Kennedy. En pleno luto nacional, Malcolm X dijo: “las gallinas regresaron a dormir a casa”.  Que en EEUU se entiende por: ahí están las consecuencias de sus actos. Macolm X no sentía ningún simpatía por Kennedy por su actuar contra la Revolución Cubana y porque no hizo nada por acabar con el racismo en EEUU. De hecho, esta frase contra Kennedy se explica con otra del mismo Malcolm: “los liberales blancos son más peligrosos que los conservadores, porque igual que los lobos, se acercan a ti pretendiendo ser tus amigos, pero en cuanto te descuides, te comerán”.

El líder de la Nación del Islam Elijah Muhammad explotó contra Malcolm y lo silenció por un mes. Muhammad solamente quería tener más seguidores, la revolución del Malcolm y sus posturas contra el gobierno era algo que le disgustaba y aprovechó el discurso contra Kennedy para acabar con él. En ese tiempo, Malcolm recibió quejas contra Muhammad de parte de varias compañeras que fueron embarazadas por el líder de la Nación y que además las había dejado a su suerte con sus hijos. Malcolm investigó el asunto y no solamente encontró varias situaciones de acoso de Muhammad contra las compañeras sino que había desviado gran cantidad de recursos hacia sus cuentas y por eso se había enriquecido enormemente. En ese momento, Malcom X decidió viajar a la Meca para hacer su peregrinación obligatoria como musulmán.

La peregrinación fue determinante en su vida. Malcolm convivió con musulmanes de todo el mundo y aprendió un par de cosas: el hombre blanco no era el diablo, y los rituales que les enseñaba Elijah Muhammad en EEUU no eran los del Islam tradicional. Su peregrinación peligró de quedar sin validez porque se encontraba fuera de tiempo para la burocracia musulmana, pero gracias a sus contactos en el Medio Oriente logró resolver el problema. Este viaje,m, que no sería el único a aquellas tierras fue también muy importante porque visitó varios países y conoció distintas realidades que diferían mucho con la vida en EEUU, quizá el país que más le impactó fue Egipto y el desarrollo tecnológico y económico que tenía en ese momento con Gamal Abdel Nasser.

Finalmente abandonó la Nación del Islam en 1964 para formar su propia organización religiosa llamada Mezquita Musulmana Incorporada (MMI por sus siglas en inglés), también fundó una organización política llamada Organización de la Unidad Afroamericana. Esta última era su brazo revolucionario, eran marxistas y Malcolm comenzó a trabajar con afroamericanos, blancos, musulmanes, católicos, ateos, etcétera. Desde su rompimiento con la Nación del Islam, Malcolm X radicalizó y perfeccionó sus posturas, se encontraba en un punto muy elevado en su ideología combinando el Islam con el Marxismo. Para simbolizar su cambio y radicalización, comenzó a nombrarse El – Hajj Malik El Shabazz, con eso se acercaba al Islam tradicional.

Así llegó el 21 de febrero de 1965, después de varias amenazas de muerte, de ver su casa arder en llamas en un ataque nocturno perpetuado por desconocidos, saber que la CIA estaba tras sus huellas, Malcolm X se presentó al salón Audubon en Manhattan para realizar una ceremonia religiosa. Justo cuando dio el saludo inicial, dos sujetos en la parte de atrás del salón  comenzaron a pelearse y provocaron que los guardaespaldas de Malcolm fueran hacia esa zona del salón, cuando sus guardias lo dejaron solo, desde la fila delantera se pusieron de pie varios sujetos y dispararon sobre Malcolm a quemarropa… recibió varios disparos y murió justo en ese lugar, enfrente de sus hijos y esposa. Se desató un caos en el salón y hubo intercambio de disparos, increíblemente los sujetos que dispararon sobre él y fueron detenidos por sus guardias, fueron liberados meses después al no encontrar pruebas en su contra: la Nación del Islam realizó el crimen y la CIA lo limpió; no pudo ser más fácil para la CIA, aprovechó los conflictos entre los musulmanes para acabar con un gran revolucionario.

El legado de Malcolm X es enorme, tanto en su ejemplo como en sus discursos. Organizó al ghetto y lo convirtió en una organización revolucionaria que a lo largo de los años ha luchado en contra de la violencia policiaca y exigido justicia cuando la policía racista asesina a uno de los suyos. Quizá la escena que abre la película de Spike Lee sobre la vida de Malcolm X donde se ve una bandera estadounidense quemándose hasta desaparecer, sea la imagen más certera de él. Su legado también nos alcanza a nosotros mexicanos, en especial con una de sus frases más famosas: “Cuidado con los medios de comunicación, porque hacen que odies al oprimido y ames al opresor…”

Después de todo, la historia de los latinoamericanos y la de los afroamericanos no es tan distinta, y tenemos que conocer y leer a Malcolm X porque nuestro enemigo es el mismo: el capitalismo.

Desde la Ciudad de México…

R. Herrera



[1] John Brown en 1859 intentó una revolución en Virginia que acabara con la esclavitud. Desgraciadamente no tuvo mucho apoyo y tanto él como sus hijos fueron asesinados por racistas sureños, aún así, Brown se convirtió en un gran símbolo del abolicionismo. 

volver arriba