Menu

Desarrollo del conocimiento sobre el objeto de la filosofía

  • Escrito por 
Desarrollo del conocimiento sobre el objeto de la filosofía

Desarrollo del conocimiento sobre el objeto de la filosofía

Por: José Manuel Paéz Estrada

     El objeto de la filosofía ha cambiado a lo largo de la historia en estrecha relación con el desarrollo de todos los aspectos de la vida espiritual de la humanidad, de la ciencia y del propio pensamiento filosófico. La palabra FILOSOFÌA proviene de dos raíces griegas: phileo, que significa amor, y sophia, que quiere decir sabiduría. En el sentido etimológico de la palabra, filosofía es el amor a la sabiduría. Cuenta la leyenda que cierto sabio de la antigua Grecia, no deseando que le llamaran sabio, decía que èl no era màs que amante de la sabiduría, es decir, un filòsofo.

     La filosofía nació en  las civilizaciones del antiguo Oriente: India, China, Babilonia y Egipto, alcanzando su forma clásica por vez primera en la Grecia Antigua.

     La forma màs  primitiva de la concepción del mundo, que precedió directamente a la filosofía, fue la religión, la mitología: el reflejo fantástico de la realidad en la conciencia del hombre primitivo, el cual animaba el mundo que lo rodeaba. En la mitología con su fe en espíritus y dioses fantásticos, ocupaban un importante lugar los problemas del origen y esencia del mundo. La filosofía nació de la conciencia religioso-mitològica, formándose  al mismo tiempo en la lucha contra ella, como una tentativa de explicar racionalmente el mundo.

     El nacimiento de la filosofía coincide en la historia con la aparición de los gérmenes del saber científico, con la necesidad de la investigación teòrica. En realidad, la filosofía fue la primera forma histórica del conocimiento teórico. Al principio, daba respuesta a las cuestiones que había planteado ya la concepción religioso- mitológica del mundo. Sin embargo, el procedimiento empleado por la filosofía para resolver estos problemas era distinto: se basaba en un anàlisis de los mismos de acuerdo con la lògica y la pràctica.

     Los primeros pensadores del mundo antiguo trataban, pricipalmente, de comprender el origen de los diversos fenómenos naturales, como Tales, Anaximandro, anaxìmenes Parmenides heràclito y otros. El naturalismo (doctrina filosófica sobre la naturaleza) Fue la primera forma histórica del pensamiento filosófico.

     A medida que se acumularon conocimientos científicos especiales y se elaboraron métodos concretos de estudio y desarrollo de la nociones sobre las leyes que rigen en los distintos ámbitos de la naturaleza se produjo un proceso de diferenciaciòn del conocimiento teórico hasta entonces indivisible, de la separación de las matemáticas, la medicina la astronomía, etc. Pero este proceso no fue unilateral; a la par con las limitaciones del conjunto de problemas en que se ocupaba la filosofía, se desarrollaron, profundizaron y enriquecieron las nociones filosófica propiamente dichas, surgieron distintas teorías y corrientes filosóficas. Se formaron disciplinas filosóficas como la ontología, doctrina del ser en general o de la esencia de todo lo existente; la gnoseología, teoría del conocimiento; la lógica, ciencia que expone las formas del pensamiento correcto, es decir coherente, consecuente y probatorio; la filosofía de la historia, la ética, la estètica y, después, la propia filosofía.

     Desde la época del Renacimiento, sobre todo, en los siglos XVII y XVIII, el proceso  de deslindamiento entre la  filosofía y las ciencias especiales se acelera cada dìa màs. La mecánica, la física y màs tarde, la Quìmica, la biología, la jurisprudencia y la economía política se convierten  en ramas independientes de la cognición científica. Esta progresiva división del trabajo en el campo del saber científico modifica cualitativamente el papel y el lugar de la filosofía en el sistema de  ciencias, en su interrelación con las ciencias particulares. La filosofía no se ocupa ya de resolver problemas específicos de la mecánica, la física, la astronomía, la química, la biología, el derecho, la historia, etc. Sin embargo, en su campo  de acción figura el estudio de problemas científicos generales, de problemas relativos a la concepción del mundo, que se plantean en las ciencias particulares, pero que no pueden ser resueltos en los lìmites de èstas con los métodos especiales que le son propios.     

volver arriba