Menu

Por la vida, la Universidad y el futuro.

  • Escrito por 
Por la vida, la Universidad y el futuro.

Declaración del Partido de los Comunistas entorno a la situación que vive la Universidad Autónoma de Nayarit 

Los miembros del Partido de los Comunistas, así como sus amigos y simpatizantes, no le concedemos ningún valor cultural o académico a la llamada Reforma Educativa del ex presidente Peña Nieto, ni aún tomando en cuenta las enmiendas que le hizo el actual gobierno, que  suprimieron venturosamente de su texto, los aspectos punitivos y amenazantes dirigidos contra los maestros mexicanos, quienes tuvieron que soportar todo el odio que los dueños del mundo sienten por nuestro pueblo. 

Con todo, esa reforma no deja de ser un proyecto enano y perverso de un imperio  decadente, como lo es el Imperio Norteamericano, siervo a su vez de los monopolios globales, quien a diferencia del Imperio Romano, no trasmite civilización y cultura a los pueblos que domina y sojuzga, sino barbarie, ignorancia y estupideces. 

Esta supuesta reforma no se propone otra cosa que facilitar la ampliación intensiva de la globalización neoliberal, que consiste en arrancar a los Estados diversas funciones, servicios y derechos, como son la salud, la educación o la seguridad social, para ponerlas en manos de la iniciativa privada. Es decir, privatizar diversas actividades que tradicionalmente eran consideradas como públicas. Todo ello aunado a la tendencia moderna de expulsar a los seres humanos de los procesos productivos y de la prestación de servicios, para sustituirlos por máquinas, en este caso la televisión y la computadora. 

En México como en todo el mundo, han pretendido los monopolios globales privatizar nuestras universidades, como lo intentaron con la UNAM y el Politécnico, maniobra que impidieron los estudiantes con la histórica huelga de 1999. Ahora se conforman con clausurar las universidades provincianas, como es el caso de la nuestra, la Autónoma de Nayarit. 

Cuando hablamos de verdaderas reformas educativas, tenemos que referirnos a la labor de los frailes humanistas que se opusieron a que los indios fueran tratados como animales por el conquistador; a la amorosa tarea de don Miguel Hidalgo que enseñaba a indios y mestizos diversos oficios y actividades productivas que ayudaron a elevar sus condiciones de vida; a la libre enseñanza que establecieron los liberales respecto de la clerical; al conocimiento de las ciencias que el ilustre maestro Gabino Barreda introdujo en la Escuela Nacional Preparatoria; a la educación laica que estableció el Constituyente de Querétaro; y a la Reforma Constitucional que estableció la Educación Socialista  en 1934. 

El General Lázaro Cárdenas, siendo candidato electo a la Presidencia de la República, promovió las reformas a los artículos 3 y 73 de la Constitución, para establecer la educación socialista y dotar al Estado de la facultad de instaurar, organizar y sostener escuelas rurales, elementales, superiores, secundarias y profesionales, entre otras, que organizaran sus enseñanzas y actividades “en forma que permita crear a la juventud un concepto racional y exacto del universo y la vida social”. Es por ello que, siendo presidente don Lázaro, creó los internados de primera enseñanza para hijos del ejército, los internados de las normales rurales, los internados de segunda enseñanza para hijos de trabajadores y el Instituto Politécnico Nacional, para que los niños y jóvenes pobres pudieran aspirar a la educación básica, media y superior. 

Con ese criterio el gobernador de Nayarit, Julián Gascón Mercado creó  nuestra universidad, como un centro de educación media y superior para el pueblo. La Universidad de Nayarit desde su fundación en 1969, otorgó la posibilidad a los hijos de trabajadores, a cursar los estudios superiores y con ello, generar mejores condiciones de vida para quienes ingresaban a sus aulas de conocimiento profesional. 

Los comunistas creemos que la crisis universitaria tiene un origen en el modelo neoliberal, que ve en  la educación una mercancía y no como un derecho fundamental, al cual todos los mexicanos que vivan en Nayarit puedan acceder. Las políticas privatizadoras en torno a la educación desarrollan una serie de estrategias y acciones como la reducción de financiamiento de recursos para la investigación, infraestructura, operación, salarios, la reducción de prestaciones para los trabajadores, inestabilidad laboral, la corrupción y el despilfarro por parte de los administradores de los recursos, la intimidación o coerción hacia los trabajadores y estudiantes. 

Esto da como resultado que las universidades públicas en México se encuentren en quiebra, con problemas financieros y/o laborales, y sobre todo con cientos de miles de estudiantes en todo el país sin la posibilidad de seguir cursando sus estudios superiores. 

Para el Partido de los Comunistas la grave situación financiera que prevalece en la Universidad Autónoma de Nayarit, genera gran preocupación. Privatizar esta casa de estudios significaría despojar a la juventud nayarita de su derecho a acceder a la educación media y superior. La UAN ostenta la mayor cantidad de alumnos en todo el Estado, además de la oferta educativa que pudiera brindar la oportunidad, para acceder a mejores oportunidades de trabajo, cuando los haya. 

No podemos obviar el golpe que se da a los trabajadores universitarios, sus derechos y su economía que se verán seriamente afectados con la suspensión de sus salarios y prestaciones, que además de ser una grave violación a sus derechos laborales, es un delito penado por nuestras leyes. 

Por todo ello respaldamos y apoyamos las movilizaciones de maestros, estudiantes y pueblo en general, que exijan  al Gobernador del Estado  y al Presidente de la República, asignar los recursos necesarios para el funcionamiento de las actividades económicas, administrativas y académicas de nuestra universidad. Convocamos a todos los sectores democráticos y progresistas que se posicionan en la defensa de la UAN como una institución pública, a organizar la defensa amplia y consciente de la máxima casa de estudios que tiene el pueblo de Nayarit. 

Quedará en manos de los trabajadores,  los estudiantes y maestros dar la batalla de las ideas a lo interno de la universidad. Es necesario luchar por mejoras en el salario, las prestaciones, los servicios, por más y mejores espacios para todos aquellos que quieren seguir cursando y preparándose, pero sobre todo vale la pena luchar por la defensa de la educación pública en nuestro Estado. Rechazamos de manera tajante que se utilice a la universidad como plataforma y botín político. 

Como sucede en todos los aspectos de la vida social de nuestro país, a causa de la acción criminal de los neoliberales cuando hablamos de la Universidad, no nos estamos refiriendo a procesos elevados que conduzcan a la excelencia, sino simple y únicamente a la necesidad de que siga existiendo. 

La mayor parte de los mexicanos ya no busca mejores prestaciones y condiciones de vida, sino sólo la oportunidad de seguir viviendo y eso no debe continuar así. 

Necesitamos seguir generando el pensamiento crítico, el posicionamiento de que lo más importante en estos momentos es salvar  a la Universidad Autónoma de Nayarit. 

LLAMAMIENTO

 El Partido de los Comunistas llama al pueblo de Nayarit en el marco del 50 aniversario de la creación de la UAN, a hombres y mujeres, a los trabajadores, a los estudiantes, a los universitarios, a los campesinos, y a los pueblos originarios, a luchar por que se mantenga en pie la Universidad Autónoma de Nayarit y con ella, el derecho de nuestra juventud a recibir educación media y superior de manera gratuita, científica, nacionalista y democrática.

 ¡SIN NUESTRA UNIVERSIDAD, LOS NAYARITAS NO TENDREMOS FUTURO! 

Comisión Ejecutiva del Comité Estatal del Partido de los Comunistas 

Tepic, Nayarit 19 de agosto, 2019

volver arriba