Menu

Cultivar en casa, una alternativa en tiempos de pandemia.

  • Escrito por 
Cultivar en casa, una alternativa en tiempos de pandemia.

Célula Prieto Crispín. 

El coronavirus nos obliga a permanecer socialmente aislados en nuestras casas como manera preventiva. Es una buena oportunidad para mantenernos ocupados y utilizar el tiempo en iniciar un proyecto de cultivo en casa. Tener nuestro propio huerto para cosechar los vegetales que vamos a consumir, saludables y lo mejor sin tener que comprarlos. No es necesario contar con tanto espacio. Se pueden reciclar contenedores, macetas, botellas de plástico, cajas de verdura, latas, tubos de PVC y una gran variedad de objetos que van a servir para llevar a la práctica esta actividad a pequeña o mediana escala dependiendo del espacio con que se cuente. Se pueden utilizar las terrazas, patios, pequeños espacios, balcones, etc. 

Tener un huerto en casa nos permite obtener vegetales, frutas y legumbres que vamos a utilizar para alimentarnos sanamente con cultivos libres de pesticidas.

Tomar en cuenta que para iniciar con un huerto, no necesitamos mucha inversión de dinero, ya que solo se necesitan semillas, mismas que algunas no es necesario comprar porque las podemos obtener del mismo jitomate, chile, frijol, pepino, papa (cuando le salen brotes), papaya, melón o sandía que hemos comprado y tenemos en casa; y tierra sana. Si la tierra no es apta para utilizarla, la podemos preparar mediante un proceso de compostaje, utilizando desechos orgánicos como pueden ser cáscaras de frutas y verduras, restos de café, hojas de árboles, cáscaras de huevo molidas y pedacitos de madera.

Muchas personas, sobretodo en las últimas semanas han adoptado esta práctica tan fácil en sus hogares, donde están involucrando también a los más pequeños, por lo que seguramente les traerá un cambio positivo a la salud emocional, física y mental. 

Para quienes cuentan con huerto en casa, o participan en huertos comunitarios o urbanos, les es más accesible y les resulta producir de forma sostenible su propio sistema alimentario, pues basta con recolectarlos para consumirlos. Sin embargo, para algunos puede resultar complicado y difícil comprar alimentos debido a la situación económica que existe y que se complica aún más como consecuencia de esta pandemia, ya que la mayor parte de los sectores están paralizados y se refleja viéndose  afectada la economía de los trabajadores, principalmente las personas que se dedican al trabajo  informal y que viven al día, los que han perdido su trabajo y no tienen dinero para comprar alimento. 

En México el hambre y la miseria en las personas más desprotegidas, los de abajo, es algo cotidiano. Como sociedad debemos darnos cuenta de que este modelo neoliberal le apuesta más al beneficio económico que obtiene entregando a empresas transnacionales  los recursos de nuestro país, que a la vida de las personas. 

Debemos de promover los huertos e impulsar a las personas para motivarlas a cultivar para que se haga una actividad cotidiana. 

Existen plaguicidas vegetales para controlar algunas de las plagas más frecuentes. 

Un repelente y fungicida (que actúa sobre la plaga) para plagas muy eficaz  es el de ajo, que se prepara con todos los dientes de una cabeza de ajo pelados y machacados en un molcajete o mortero, luego se colocan en un recipiente añadiendo un litro de agua, se deja macerar por 24 horas, una vez que se completen las 24 horas se hierve por 5 minutos, ya que esta frío se cuela y ya podemos empezar a rociar bien las partes de la planta. 

Otro repelente que podemos preparar también de manera fácil es, partir una pieza de cebolla, hervir medio litro de agua, luego colocar la cebolla en un recipiente, luego se vacía el agua hervida a la cebolla, se deja reposar 24 horas, se cuela y vacía a un atomizador y queda listo para su aplicación. 

Los chiles son un excelente repelente natural contra las  plagas. Para preparar insecticida de chile, se licuan seis chiles y dos vasos de agua. Deja reposar la mezcla toda  la noche. Colar y agregar un vaso de agua, vaciar a un frasco atomizador y listo para usar.

volver arriba