Menu

MENSAJE A LOS SEIS AÑOS DE LA DESAPARICION FORZADA DE LOS 43

  • Escrito por 
MENSAJE A LOS SEIS AÑOS DE LA DESAPARICION FORZADA DE LOS 43

MENSAJE A LOS SEIS AÑOS DE LA DESAPARICION FORZADA DE LOS 43 NORMALISTAS DE AYOTZINAPA.

 

Célula Francisco Villa del Partido de los Comunistas – Nuevo León

26 de septiembre del 2020

 

Buenas tardes compañeras y compañeros.

Hoy estamos aquí, para recordar que hace 6 años, 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, fueron desaparecidos por autoridades en contubernio con el crimen organizado.

Por eso, en el Partido de los Comunistas estamos hoy, desde distintas ciudades del país, acompañando el justo reclamo de sus padres, hermanos, amigos, compañeros y de la sociedad entera: que se esclarezcan los hechos, que se lleve a cabo una investigación real, que se informe dónde están y que se castigue a los responsables.

Nosotros no olvidamos ni vamos a olvidar que fue un crimen de Estado, y el máximo responsable es el ex presidente Enrique Peña Nieto, quien debe estar en la cárcel, y para eso no se necesitan consultas, solo una verdadera intención de hacer valer la justicia.

Tampoco olvidamos que, además, fueron autoridades municipales del PRD en Iguala Guerrero (el partido de AMLO entonces), las que incitaron esta atrocidad.

Nuestros compañeros de Ayotzinapa, han luchado desde hace décadas por lo que luchamos muchos desde otras trincheras:

Contra los salarios de hambre, contra el creciente desempleo, contra la discriminación, contra el desmantelamiento de las normales rurales y de la educación pública, contra la miseria en las comunidades, contra las desapariciones forzadas, contra la violencia y la corrupción generalizada, entre otras cosas.

Ellos, como nosotros, se han opuesto al neoliberalismo, que aún sigue presente en nuestro país, aunque el presidente en turno lo niegue con su discurso.

Ellos y nosotros entendemos, que los de arriba, por medio del Estado, mantienen sus grandes privilegios y gobiernan para el capital, mientras que aquellos que resistimos y luchamos desde abajo, solo recibimos de ellos desprecio, represión y muerte.

A este sistema, parece no importarle ni los 43 desaparecidos, ni los más de 30 mil desaparecidos que van en estos dos años de la 4T y que se suman a los más de 40 mil que ya nos había dejado la guerra calderonista, es decir, a ellos no les importan los más de 70 mil desaparecidos en nuestro país.

No ignoramos ni olvidamos tampoco, que los gobernantes, policías, jueces, y autoridades son criminales o cómplices de éstos, ya sea por omisión o por los intereses creados, como lo han demostrado y lo siguen demostrando, por ejemplo, con la reciente liberación de “El Mochomo”, el líder de los Guerreros Unidos implicado en el caso.

A los de arriba, no les importa el destino de los 43, ni les importa el asesinato de Samir Flores, ni los asesinatos contra periodistas, ni que a diario sean asesinadas 11 mujeres en el país, ni que los paramilitares actúen con impunidad en Chiapas y otros estados, incluso protegidos por estructuras del gobierno ya sean policías, ejército, marinos o guardia nacional.

Tampoco les importa atender la crisis sanitaria que ya tenía años agravándose, antes de la pandemia del COVID-19 y que ahora se vuelve insostenible.

Los de arriba, nos imponen medidas neoliberales afianzadas por megaproyectos de muerte que destruyen la naturaleza y despojan a las comunidades originarias y campesinas en beneficio de las trasnacionales, porque solo les importan las ganancias.

Pero, aunque los de arriba criminalicen las protestas sociales, nosotros seguiremos organizándonos y luchando.

Las mujeres, hartas de tantos feminicidios y discriminación, también se organizan y gritan su ¡Ya Basta!, haciendo temblar al sistema.

Los padres de familia, especialmente las madres y familiares, con hijos e hijas desaparecidos, escarban con sus propias manos para encontrar los restos de sus seres queridos. Poco o nada se puede esperar de los gobernantes.

Los familiares de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, que andan por el mundo en busca de la verdad y la justicia, caminan por la vida, y nos sirven de ejemplo, porque no se detendrán hasta encontrarles.

Y no los vamos a dejar solos. Tenemos memoria y queremos justicia.

¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

¡Ayotzinapa somos todos!

volver arriba