Menu

COMUNISTAS MEXICANOS RINDEN HOMENJE A JOSÉ MARTÍ

  • Escrito por 
COMUNISTAS MEXICANOS RINDEN HOMENJE A JOSÉ MARTÍ

COMUNISTAS EN MONTERREY RINDEN HOMENAJE

Discurso pronunciado por el camarada Diego en el acto de aniversario 161 del natalicio de José Martí

 

Compañeros, compañeras y camaradas mexicanos y cubanos, compañero Cónsul  Pedro Andrés García Roque, reciban de mi parte el saludo del Partido de los Comunistas en este día dónde venimos a recordar la memoria del gran José Martí.

La historia de México y de Cuba tiene distintos lazos que unen a nuestras dos naciones de una manera especial. Existen lazos culturales y diplomáticos, sin embargo hay otro lazo muy en particular que se ha venido fortaleciendo a lo largo de la historia contemporánea, y ese lazo no podía ser otro más que un lazo revolucionario.

Algo común entre los revolucionarios del mundo es que, de vez en cuando, tienen que dejar su tierra porque son perseguidos por que sus ideas y acciones atentan contra los ricos y los poderosos. En nuestra América podemos contar millones de historias de distintos revolucionarios que encontraron una nueva casa lejos de sus países de origen en donde comenzaron a organizar distintas tareas que, más adelante, los ayudarían  a regresar mejor preparados para seguir con su devenir histórico.

Con orgullo podemos decir que México históricamente ha sido el segundo hogar para muchos cubanos y cubanas que encontraron algo más que simple hospitalidad en nuestra tierra.

La familia de José Martí y el mismo José vivieron, comieron y trabajaron en México, en donde el joven apóstol seguiría formándose como un independentista y revolucionario. En nuestro país conocería al mexicano Manuel Mercado con quien construiría una gran amistad. Antes de sucumbir ante la bala española que le quitaría la vida, José Martí dirigió sus últimas palabras a su amigo Manuel Mercado.  Las primeras palabras de aquella carta dice así:

 “Señor. Manuel Mercado. Mi hermano queridísimo: Ya puedo escribir: ya puedo decirle con qué ternura y agradecimiento y respeto lo quiero, y a esa casa que es mía, y mi orgullo y obligación; ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país, y por mi deber —puesto que lo entiendo y tengo ánimos con que realizarlo— de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. “

Queda claro el carácter antiimperialista del apóstol y de su idea revolucionaria de que la independencia de Cuba no era solo contra el moribundo Imperio Español, sino que también tenía que demostrarle al mundo las sucias ambiciones del nuevo imperio en el cual se estaba transformando el gobierno de los Estados Unidos, pues para que el pueblo cubano obtuviera su verdadera independencia no podía pasar de las garras españolas a las garras yanquis.

La guerra necesaria se extendería a lo largo del tiempo hasta que, desde las costas de México, llegarían a Cuba un grupo de revolucionarios comandados por Fidel Castro quienes harían realidad el sueño de José Martí, lograr la independencia total de Cuba.

Y es en México donde los expedicionarios del Granma encontrarían, de nuevo, algo más que simple hospitalidad. Fue en nuestro país donde aprendieron a disparar las armas que los llevarían al triunfo de aquel 1 de Enero de 1959. Fue en nuestro país donde se entrenaron para aquellas largas caminatas por la Sierra Maestra. Fue en nuestro país donde se le uniría un joven médico que después se convertiría en Comandante de la columna 8 Ciro Redondo. Fue en nuestro país donde se organizó la revolución cubana.

Para el Partido de los Comunistas es muy importante seguir fortaleciendo estos lazos revolucionarios entre cubanos y mexicanos y es por eso que reivindicamos a los grandes revolucionarios que Cuba le ha dado al mundo. Muchas gracias por su atención.

 

volver arriba