Menu

Somos un Partido en construcción.

  • Escrito por 
Somos un Partido en construcción.

Somos un Partido en construcción, en desarrollo pues, de lo contrario habríamos logrado participar todos en nuestro evento con un menor desgaste físico, con un menor sacrificio económico, etcétera.

Aún así fue que gracias a lo que se lleva construido, el Partido nos proporcionó un vehículo para viajar hasta el centro geográfico de México.

Al llegar el Partido nos recibió con fraternal hospitalidad, nos brindó un breve y agradable descanso entre paredes adornadas con todo un arsenal de armamento teórico, material suficiente para desmoronar al capital en un confrontamiento justo. Destacan las obras completas de Lenin, sus 52 tomos.

Además de descanso, el Partido nos brindó alimento, delicioso y nutritiva mezcla de proteína, minerales y un ingrediente especial, ese que no se puede medir, cariño incondicional al Partido. Suculento y motivador pués.

Ya todo estaba listo, resulta que el partido habia preparado un salon con techo sólido, cocina, baños, sillas, mesas, sombra gruesa, perdón 2 salones. Al llegar nos encontramos lo mero principal... a los camaradas ya en chinga integrados en las mesas de trabajo.

Desafortunadamente el pinche capital nos tiene diezmados y no pudimos asistir a las actividades que -la partida, ah perdón, el Partido-(es que dicen esto del genero no aplica siempre, pero estamos aprendiendo) había preparado para la formación y moral necesarias para potenciar los resultados de la conferencia.

El Partido y su trabajo revolucionario

Nos integramos cada miembro de la célula a una mesa de trabajo diferente, es decir, se multiplicó la célula, yo digo que la multiplicación si aplica, aunque no igual en la ciencia política que en la matemática, pues más adelante cuando la célula se reconformo, estaba mas choncha de nutrientes para hacer la revolución pues.

Nos toco analizar cómo es que se encuentra la lucha de clases en el mundo, en este análisis se presentaron manifestaciones de tal fenómeno propio del materialismo histórico (la lucha de clases), me cuenta de que cuando la partida se junta, perdón otra vez, cuando el Partido trabaja en colectivo para analizar algo, resulta cualitativamente mas eficiente, y creo que logramos nutrir de información a este ser colectivo nacido para transformar la realidad y para enterrar al Capital (el Partido).

El cerebro ahora contara con mejores recursos para poder decidir el ¿cómo?, la táctica pues. Claro que para que esto suceda, será necesario que otros órganos hagan llegar los nutrientes al cerebro de manera INTEGRA y RAPIDA. Sino para cuando le llegue al cerebro ya va estar podrido, oxidado, obsoleta y de muy poco habrá servido tanto esfuerzo de varios meses por parte de las células para reunir, organizar, redactar, discutir, analizar, viajar, gastar.

Después una mesa para todas (aquí si aplica). Muy importante actividad pues es donde se analizó cosa importante, el ¿cómo andamos? como es que el Partido funciona. Yo creo que la cultura del tener que nos inyecta el capital, nos inhibe cierta capacidad para analizar nuestros órganos, como si no se guardara esa información en las células, a mí se me hace el Capital y sus seres colectivos nacidos para engordar la banca y para explotar a cuanto se deje, nos inyectan enfermedades como el miedo, el machismo, la pereza, la indisciplina, la enajenación, la chismoleria, la discriminación y -ahí le paro aunque creo que hay más-(etcétera).

También vimos que la humanidad se puede curar con estos males, y el marxismo y el leninismo son antídotos que son buenos y que nos van curando, primero de a poco y después de a mucho (cuando hay saltos(cambios cualitativos pues)), entonces se nota que habemos células que nos falta estudiar más. También nos dimos cuenta que nuestra ideología se contagia y cuando las células se juntan se curan mejor. Aguas también el miedo se contagia si no traemos buena dosis de leninotrizina.

Ya de noche, la célula se reconformó y se compartieron las experiencias y apreciaciones de la actividad del día, una vez más el partido brindo fraternal hospitalidad, cama, baño, regadera, y un poco de relajante producido por cubanos.

Otro día de actividad, todos en una mesa otra vez, se presentaron las conclusiones obtenidas en las mesas, las cuales se nutrieron con participaciones de miembros que no habían participado en tales mesas.

Por ahí se escucho una voz infantil, recitando un poema de José Martí, entonces pensé que Martí reencarno, bendita sea la reencarnación de les luchadores por un mundo mejor.

Al final, la internacional, que cada que el partido se reúne, estremece mas a todas las células. Se escucho chingón pues.

La solidaridad del partido

Un mitin de solidaridad con les zapatistas estaba ya preparado en el Jardín de San Marcos, en Aguascalientes, pues no solo de teoría se nutre este partido.

Entre bailes y discursos y canciones se manifestó la rabia por las agresiones a les zapatistas y se transmitieron nuestras ideas a Aguascalientes, a México y al mundo.

De retache pal rancho y aunque cansada la célula seguía sesionando.

Pancho
Célula Francisco Villa
Nuevo Léon, México

volver arriba