Menu

El México que defiende Peña Nieto.

  • Escrito por 
El México que defiende Peña Nieto.

El pueblo de México y los trabajadores en su conjunto se encuentran en una situación sin precedente en la historia; la explotación y el saqueo es hoy más brutal que en los tiempos del Virreinato Español y del PorfIriato,  la existencia de la Nación Mexicana está en entredicho.

            La concentración de la riqueza en las 11 familias más ricas de México es insultante, los monopolios globales concentran mayor economía que el producto interno bruto de muchos países del mundo.

            Enrique Peña Nieto el gran estadista del imperio, les ha cumplido cabalmente los deseos a sus amos aprobando las Reformas Estructurales: Laboral, Energética, Hacendaria, Financiera,  Política, Educativa y de Telecomunicaciones.

            La Reforma Laboral desaparece la estabilidad en el empleo y aumenta causales de despido a favor de los patrones.

               La Reforma Energética entrega la riqueza del subsuelo y la electricidad a la iniciativa privada y los monopolios globales.

            La Reforma Hacendaria aumenta el IVA al 16% y el impuesto sobre la Renta hasta más del 38%.

               La Reforma Financiera endurece las sanciones contra la evasión y morosidad en el pago por los deudores a favor de los bancos.

            La Reforma Política autoriza la reelección de alcaldes, diputados locales  federales inaugurando el regreso de la monarquía y el asesinato de la supuesta “democracia”.

             La Reforma Educativa acaba con la Educación Publica y gratuita, legaliza las cuotas otrora voluntarias y establece nuevas obligaciones laborales para los docentes y directivos escolares, imponiéndoles el deber de someterse a evaluaciones anuales realizadas por un tercero ajeno a la relación laboral (E/INEE) que determinaran su permanencia, su ascenso o su despido.

           La Reforma de Telecomunicaciones entrega nuestro espacio aéreo a los oligopolios en telefonía y comunicación digital elevando del 49 al 100%  la participación extranjera.

Reformaron la ley de amparo acabando con la posibilidad de revertir por esta vía cualquier atropello legaloide.

Estos neoliberales convirtieron a la ley federal del Trabajo en un conjunto de reglas que garantizan al detalle los intereses de la clase patronal. La constitución de ser un inventario de los bienes que integran el patrimonio nacional y un instrumento jurídico de defensa de derechos históricos de la Nación mexicana, pasó a ser un catálogo de disposiciones que protegen detalladamente los intereses de la oligarquía financiera especuladora y trasnacional, con asiento en las naciones altamente desarrolladas.

Las negras intenciones de los neoliberales descendientes de Santa Anna, acabaron con el lema de Juárez “El respeto al derecho ajeno es la Paz”, el de Madero aquel grito de guerra de la Revolución de 1910 “Sufragio Efectivo no Reeleccion”, con los sueños de Villa, de Zapata y de Ricardo Flores Magón que estaban en la Constitución que eran garantía de la Nación Mexicana; La frase de Ricardo Flores Magón “No son los rebeldes los que crean los problemas del mundo, son los problemas del mundo los que crean a los rebeldes” expresa muy bien el dinamismo actual en la confrontación de clases y frente a todo lo que pasa la frase que acuñara el Comandante Fidel Castro al triunfo de la Revolución Cubana “Patria o Muerte, Venceremos” será nuestro próximo grito de rebeldía.

Por Alfredo Arroyo
Miembro del Comité Central

volver arriba