Menu

Desde Nayarit, un recuerdo cariñoso para don Julio Scherer García

  • Escrito por 
Desde Nayarit, un recuerdo cariñoso para don Julio Scherer García

DESDE NAYARIT, UN RECUERDO CARIÑOSO PARA DON JULIO SCHERER GARCÍA

Por: Salvador Castañeda O´Connor

Las primeras semanas del mes de noviembre de 1975, días después de las elecciones, Germán Goldman y yo redactamos un documento pidiéndole al Congreso del Estado que las declarara nulas, con base en los hechos y los argumentos que contenía nuestro escrito, que fue firmado por nuestro compañero, el diputado Raúl Rea Carbajal, en su carácter de comisionado de nuestro partido, el Partido Popular Socialista, ante la Comisión Estatal Electoral.

Casi al final de nuestro alegato se dice:

“La ley electoral establece categóricamente en su artículo 116 que ninguna autoridad fuera de las expresamente señaladas por la propia ley podría intervenir en la preparación de las elecciones y en la realización de éstas. Elementos del Ejército, con el pretexto de garantizar el desarrollo pacífico de la votación establecieron el control militar de las elecciones; intimidaron a los ciudadanos; aprehendieron y golpearon a nuestros representantes, sin importar su calidad de mujeres como en el caso de la profesora Ma. Engracia Larios, la señora Emérita Beltrán y otras muchas compañeras que se opusieron a que se levantaran arbitrariamente las casillas sin que se efectuara el escrutinio. Muchos ciudadanos ejercieron su derecho al voto abriéndose paso entre metralletas. Cuando el ejército estimó conveniente se impidió de plano el acceso de los ciudadanos  a las casillas, o bien, secuestró las ánforas para trasladarlas a lugares distintos a aquellos en donde debió haberse realizado el escrutinio. En muchos lugares de Nayarit se vivió un verdadero estado de sitio. Hay ciudadanos que impresionados por los hechos nos afirmaron que ellos habían visto ya la cara del fascismo…”

El congreso no hizo el menor caso de nuestro escrito y yo tuve que viajar a la Ciudad de México para formular un alegato en contra del fraude en la Cámara de Diputados. Estando en aquella ciudad recibí instrucciones de Alejandro Gascón Mercado, de gestionar la publicación del documento en cuestión en cualquier periódico de circulación nacional. Nadie quiso hacerlo y mucho menos a crédito

 De esa manera, el alegato que formuló mi partido  demandando la nulidad de las elecciones de 1975,que fue mandado al archivo, sin tocar baranda, es decir, sin leerlo siquiera, por el Congreso del Estado; y que ningún periódico de los que había visitado quiso publicarlo parecía condenado a ser ignorado  Aquel monstruoso fraude que impidió que Alejandro Gascón fuera gobernador de Nayarit, corría el riesgo de quedarse oculto en sus detalles técnicos, aún cuando la prensa nacional lo difundió en sus aspectos más escandalosos.

Acudí a las oficinas de Excélsior, que no visité antes porque sabía que era muy caro, y me recibió el propio director, don JULIO SCHERER GARCÍA en persona. Leyó el largo documento y  le llamó mucho la atención aquella parte que dice que los ciudadanos vieron la cara del fascismo y me comentó: “Al fascismo nunca se leve el rostro”, y continuó  diciéndome: -“Para que se vea bien necesitamos publicarlo en dos paginas, y eso costaría 120 mil pesos y usted solo me ofrece 50 mil, pero es necesario publicarlo y va a aparecer mañana, después me pagan el resto”

Me despidió con un abrazo y nuestro alegato salió de la oscuridad del Congreso, por conducto del diario más importante del país.

Fue hasta que don Julio se enteró, meses más tarde de nuestra entrevista, que los nayaritas habíamos sido expulsados del PPS, cuando procedió a cobrar el adeudo. Más nunca supe si le fue cubierto por la pandilla de Cruickshank, porque el acreedor  no comentó  con Alejandro  y conmigo nada al respecto. Por el contrario, siempre nos atendió con simpatía y una benevolencia abrumadora. Hasta nos invitó a colaborar en sus publicaciones. Lo recordaré siempre con respeto y cariño.

volver arriba