Menu

COBARDE AGRESIÓN SUFREN OBREROS DE LA PLANTA GUNDERSON

  • Escrito por 
COBARDE AGRESIÓN SUFREN OBREROS DE LA PLANTA GUNDERSON

COBARDE AGRESIÓN SUFREN OBREROS DE LA PLANTA GUNDERSON

El 1 de mayo de 2014, trabajadores de la empresa Gunderson, en la ciudad de Monclova, Coahuila, hicieron un paro laboral para exigir el reparto de las utilidades, renunciar a la CTM y afiliarse al Sindicato Minero Nacional. Desde entonces, el seudolider charro de la CTM y regidor priísta plurinominal en aquella ciudad, Carlos Mata, con el apoyo de la empresa, han despedido injustificadamente a más de 400 obreros y hostigado a los que aun quedan.

Este charro, Carlos Mata, sigue al pie de la letra las mismas mañas de su antecesor, su padre, Osvaldo Mata Estrada, servil, sumiso y dócil ante el patrón, quien al ver amenazado su negocio sindical que por muchos años le ha dejado grandes dividendos, recurre a los métodos más ruines y cobardes para amedrentar, crear temor y miedo a los obreros para que se desistan de abandonar su sindicato charro.

Los obreros, tienen planteado un juicio de recuento ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje en Monclova, a fin de que se determine que son ellos quienes tienen la mayoría de asociados y deben administrar el Contrato Colectivo de Trabajo. El charro, ante el temor de perder su negocio, contrata porros golpeadores para que según ellos les den un escarmiento a los obreros valientes y pierdan la mayoría, mientras que el Presidente de la Junta, Lic. Gilberto Silva González, hace lento el procedimiento, protegiendo con ello, los intereses del charro “cetemero”, ya que está por cumplirse un año de haberle planteado el recuento, solamente se han señalado dos fechas para audiencia, sin poder efectuarse, por la complicidad del Presidente. Utilizando el poder de charro y regidor, Carlos Mata, ha estado contratando porros y obligando a los obreros eventuales para que se amotinen a las afueras de la Junta como una medida de hostigamiento hacia los abogados que representan a los obreros, quienes han recibido también amenazas de los porros.

El pasado 7 de marzo de 2015, Carlos Mata, manda golpear salvajemente a 2 compañeros que se encontraban volanteando a las afueras de la empresa, para informar los avances que lleva el procedimiento. Esta cobarde agresión, ya ha sido repudiada por varios sectores de la sociedad, independientemente del malestar que causó entre los obreros que laboran en Gunderson, los cuales solo esperan que cuanto antes se agilicen los trámites para que se de el recuento a puerta de factoría y decirle adiós a más de 40 años de cacicazgo de este pseudo líder.

Esta acertada decisión de los obreros de Gunderson de ejercer su libertad de sindicación, para buscar un sindicato donde las decisiones las tomen las bases y donde la misma base sea la que elijan a sus representantes. Es la forma más correcta, democrática y solo la puede tener, un sindicato independiente, revolucionario, clasista, que no tenga absolutamente ningún compromiso, ni con el gobierno, ni con los patrones, ni con los partidos políticos electoreros, eso es lo único que les puede garantizar su supervivencia y el reconocimiento de otras organizaciones que llevan a cabo los mismos principios, el de la solidaridad, la ayuda mutua, la cooperación, es decir, quienes practican lo que conocemos como el internacionalismo proletario, acabar de una vez por todas con esa estructura podrida, corroída del charrismo, del colaboracionismo de clases.

La célula mártires de Cananea del Partido de los Comunistas, condena enérgicamente esta cobarde agresión que sufrieron los camaradas obreros de Gunderson y expresa su más amplia solidaridad para que estos hechos tan ruines y cobardes sean investigados y castigar a los responsables.

volver arriba