Menu

Región Carbonífera, la tumba más grande México

  • Escrito por 
Región Carbonífera, la tumba más grande México

Por Benjamín Sandoval Cedano / Miembro de la Dirección Colectiva 

            A las 22:00 horas del 18 de febrero de 2006, el turno de 66 mineros se metía a las entrañas de la tierra para arrancarle el carbón, en la mina 8 de Pasta de Conchos, ubicada en el municipio de San Juan de Sabinas, en el norteño estado de Coahuila, México, la región es conocida como carbonífera, por ser precisamente este metal el principal componente de su suelo.

             Cada minero de esta región sabe que se juega la vida en cada turno, como en la “ruleta rusa” al tener plena conciencia de la carencia o deficiencia de medidas de seguridad e higiene, el Grupo Minero México principal empresa minera en todo el país, propiedad del multimillonario miembro de la lista de Forbes, German Larrea Mota Velasco, que basa su riqueza en la corrupción en el gobierno, al ser de los principales beneficiarios de las privatizaciones y de la vida de los mineros, al pagar salarios bajos y poner en riesgos sus vidas. ¿Por qué trabajan en las minas, si conocen los riesgos existentes? Porque no hay de otra, contestan.

            Faltando 3:50 horas para salvar su vida, al concluir su turno a las 6:00 de la mañana del 19, a las 2:10 ocurrió la explosión, les tocó la bala de la muerte a ellos y no a sus compañeros del turno siguiente. Las sirenas despertaron el terror en los pobladores de Nueva Rosita y Sabinas, las familias sabían que uno de los suyos había sido asesinado. La región carbonífera es el panteón clandestino más grande del país, después de las fosas del crimen organizado-gobierno. De los 66 mineros del turno, solo uno salvó su vida, dos cuerpos fueron rescatados y 63 continúan en las entrañas de la tierra, de donde sus familias los quieren rescatar pero el gobierno no solo se opone, sino que reprime, como ocurrió al desalojar violentamente a los del rescate independiente que organizó el Partido de los Comunistas, gobierno y empresa no quieren que se conozca la verdad.

             El Sindicato Nacional Minero lucha permanentemente por lograr el respeto a los derechos de los mineros y las normas de seguridad e higiene, en cambio el gobierno, Grupo Minero México, Altos Hornos de México y demás, obligan al exilio a su dirigente, crean sindicatos blancos y reprimen a los verdaderos dirigentes.

            A 10 años de la tragedia, cada 19 de febrero organizan una guardia luctuosa a las 2:10 en la mina, una misa a las 8:00 y a las 10:00 una marcha que culmina en la puerta de la empresa responsable de la muerte de los mineros, el Grupo Minero México. Este 2016 no será la excepción, las viudas, familiares, Partido de los Comunistas, Sindicato Nacional Minero, Juventud Comunista de México y pueblo general, se manifestarán en la mina y en Nueva Rosita para recordarle a Germán Larrea, Grupo Minero México, a la familia Moreira y al gobierno que no descansarán hasta lograr el rescate de los 63 cuerpos de los mineros, que las viudas conozcan la verdad de lo sucedido, termine su dolor y puedan sepultar conforme a sus costumbres a sus seres queridos.

             Me duelen los mineros muertos, me duele Alejandro Gascón Mercado que un día como hoy, en 2005, dejara de latir su corazón. 

volver arriba