Menu

Ecos del XXI Encuentro Nacional de Solidaridad con Cuba.

  • Escrito por 
Ecos del XXI Encuentro Nacional de Solidaridad con Cuba.

 “Quien se levanta hoy por Cuba, se levanta para todos los tiempos”

José Martí


Cuba nos guía, nos llama a la unidad. Compañeros de diversos sectores, todos solidarios con la Revolución Cubana, provenientes de 19 Estados de la República Mexicana nos concentramos en la bella Ciudad de Guanajuato, cuna de personajes importantes de nuestra historia, y lugar que la derecha nacional se empeña en secuestrar. A pesar de sus intentos, en lo más alto, en la Universidad de Guanajuato se desplegó digna la bandera del rubí, las cinco franjas y la estrella. Nosotros, simplemente no podíamos faltar al XXI Encuentro Nacional de Solidaridad con Cuba.

El acto inaugural contó con las palabras de Elio Gámez, Vicepresidente primero del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, y del Embajador de la República de Cuba en México, el compañero Dagoberto Rodríguez: “Lo que estamos viviendo hoy en las relaciones políticas entre Estados Unidos y Cuba no es otra cosa que una expresión diferente de la lucha histórica entre dos visiones diferentes del mundo, la visión de la hegemonía del poder, el dinero y el mercado y la visión de la justicia social”, y que el  imperio no variado un milímetro en su objetivo de destruir la Revolución Cubana. Las conquistas de la Revolución no se perderán por más que Estados Unidos pretenda cambiar el sistema económico, político y social en la isla: “eso no lo van a lograr, porque la inmensa mayoría de la población sabe que a nosotros no nos tocaría el capitalismo europeo ni el de primera clase. Para nosotros está diseñado el capitalismo de tercera clase, el que se vive aquí en México, el que se vive en Centroamérica”.

También se le dio un merecido homenaje a nuestro querido amigo y compañero Antonio del Conde “El Cuate”, recordando que en este año se cumplen 80 del desembarco del yate Granma, en el que El Cuate fue pieza fundamental.

A continuación dos Conferencias Magistrales, “Cuba en el contexto mundial, las relaciones económicas Cuba-Estados Unidos” y “La solidaridad internacional con Cuba ante el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos”. La primera, impartida por el Dr. Jorge Casals Llano, Vicerector del Instituto Superior de Relaciones Internacionales “Raúl Roa” nos da un recorrido por la historia de las relaciones de agresión y subversión que Estados Unidos ha tenido hacia Cuba, y de los daños económicos que ha sufrido la isla a causa del criminal bloqueo económico, comercial y financiero, lo que no le ha impedido que se logre un enorme desarrollo en salud y educación, “que otros países sin bloqueo todavía sueñan alcanzar”. Y se pregunta: “¿Camino a la normalización? El cambio de una política fracasada no implica el cambio de un objetivo estratégico”. Sin la eliminación del bloqueo, sin el fin de la ocupación ilegal de Guantánamo, sin el fin de la prohibición de la utilización del dólar, no hay manera de normalizar las relaciones. Porque desde los anuncios de la reanudación de contactos diplomáticos en diciembre de 2014, el país que quiere normalizar las relaciones ha sancionado a empresas por más de dos mil millones de dólares por hacer negocios con Cuba.

La segunda a cargo del compañero Elio Gámez Neyra, quién con la sencillez que caracteriza a los grandes hombres nos reafirma que Cuba seguirá construyendo el socialismo, y que nunca traicionarán la sangre de los héroes que hicieron posible la Revolución, “No vamos a vender nuestro país… los medios sociales de producción seguirán siendo del pueblo y seguirá siendo una Revolución para el pueblo”

La tarde del sábado se dedicó a las Mesas de Trabajo: 1. Tareas de la solidaridad ante el restablecimiento de las relaciones Cuba-Estados Unidos; 2. Lucha contra el bloqueo y por la devolución del territorio, ilegalmente ocupado por la Base naval de Guantánamo; y, 3. Formas de coordinación, a nivel nacional, del MMSC.  De las discusiones de las tres Mesas salieron resolutivos que se leerían al siguiente día en la Reunión Plenaria. Al final de los trabajos compartimos de una convivencia amenizada con los siempre solidarios, La Trova Cósmica y Son de Maíz. ¡Después de un día cargado de trabajo nos merecíamos un buen baile!

El domingo comenzamos con la Conferencia Magistral del Dr. Jorge Hernández Martínez, “Política exterior de Estados Unidos hacia América Latina. El conflicto con Cuba en la nueva etapa”.  Y nos recuerda que en Cuba lo que se hace es trabajar por un socialismo próspero y sostenible, y no una transición regresiva al capitalismo, que es lo que Estados Unidos pretende para la isla. Y que las relaciones no pueden ser normales mientras el imperio mantenga leyes que violan la soberanía nacional cubana. El proyecto de nación de los Estados Unidos es de dominación y el de Cuba es de soberanía, así que mientras mantengan la fracasada política de aislamiento y el bloqueo, las diferencias son irreconciliables. Al finalizar nos alienta con una frase del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz: “Los revolucionarios cubanos hemos cometido errores, y los seguiremos cometiendo, pero jamás cometeremos el error de ser traidores.”.

Cerramos el ciclo con el compañero Fidel Orta, Consejero Cultural de la Embajada con la Conferencia “Presencia cubana en la consolidación de la independencia de México”. Y conforme nos hablaba de las relaciones tan estrechas de nuestros pueblos, de tantas cosas que en común tenemos, el cuerpo se llenaba de orgullo. Tanto en común no es coincidencia, no puede serlo. La unión es tal, que crea la duda de si el danzón es cubano o mexicano. No es coincidencia, por ejemplo, que el héroe antimperialista Julio Antonio Mella, realizara mucha de su actividad política en nuestro país. No es coincidencia, tampoco, que el Apóstol José Martí le escribiera una carta, a manera de testamento  a un mexicano, a Manuel Mercado, quien fue su amigo entrañable. El amor y la unión de nuestros pueblos no la romperá nada ni nadie. Escuchando al compañero Fidel me queda claro que el amor por Cuba lo traemos en la sangre.

Con la aprobación de los Resolutivos de cada Mesa de Trabajo y de la Declaración Final, culminó otro exitoso Encuentro de Solidaridad con Cuba.

Cuba nos inspira a seguir luchando desde nuestras trincheras por un mundo mejor. Nuestro faro guía es siempre ejemplo de lucha y de resistencia, de solidaridad, de amor, de desinterés y de trabajo arduo. La Revolución Cubana no cederá ni un tantito así en la defensa de su soberanía y no traicionará jamás sus principios y valores éticos. Y nosotros la acompañaremos y defenderemos siempre. Así, todos los días nos preguntaremos como lo hace La Colmenita: “Y ahora, ¿qué otra cosa podemos hacer?”

Por Aline Pérez Neri / Integrante de la Comisión de Relaciones Internacionales del Comité Central.

 

volver arriba