Menu

Latinoamerica Hoy

  • Escrito por 
Latinoamerica Hoy

LATINOAMERICA HOY

Por: Célula del Partido de los Comunistas en DF

Hablar del Plan Cóndor no es “autoflagelación” ni teorías conspirativas, es hablar con la verdad, es mantener viva la memoria histórica sobre este acto conspirativo acontecido en la parte sur del continente en países como Argentina, Brasil, Uruguay, Chile, Paraguay y Bolivia. Consistió en la relación de los altos mandos de las dictaduras de estos países con el gobierno Estadounidense, por conducto de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

El fin de este plan era el evitar la propagación del pensamiento comunista que había puesto un gran ejemplo democrático en Chile con la llegada al poder de Salvador Allende.

El intercambio de información sobre grupos subversivos en contra de las dictaduras en dichos países permitió que el gobierno de los E.E.U.U. apoyara económica, armamentística y tácticamente a los impulsores del neoliberalismo en Latinoamérica.  Investigaciones posicionan a Henry Kissinger como el ideólogo de esta “táctica militar” ayudado también por grupos paramilitares colombianos y peruanos, así como también por el terrorista Luis Clemente Faustino Posada Carriles, que es un exagente de la CIA de origen cubano, siendo opositor al gobierno de su país, y naturalizado venezolano.

Los resultados de terror que dejó este plan fueron alrededor de 50 mil muertos, 30 mil desaparecidos y 400 mil presos. Continuando hasta la fecha con la persecución de grupos políticos opositores a las dictaduras y al neoliberalismo.

Ahora vemos en el escenario actual de América latina una nueva reedición de este plan Cóndor que tiene como fin volver a enlazar a los gobiernos de derecha y extrema derecha, junto con dirigentes de grupos derecha y extrema derecha en el continente, buscando también entregar el poder en su totalidad al capital transnacional aislando a gobiernos progresistas. La llegada de Macri en Argentina y sus despidos masivos, censura, privatizaciones; la ilegal destitución de Dilma Rousseff en Brasil; la embestida de la derecha en Venezuela contra el presidente Maduro dirigida por Henrique Capriles y el causante de las llamadas “guarimbas”, que con ellas murieron 43 personas, Leopoldo López (ambos ligados íntimamente con la CIA); el golpe de estado en Honduras en 2009 contra el gobierno de Manuel Zelaya; Mauricio Rodas y Jaime Nebot en sus intentos por desestabilizar el gobierno del Presidente Rafael Correa son solo algunos ejemplos de la mano en acción del gobierno estadounidense en América latina.

El gobierno injerencista de los EE.UU. tratando de hacer ver las cosas de una manera “legal”, ha utilizado desde juicios contra dirigentes progresistas y bloqueos económicos hasta las viejas tácticas como grupos paramilitares, persecución de líderes y desaparición de los mismos. Todo esto con el fin de crear desesperación por parte de la población contra sus gobiernos y desorganización al seno de los grupos populares progresistas y desmoralización de sus militantes. Campañas mediaticas para desinformar a la opinión pública internacional. La violencia y narcotráfico son también armas para mantener el control en algunos pueblos. Hay grupos disfrazados de Organismos No Gubernamentales (ONG) que su trabajo es acusar de corrupción a grupos de izquierda, caso claro que se ve en Venezuela al crear más de 300 organizaciones de estas características y que se ha documentado que la misma USAID (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, es la institución estadounidense encargada de distribuir la mayor parte de la ayuda exterior de carácter no militar) junto con la NED (NATIONAL ENDOWMENT FOR DEMOCRACY, Fundación Nacional para la Democracia, es una organización estadounidense fundada en 1983 que dice ayudar a los grupos que están a favor de la democracia en el continente americano, específicamente en América Latina) han invertido más de 100 millones de dólares para ayudar a grupos de oposición en ese país, así como los llamados “golpes suaves”, que es una estrategia de “acción no violenta” ideada por el politólogo y escritor estadounidense Gene Sharp.

Después de ver estos ejemplos, podemos ver que este llamado “nuevo plan cóndor” está ideado para entregar el poder de las naciones a la oligarquía financiera, que también “se escudan” con tratados que dicen llevar el progreso y la entrada al primer mundo de aquellas naciones llamadas tercermundistas, tratados de muerte como el llamado (y muy comentado por nosotros, no así por el gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto), TTP o TPP (Tratado Transpacífico de Asociación Económica), el TISA (Acuerdo sobre el Comercio de Servicios) y el TTIP, acuerdo de comercio e inversión entre EE. UU. con la Union Europea, (Transatlantic Trade and Investment Partnership).

En el Partido de los Comunistas vemos la necesidad de discutir estos temas que si son de vital importancia para nuestra nación y nuestro pueblo, decimos que la gente debemos estar bien y bastante informados para poder echar atrás estas estrategias que solo buscan el despojo de naciones enteras de sus recursos humanos y naturales, que los pueblos debemos tener una conciencia de clase tal que nos lleve a tomar las riendas de nuestro futuro y no solo esperar que no nos pegue tan duro esta terrible realidad que si está ligada al de la realidad del mundo entero y que debemos entender que lo que sucede al otro lado del mundo tarde o temprano también repercutirá sobre todos nosotros, por lo que invitamos a bien informarnos, discutir y organizarnos para poder ver que un cambio si es posible, que un cambio de régimen es lo que necesitamos como nación para poder tener un futuro digno.

 

http://www.telesurtv.net/news/Cinco-preguntas-para-entender-que-fue-el-Plan-Condor-20151105-0007.html

volver arriba