Menu

Homenaje a Fidel en Culiacán

  • Escrito por 
Homenaje a Fidel en Culiacán

HOMENAJE AL COMANDANTE FIDEL

Partido de los Comunistas en Culiacán, Sinaloa.

Al hablar de Fidel, hay que hacerse a la idea de que por más apretada que sea la síntesis siempre quedarán  cosas sin mencionar.

   Fidel es el hombre más querido por el pueblo cubano y los pueblos del mundo que buscan un mejor porvenir; así lo demuestran los millones de cubanos que asisten a despedirlo y las manifestaciones de cariño en el mundo con motivo de su fallecimiento.  También es el hombre más odiado por el imperialismo, los monopolios y los escombros de las burguesías nacionales.

   Los méritos del comandante son muchos, por ello es el sentimiento que despierta en quienes lo respetamos y queremos, ganándose así en sus 90 años de vida la inmortalidad; la historia lo recibe con letras imborrables.

   Fidel desde muy temprana edad fue un joven irreverente, tuvo claridad en su pensamiento y sabía  lo que quería; valiente a carta cabal, así lo manifiestan el ataque al cuartel Moncada con 180 jóvenes milicianos y la defensa contra la invasión de Bahía Cochinos en playa Girón cuando se le ve saltando del tanque con el arma en la mano, su Fe en la Revolución cuando expresa a su salida de México en el Granma “Si zarpamos llegamos, si llegamos triunfamos” y cando después del descalabro del desembarco en las Coloradas se reúnen en la sierra maestra 7 hombres con 5 armas y dice: “Con este ejercito derrotaremos a la tiranía”.  Su inteligencia y alegría por lo que se proponía, le permitió jamás sentirse derrotado, desanimado y menos frustrado; la pasión que imprimió en todos sus actos irradiaba energía y convicción a toda prueba; fue un hombre generoso que lo dio todo por su pueblo, la Revolución y los demás pueblos del mundo, cuando se le ve en la fotografía donando sangre en Perú para las víctimas del terremoto enternece y demuestra su gran humanidad y humildad sin precedentes; Era un hombre que desprecio’ el culto a la personalidad, trato’ en vida de enterrar a Fidel  al retirarse del poder y refugiarse en la vida privada con sencillez.

  Su último deseo fue pedir que no se le ponga su nombre a ninguna avenida, a ninguna institución o edificio público, que no se erijan monumentos a su memoria, que no se hagan bustos con su rostro ¡Así era Fidel, el comandante, el Revolucionario, el Guerrillero de todos  los tiempos!

  Es admirable que más de 8 millones de cubanos firmen el compromiso con el concepto de Revolución que el comandante expresara el 1º de mayo del año 2000, como queriendo decir “Primero la Revolución, después Fidel”.

  Los  militantes del partido de los comunistas decimos: Fidel seguirá siendo nuestro dirigente al lado de Alejandro Gascón, Zapata, Villa, Ricardo Flores Magón, Hidalgo y Morelos.

¡Viva el comandante Fidel!

¡Honor y Gloria!

¡Proletarios de todos los países Uníos!

volver arriba