Menu

Solidaridad con Venezuela Bolivariana-Chavista.

  • Escrito por 
Solidaridad con Venezuela Bolivariana-Chavista.

Solidaridad con Venezuela Bolivariana-Chavista.

Por: Jaime Guerrero Martínez

Actualmente, en la  prensa mundial ocupa un lugar sobresaliente la cuestión de la situación política, económica y social de la República Bolivariana de Venezuela, debido a que en ese país tiene lugar un especial movimiento revolucionario que tuvo sus comienzos hace 18 años y que se enfila rumbo al socialismo, en oposición al neoliberalismo, que es la expresión ultima del capitalismo.

Con toda la mala intención, los medios informativos del mundo, diariamente están divulgando la idea de que por culpa de un mal gobierno, ahí el pueblo sufre represión, hambre, muerte y la falta de atención medica; y que hay además hay falta de libertades y violación de los derechos humanos.

Naturalmente, las empresas masivas de la información venezolanas y extranjeras, en manos y como propiedad de los ricos capitalistas, jamás publicaran las gigantescas manifestaciones populares de los venezolanos y de los grupos de la solidaridad internacional en apoyo al presidente Nicolás Maduro Moros y a la revolución bolivariana del Comandante Hugo Chávez Frías.

Hay muchas razones por las que Venezuela es atacada de muchas maneras también por los gobiernos de los países neocolonias, que siempre están incondicionalmente a las órdenes del gobierno de los Estados Unidos como es el caso del gobierno de México.

Se sabe que Venezuela tiene las reservas de petróleo probadas más grandes del mundo, incluso 30 veces por encima de Arabia Saudita; además de poseer la segunda más grande reserva mundial de gas. Se sabe también que es el segundo país del globo terráqueo con las más altas reservas de agua dulce; aparte de que en el 2016 se reveló por indicios confiables el hallazgo de la reserva de oro más grande del mundo. Tiene también la reserva de Coltan más grande del planeta, mejor conocido como el oro azul, que supera el valor del oro porque es indispensable para la nanotecnología del presente y del futuro. Es también de los mayores productores de diamantes con reservas en más de 50 millones de quilates.

Para la Organización de  Estados Americanos (OEA) y para su torcido Secretario General, el uruguayo (títere de los EE.UU.) Luis Almagro, lo primero está en cumplir el encargo imperial de atacar con toda la suciedad posible a Venezuela, como el instrumento (ministerio de las colonias) que los Estados unidos tienen en América para someter a los países y a los gobiernos que tienen la suficiente valentía y dignidad para no aceptar traicionar a sus héroes y a sus pueblos, negándose a ser solo sirvientes incondicionales del imperialismo norteamericano.

Cualquiera persona medianamente informada sabe de la historia intervencionista de los Estados Unidos en América y en el mundo. De esto la nación mexicana es la mayormente ofendida históricamente por los Estados Unidos, al grado de que por medio de varias intervenciones militares nos robaron más de la mitad del territorio nacional. Luego, en la toma del castillo de Chapultepec asesinaron a los niños héroes. Después planearon el asesinato de Francisco  I. Madero y también invadieron el territorio nacional para tratar de capturar y asesinar a nuestro héroe nacional Francisco Villa; lo cual, debiera ser motivo más que suficiente para que todos los mexicanos odiáramos a muerte a los Estados Unidos, cosa que no sucede porque los capitalistas mexicanos cómplices y sus criados, los gobernantes de México, nos tienen muy mal informados, ignorantes, confundidos, agachados, apaciguados, distraídos y entretenidos con futbol, telenovelas, religiones, educación mediocre y últimamente con la crisis económica y la violencia de todos los días y en todos los lugares.

Los Estados Unidos desde 1823 crearon la Doctrina Monroe, donde se establecía que "América para los americanos" y luego inventaron el "destino manifiesto" por voluntad de dios, américa era propiedad de los Estados Unidos de Norteamérica. Iniciando una larga lista de intervenciones e invasiones que comenzó por México en 1946 para la anexión de Texas y de California. En 1854 y 1845 fue Nicaragua. En 1898 y en 1901 fue Cuba. En 1903 Colombia para el  canal de Panamá. 1904 República Dominicana. 1906 otra vez Cuba. En 1907 Rep. Dominicana. 1908 Panamá. 1910 Nicaragua. 1911 México. 1912 Nicaragua. 1914 México por Veracruz. 1915 Haití. 1916 Rep. Dominicana. 1918 Panamá. 1924 Honduras. 1925 Panamá. 1926 y 1927 Nicaragua. 1930 Rep. Dominicana. 1933 Nicaragua-Somoza. 1934 Complot en Nicaragua-asesinato de Sandino. 1941 Panamá y 1946 Escuela de las Américas. 1974 Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR). 1952 Cuba-Batista. 1954 Guatemala-Jacobo Arbenz. 1960 Acciones encubiertas –vs- Cuba. 1961 Invasión a Cuba. 1961 Ecuador-José María Velazco. 1964 Dominicana. 1965 Guatemala. 1967 Bolivia- Che Guevara. 1968 EE.UU. organiza los escuadrones de la muerte. 1971 atentados al comandante Fidel Castro. 1973 Uruguay y golpe de estado en Chile y asesinato del presidente Salvador Allende. 1976 golpe en Argentina con más de 30 mil muertos. 1980 asesinato del obispo revolucionario Oscar Arnulfo Romero en El Salvador. 1981 los contras en Nicaragua. 1983 invasión a la isla de Granada contra el obispo izquierdista Maurice Bishop. 1990 plan Colombia.

No habría espacio para mencionar las cuantiosas intervenciones de rapiña y de carnicerías que los Estados Unidos han efectuado en todo el mundo y en América Latina. Los Estados Unidos han invadido e intervenido en 149 países y han sido capaces de lanzar bombas atómicas sobre naciones y pueblos indefensos y aun así se atreven a decir que Venezuela y Corea del Norte son un peligro  para el mundo.

Los Estados Unidos conceden el derecho de intervenir siempre que ven en peligro las  ventajas y los privilegios económicos y políticos con que manejan al mundo para  extraer las riquezas de los todos los países dependientes y socios menores del capitalismo mundial, porque son ahora un país muy rico, gracias a  que son la aspiradora de las riquezas y de los recursos de todo el orbe. Un país gobernado ocultamente desde las oficinas de los grandes multibillonarios capitalistas y  dirigido por políticos ladrones y asesinos que no les tiembla la mano para llevar a cabo carnicerías humanas, puesto que fueron capaces de derribar sus propias torres gemelas el  11  de septiembre el 2001 con miles de muertos, todo para activar su industria armamentista y su maquinara militar como el  pretexto para desencadenar las guerras en Afganistán, Libia e Irak, y ahora en Siria. Por eso ahora quieren ir también por Venezuela, pero eso está por verse.

En el Partido de los Comunistas rechazamos las agresiones y las  manipulaciones contra Venezuela que con tantas mentiras amenazan su soberanía, su independencia y su estabilidad; y reiteramos nuestro repudio a los empresarios capitalistas, a la OEA, a los EE.UU. Y a la conferencia episcopal venezolana, que por todos los medios inculcan el odio en un sector pobre de ese país con el perverso fin de provocar desesperación y violencia, y así culpar a la Revolución Bolivariana-Chavista y a sus dirigentes del desorden y de la difícil situación económica y social que han creado los grandes comerciantes, bodegueros, banqueros, importadores, acaparadores y especuladores que esconden, escasean y encarecen los productos y las mercancías para llevar a la gente a la desesperación, al grado de que se harte y que la revolución estalle por dentro para que todo siga igual que antes de la llegada del Comandante Hugo Chávez.

Los mexicanos exigimos al presidente Enrique Peña Nieto y a su canciller Videgaray que no intervengan contra Venezuela ni hablen en nuestro nombre. Ellos no representan a la patria mexicana. Su gobierno es el producto de un fraude electoral. Ellos solo representan  a los grandes empresarios nacionales y extranjeros enriquecidos con el trabajo y el sudor de los mexicanos explotados y exprimidos con la complicidad de su gobierno golpista y sus secuaces, todos son alcahuetes de Donald Trump; ante el cual se inclinan hasta la ignominia, a pesar de las burlas, los cortones, los desaires y humillaciones que les hace a todas horas a ellos, a nuestro país y a todos los mexicanos; por los cual, debieran unirse con los valientes y dignos presidentes revolucionarios de América Latina para exigir la expulsión inmediata de los Estados Unidos de la OEA y de la ONU; sin embargo, es tan baja y tan enana su estatura política y moral que todavía se arrodillan para besarle los pies.

volver arriba