Menu
PdelosC

PdelosC

URL del sitio web:

Bruno Rodríguez: Ataque terrorista contra Embajada de Cuba es resultado de la política de odio del Gobierno norteamericano.

En  la madrugada del jueves 30 de abril de 2020, un hombre disparó contra la Embajada de Cuba en los Estados Unidos. No hubo daño para el personal de la misión, el cual se encuentra seguro y protegido, pero sí deterioros materiales para el edificio resultantes del impacto de los disparos.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, ofreció este martes 12 de mayo de 2020, una conferencia de prensa virtual sobre el ataque terrorista a la Embajada de Cuba en Estados Unidos, ocurrido el pasado 30 de abril.

Esta conferencia de prensa se transmitió en vivo, a partir de las 1:30 p.m. (hora de Cuba), como parte de la emisión del Noticiero Al Mediodía de la Televisión Cubana. También fue transmitido por la página Facebook del Periódico Granma.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

CUBA OFRECE NUEVOS DATOS SOBRE ALEXANDER ALAZO Y DENUNCIA EL SILENCIO DEL GOBIERNO ESTADOUNIDENSE AL RESPECTO.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, ofreció declaraciones a la prensa sobre el ataque terrorista a la Embajada de Cuba en Washington, Estados Unidos, perpetrado por el ciudadano Alexander Alazo, en horas de la madrugada del pasado jueves 30 de abril del 2020, cuando disparó un arma de fuego contra el edificio de la misión diplomática cubana.

Rodríguez Parrilla comento que el autor del hecho, de origen cubano, vive en Estados Unidos desde el 2010. Reconoció la reacción rápida de la Policía y el Servicio Secreto estadounidense ante el atentado, pero el Departamento de Estado demoró en contactar con las autoridades cubanas para informar sobre la investigación y se han dedicado a silenciar este acto terrorista ante el mundo.

El Ministro denunció este «silencio cómplice» del Gobierno estadounidense, y relató los hechos apoyado en las imágenes de seguridad de la sede diplomática cubana atacada. Destacó que el autor del crimen confesó que actuó con intención de matar.

Es necesario preguntar al Gobierno de Estados Unidos cuáles son sus motivaciones para mantener silenciado el hecho, alejado de la palestra pública, cuáles son las razones para callar un acto terrorista contra nuestro país y no denunciar, como los obliga la ley, expresó el canciller.

Se sabe que Alazo planificó el atentado con suficiente antelación, que visitó el lugar de los hechos unas dos semanas antes del ataque para sondearlo, que perpetró un acto de violencia contra la embajada cubana, que deshonró la bandera de nuestro país, que se refugió en la bandera americana y no ofreció resistencia al arresto realizado por los agentes de ese país. La esposa de este individuo dijo haberlo visitado en una institución mental, donde este experimentaba supuestos delirios de persecución.

Debo decir, agregó el Ministro, que se aprecia negligencia en la gestión el Gobierno estadounidense ante tal hecho. El autor tenía permiso para portar armas, obtuvo una pistola y un fusil y dos semanas antes hizo una exploración en el lugar de los hechos.

El Gobierno de Estados Unidos no realizó la investigación pertinente para detener este ataque antes de que ocurriera.

En el auto del perpetrador se encontró cocaína, y según declaró su esposa han vivido en el auto. ¿Cómo pudo permitir el Gobierno estadounidense, disponiendo de todos los antecedentes, que esta persona actuara de la forma en que lo hizo con la intención de matar?

El Canciller cubano instó al Gobierno norteamericano a realizar una investigación exhaustiva para determinar de dónde salió el dinero para financiar el hecho.

Asimismo, comentó que Alazo, durante su tiempo en Cuba, se dedicó a la vida religiosa como pastor, se casó con una mexicana y vivió en México varios años, durante los cuales visitó nuestro país en varias ocasiones, por lo que mantenía una relación cordial con Cuba hasta su última visita en el año 2015. El señor Alazo Baró nunca tuvo ni ha tenido un problema en Cuba, acotó.

Igualmente, destacó su relación con Leandro Pérez, un ciudadano que constantemente utiliza las redes para promover ayuda al terrorismo contra Cuballama a atacar con drones la ciudad de La Habana y mantiene vínculos con terroristas anticubanos.

Alazo también sostiene relaciones con los perpetradores del ataque a los bustos del Héroe Nacional José Martí hace algunos meses.

Es obligación del gobierno estadounidense investigar a todos estos contactos, que papel pueden haber ejercido estos individuos mencionados ante el hecho que se denuncia.

El silencio de ese gobierno es sospechoso sabiendo el control que mantienen sobre este tipo de hechos.

Es deplorable que el Secretario de Estado mantenga silencio ante el ataque terrorista mientras dedica ataques diarios contra las misiones médicas cubanas y contra nuestro país.

El gobierno de Estados Unidos ejerce un ilegal bloqueo genocida contra Cuba y considera aceptable agredir a las familias cubanas, crea espacio para este tipo de actos terroristas y es directamente responsable por estos actos de violencia contra Cuba.

Existe evidencia de la participación de funcionarios estadounidenses en los actos de violencia contra los médicos cubanos durante el golpe de Estado en Bolivia, existen fotos, hay evidencia, agregó Rodríguez Parrilla.

Si hubo odio en la actuación de Alazo Baró se puede afirmar que es un odio inducido por los actos incitadores de la violencia contra Cuba que promueve los Estados Unidos y la contrarrevolución de Miami. El Canciller cubano, otra vez,  a responder con una investigación exhaustiva y precisa de estos actos terroristas. Veamos si el Gobierno de ese país encuentra alguna explicación plausible a los actos de Alazo Baró, justifica las relaciones de Alazo con los terroristas anticubanos y cómo responde ante estos hechos.

Puedo mencionar, además, cómo personas que anteriormente han realizado actos de hostigamiento hacia la embajada cubana, se acercaron a tomar fotos horas después de que se perpetrara el hecho.

Dejo, en esta rueda de prensa, varias preguntas al señor Secretario de Estado Mike Pompeo. Corresponde a usted, señor Secretario dar respuestas al pueblo de Estados Unidos, al de Cuba y a la opinión pública internacional sobre la evidencia ineludible que acabo de presentar, dijo el Ministro.

También recordó la larga y cruenta historia de atentados terroristas contra las misiones diplomáticas de Cuba en EE.UU. y sus diplomáticos. Once mártires tiene Cuba, uno de ellos, en 1980 en Nueva York. Hay abundante información en redes y otros medios públicos.

Reiteró, el gobierno estadounidense ha optado por no rechazar y no condenar este acto terrorista perpetrado contra una Embajada en suelo de ese país. El ataque es resultado de la instigación a la violencia contra Cuba en Estados Unidos.

No es un secreto que los sectores con una trayectoria extrema contra Cuba han logrado una influencia desproporcionada en la Casa Blanca y algunos de ellos hoy participan en el control de la política de EE.UU. hacia Cuba, lo que nuestro gobierno ha denunciado oportuna y sistemáticamente.

PREGUNTAS DE LA PRENSA

The Washington Post: ¿Está usted de acuerdo en la manera en que la policía local manejó el ataque?

Bruno Rodríguez: En mi conferencia anterior y en esta acabo de reconocer el trabajo rápido y eficaz de la policía local y del Servicio Secreto para reprimir la agresión.

Diario Granma: Usted explica que ha habido silencio del Gobierno de Estados Unidos, incluido el Departamento de Estado, pero ¿ha recibido reacciones de otros actores en Estados Unidos?

Bruno Rodríguez: De numerosos. Varios senadores y congresistas se han dirigido a nuestra embajada condenando lo ocurrido y expresando solidaridad frente a un hecho de naturaleza terrorista. Ciudadanos norteamericanos, personal diplomático, y desde numerosos países, hemos recibido también mensajes. Y debo decir también que hemos recibido muchos mensajes de parte de ciudadanos cubanos residentes en el exterior, en particular en los Estados Unidos, sobre todo en la Florida y en New Jersey.

Canal ABC: En un tweet usted dijo que «es responsabilidad de los Estados proteger a los diplomáticos y sus instalaciones», pero los críticos del Gobierno cubano y funcionarios del gobierno estadounidense han dicho que el Gobierno cubano no protegió a los diplomáticos estadounidenses en La Habana. ¿Qué similitudes y qué diferencias tienen ambos incidentes?

Bruno Rodríguez: Confirmo rotundamente que es obligación de todo Estado la seguridad del personal diplomático de una embajada, así como el la protección del personal diplomático y sus familiares.

Contra el personal diplomático estadounidense en La Habana no hubo ningún ataque, dijo en referencia a los supuestos «ataques acústicos» contra funcionarios estadounidenses. Emplazo al Departamento de Estados Unidos a presentar la mínima evidencia, y se le puede preguntar al FBI, cuya investigación coincide con la investigación cubana.

Estados Unidos no presentó ningún resultado de investigación que diera algún indicio de esto, por el contrario, su investigación demostró que no hubo ningún ataque.

Desde las primeras horas en que la embajada norteamericana realizó su denuncia, el tema se atendió al más alto nivel, se apoyó por parte del gobierno durante toda la investigación y se brindó la colaboración del equipo médico cubano que el gobierno estadounidense rechazó. Aquí hay un atacante, 32 orificios de bala, 32 casquillos de proyectiles, declaraciones de agredir y matar. No es lo mismo ni remotamente.

Una diferencia significativa es que Cuba aún está esperando por los resultados de la investigación del gobierno de Estados Unidos y que estos se compartan.

El gobierno cubano no ha hecho amenazas, no ha aplicado medidas de bloqueo, no ha expulsado personal diplomático de La Habana, no ha amenazado a los viajeros, mientras que el gobierno de Estados Unidos lo hizo contra Cuba cuando lo único que había era un sospecha de un supuesto ataque.

AP: Medios de prensa en Estados Unidos aseguraron que la persona que atacó la Embajada tiene antecedentes psiquiátricos. Cuba sugirió que la retórica agresiva del presidente Trump fogonea este tipo de acciones. Dado que el atacante es una persona emigrada, ¿tiene Cuba antecedentes médicos o historia clínica de dicha persona que confirme o no su enfermedad?

Bruno Rodríguez: He explicado que su conducta en Cuba fue normal durante los largos años que vivió en el país y sus visitas. Por lo que reiteró que hay una conexión con la política de instigación a la violencia que sigue el gobierno estadounidense contra Cuba, eso generó las condiciones para que se produjera este ataque.

DPA: Ministro, a raíz del ataque a la embajada, Cuba convocó a la encargada de negocios de Estados Unidos en La Habana y se comunicó con el Departamento de Estado, pero no ha habido reacciones del Gobierno de Estados Unidos. ¿Cuál sería el siguiente paso de Cuba?

Bruno Rodríguez: Cuba espera a que el Gobierno de Estados Unidos cumpla sus obligaciones internacionales. Continuaremos la denuncia en los organismos y mecanismos internacionales; y tenemos la esperanza de que ese Gobierno intente hacer coincidir su retórica de lucha contra el terrorismo internacional con su responsabilidad con una sede diplomática que ha sufrido un ataque perpetrado en el centro de Washington.

Enlace a la nota en Granma: http://www.granma.cu/cuba/2020-05-12/en-vivo-bruno-rodriguez-responde-a-la-prensa-sobre-ataque-a-la-embajada-de-cuba-en-estados-unidos

Nuestra solidaridad con Cuba Socialista y Venezuela Bolivariana.

En días recientes hemos sido testigos de dos acontecimientos que preocupan, no solo por lo irracionales y desmedidos que han sido, sino también porque atentan contra dos naciones que despliegan sus recursos materiales y humanos para contribuir a frenar la pandemia que vivimos: Cuba y Venezuela.

Ante esto el Partido de los Comunistas y la Juventud Comunista de México manifiestan:

  • Sobre el ataque con disparos a la Embajada de Cuba en Washington.

La madrugada del jueves 30 de abril se produjo un acto terrorista contra la Embajada de la República de Cuba con sede en Washington, DC. Un individuo de 42 años procedente de Texas, disparó en reiteradas ocasiones con un fusil AK-47 y dañó el inmueble donde afortunadamente no hubo pérdidas del personal diplomático.

Condenamos este hecho grave que es una expresión fascistoide y de derecha de la campaña de calumnias y mentiras provenientes desde el Secretario de Estado y el Presidente de los Estados Unidos, Mike Pompeo y Donald Trump respectivamente, quienes pretenden minar con discursos de odio el papel de Cuba Socialista en el combate contra la pandemia del COVID-19 que se cierne en el mundo. Es alarmante que mientras la nación caribeña responde con humanismo y solidaridad al desplegar brigadas médicas en varios países del mundo, la reacción norteamericana realiza un ataque a su Embajada, que se suma a la larga lista de atentados terroristas que el Gobierno Revolucionario ha tenido que enfrentar.

Respaldamos la solicitud del Gobierno de Cuba respecto al esclarecimiento cabal de los hechos y por asegurar las garantías de que actos como este no se repitan y no queden impunes.

Nos sumamos al llamado internacional para que cese toda incitación, provocación y ataque contra la embajada de Cuba y su personal diplomático en EUA y demás naciones donde colaboran solidariamente.

  • Intento de incursión armada en Venezuela

En la madrugada del 3 de Mayo se registró un nuevo intento por invadir territorio venezolano para atentar contra el Gobierno Bolivariano. Un grupo de mercenarios terroristas, procedentes de Colombia, intentaron ingresar con lanchas rápidas por las costas de La Guaira. Su intención era generar actos violentos –nuevamente-  para desestabilizar el país, asesinar miembros del gabinete de Maduro y provocar un Golpe de Estado. Estas acciones fueron frenadas por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

En medio de la pandemia que vive el planeta, el imperialismo norteamericano y el paramilitarismo colombiano, continúan el asedio y provocaciones contra la Revolución Bolivariana. Se ha hecho de conocimiento público la existencia de un contrato firmado por el líder guarimbero respaldado por Estados Unidos, Juan Guaido, y una agencia de seguridad privada norteamericana para entrenar y lanzar tales incursiones armadas. Con el perverso objetivo de la disolución total de la República Bolivariana de Venezuela, arrasando con su soberanía y rindiendo a todo su pueblo ante un ejército de ocupación.

Repudiamos estas acciones contra el Gobierno Bolivariano. Condenamos la política intervencionista del presidente Norteamericano Donald Trump y del presidente Colombiano Iván Duque.

 

Partido de los Comunistas

Juventud Comunista de México

¡Proletarios de todos los países, Uníos!

¡Solo en el socialismo otro mundo es posible!

Ciudad de México, Mayo de 2020

Cultivar en casa, una alternativa en tiempos de pandemia.

Célula Prieto Crispín. 

El coronavirus nos obliga a permanecer socialmente aislados en nuestras casas como manera preventiva. Es una buena oportunidad para mantenernos ocupados y utilizar el tiempo en iniciar un proyecto de cultivo en casa. Tener nuestro propio huerto para cosechar los vegetales que vamos a consumir, saludables y lo mejor sin tener que comprarlos. No es necesario contar con tanto espacio. Se pueden reciclar contenedores, macetas, botellas de plástico, cajas de verdura, latas, tubos de PVC y una gran variedad de objetos que van a servir para llevar a la práctica esta actividad a pequeña o mediana escala dependiendo del espacio con que se cuente. Se pueden utilizar las terrazas, patios, pequeños espacios, balcones, etc. 

Tener un huerto en casa nos permite obtener vegetales, frutas y legumbres que vamos a utilizar para alimentarnos sanamente con cultivos libres de pesticidas.

Tomar en cuenta que para iniciar con un huerto, no necesitamos mucha inversión de dinero, ya que solo se necesitan semillas, mismas que algunas no es necesario comprar porque las podemos obtener del mismo jitomate, chile, frijol, pepino, papa (cuando le salen brotes), papaya, melón o sandía que hemos comprado y tenemos en casa; y tierra sana. Si la tierra no es apta para utilizarla, la podemos preparar mediante un proceso de compostaje, utilizando desechos orgánicos como pueden ser cáscaras de frutas y verduras, restos de café, hojas de árboles, cáscaras de huevo molidas y pedacitos de madera.

Muchas personas, sobretodo en las últimas semanas han adoptado esta práctica tan fácil en sus hogares, donde están involucrando también a los más pequeños, por lo que seguramente les traerá un cambio positivo a la salud emocional, física y mental. 

Para quienes cuentan con huerto en casa, o participan en huertos comunitarios o urbanos, les es más accesible y les resulta producir de forma sostenible su propio sistema alimentario, pues basta con recolectarlos para consumirlos. Sin embargo, para algunos puede resultar complicado y difícil comprar alimentos debido a la situación económica que existe y que se complica aún más como consecuencia de esta pandemia, ya que la mayor parte de los sectores están paralizados y se refleja viéndose  afectada la economía de los trabajadores, principalmente las personas que se dedican al trabajo  informal y que viven al día, los que han perdido su trabajo y no tienen dinero para comprar alimento. 

En México el hambre y la miseria en las personas más desprotegidas, los de abajo, es algo cotidiano. Como sociedad debemos darnos cuenta de que este modelo neoliberal le apuesta más al beneficio económico que obtiene entregando a empresas transnacionales  los recursos de nuestro país, que a la vida de las personas. 

Debemos de promover los huertos e impulsar a las personas para motivarlas a cultivar para que se haga una actividad cotidiana. 

Existen plaguicidas vegetales para controlar algunas de las plagas más frecuentes. 

Un repelente y fungicida (que actúa sobre la plaga) para plagas muy eficaz  es el de ajo, que se prepara con todos los dientes de una cabeza de ajo pelados y machacados en un molcajete o mortero, luego se colocan en un recipiente añadiendo un litro de agua, se deja macerar por 24 horas, una vez que se completen las 24 horas se hierve por 5 minutos, ya que esta frío se cuela y ya podemos empezar a rociar bien las partes de la planta. 

Otro repelente que podemos preparar también de manera fácil es, partir una pieza de cebolla, hervir medio litro de agua, luego colocar la cebolla en un recipiente, luego se vacía el agua hervida a la cebolla, se deja reposar 24 horas, se cuela y vacía a un atomizador y queda listo para su aplicación. 

Los chiles son un excelente repelente natural contra las  plagas. Para preparar insecticida de chile, se licuan seis chiles y dos vasos de agua. Deja reposar la mezcla toda  la noche. Colar y agregar un vaso de agua, vaciar a un frasco atomizador y listo para usar.

El COVID 19 y nosotros.

Célula Heriberto Jara.

Nunca pensamos que el Coronavirus que apareció en Wuhan una provincia de China fuera a llegar hasta nuestro país pues, todo parecía suceder en otro mundo tan lejano del cual sólo nos enterábamos de lo sucedido por los medios de comunicación.

En un mundo globalizado como este en el que sobrevivimos, no era de extrañarse que el virus viajara por todo el orbe, pese a las medidas, más simbólicas que efectivas, implementadas para que esto no sucediera por los países que recién se vieron afectados.

Burlando todas las leyes de migración el virus llegó hasta nuestro país sin que supiéramos cómo, ni cuándo, tomándonos desprevenidos. Nuestros políticos poseídos por un escepticismo sin fundamento primero y, una credulidad que fue aumentando conforme los casos en nuestro país aumentaban también, decidieron entonces sí, declarar una cuarentena con fecha de inicio pero no de fin.

Un tema nunca está libre de otro. El hacinamiento de los ciudadanos trajo consigo la pérdida de empleos. Hubo patrones y dueños de empresas un tanto “humanos” que mandaron a sus empleados a descansar pagando a veces el salario. Otros, los grandes empresarios los tienen laborando y exponiéndolos a contagiarse del virus.

Los trabajadores de la salud, ignorados por completo por muchos años, de pronto se vieron obligados por su profesión a estar en el frente de la batalla contra este virus. Esos mismos trabajadores de los sistemas de salud que a medida que se instauró el neoliberalismo en nuestro país fueron desconociéndoles derechos laborales que ya tenían reconocidos y que, apoyados por los gobiernos en turno sólo han legitimado el golpe casi final a estas instituciones (ISSSTE, IMSS, SS y Organismos Públicos Descentralizados Estatales) y cuyos sindicatos no han encontrado, a saber, la forma de hacer frente a esta arremetida en contra de sus agremiados, a los se les exige hoy, atiendan la demanda de casos que la pandemia ha provocado, además de las enfermedades con que ya lidiaban de por sí; en instalaciones en la ruina y con todas las carencias que podamos imaginar.

En los Servicios de Salud de Nayarit existen diferentes categorías de trabajadores, los hay con base federal, con base estatal, los OPD, los de contrato y, los más jodidos de todos: los de incidencias. Descender de categoría en categoría, es como hacerlo en los nueve círculos, en el cántico I, el Infierno, en la obra, La Divina Comedia, de Dante Alighieri.

Estos últimos prácticamente no tienen, se dice, ningún derecho pero sí el deber de trabajar, eso sí, son libres de quedarse o irse. Según.     

Se recomendó quedarse en casa. Lo cierto que la población, en su gran mayoría no ha podido hacerlo. (Los que tienen) pese a la indicación de los que gobiernan de que sólo así se podrán bajar los índices de contagios. Y es que no existe en la realidad un programa social eficiente que venga a auxiliar a la mayoría de la población que, sin juzgarla, ha sido golpeada por tantos gobiernos y “representantes populares” que sólo se han convertido en verdugos de su propia elección quienes, desde la comodidad de sus curules y en la seguridad que sus residencias, opinan en la redes sociales y se solidarizan con la tragedia de la mayoría. También a ellos mismos los vimos reducir cruelmente el presupuesto en el rubro de salud. Son ellos los que ahora donan con ternura una parte de su jugoso sueldo; acción que no fuera necesaria si se le hubiera destinado más presupuesto a la salud y menos, por ejemplo, a abonar la impagable deuda externa o a aumentar el de las fuerzas armadas.

Pese a que el virus es un problema de salud, pone en jaque a la clase política que no encuentra qué hacer y que ha ignorado y abandonado, a la ciencia y a sus científicos, a los campesinos, a los obreros, a los maestros, a los trabajadores de la salud, a los mineros, a los pueblos originarios, a los desaparecidos y a los desplazados por la violencia que se genera desde el Estado y por los grupos paramilitares.

Es bueno que reflexionemos ¿Qué seguirá después de que la pandemia haya pasado? ¿Queremos regresar a los de antes? ¿Vamos a exigir nuestros derechos como ciudadanos? ¿Vamos a ser menos críticos y más prácticos? ¿Ahora sí nos vamos a organizar para recuperar los espacios que nos pertenecen?

La pandemia nos ha dejado experiencias sin duda. Nos ha reafirmado lo que muchos pensaban y dijeron que habían desaparecido: la lucha de clases y el papel que juega el Estado (entiéndase Estado como un órgano de dominación de clase.) También nos ha mostrado la ternura y la solidaridad humana que se pensaba perdidas; la abnegación religiosa de los trabajadores de la salud y de los servicios primordiales y básicos, que evitan que caigamos de nuevo barbarie.

No debemos permitir, por ningún motivo y bajo ninguna causa, perder nuestra humanidad frente a los problemas que nos plantea este sistema económico, político y social al que, reconozcámoslo, está en contra de la vida en este planeta.

Hoy, la humanidad, ésta que concebimos en la cúspide de la evolución se ve amenazada por un nuevo enemigo que, se dice, es invisible.            

Suscribirse a este canal RSS