Menu
PdelosC

PdelosC

URL del sitio web:

Resolutivo sobre la célula CDMX

Resolutivo sobre la célula CDMX

Frente a las acciones del organismo de base denominado “Células de la Ciudad de México y del Estado de México”, que dirigen los compañeros Fernando Alberto Cáceres Cintra y José Luis Contreras Montes, que flagrantemente desacata nuestros principios, la política general y las resoluciones de los órganos superiores de nuestro Partido, con fundamento en los artículos 12, 13, 16 y demás relativos del Estatuto, se resuelve lo siguiente:
1.- Se desintegra el organismo denominado “Células de la Ciudad de México y del Estado de México” porque no encaja en ninguna de las formas autorizadas por el Estatuto y actúa como si fuera un Comité Estatal que no ha sido electo por ningún Congreso, por lo que su funcionamiento es completamente irregular. Se trata, más bien, de una fracción del Partido, prohibida implícitamente por los documentos básicos, que no toleran el trabajo cupular y mucho menos fracciones y corrientes interiores. Dicha fracción partidaria tiene sus propias tesis y principios, su propia línea política, su propia prensa y sus propias relaciones nacionales e internacionales. Además, sus militantes hicieron público su desacato a las resoluciones fundamentales del 4o. Congreso Nacional, por lo que debe ser desintegrada de inmediato.
2.- Hacemos un llamado enérgico a los compañeros Fernando Alberto Cáceres Cintra y José Luis Contreras Montes, integrantes del Comité Central, que suspendan a la brevedad las acciones que perjudiquen la unidad del Partido y socaven su estructura leninista. Los invitamos a que, con ayuda de los demás compañeros, inicien a la brevedad un proceso de reeducación, basado en nuestros principios y normas leninistas de la organización. Los llamamos a que paguen sus cuotas acordadas como miembros del Comité Central y abandonen sus practicas de sabotaje en contra de las diversas acciones, tareas, acuerdos y publicaciones del Partido.
3.- Hacemos un llamado a los militantes del Partido que formaron parte del organismo de base denominado “Células de la Ciudad de México y del Estado de México” a que realicen las siguientes acciones:
a) Reflexionar y modificar su conducta que contraviene la política general del Partido y está muy lejos de “promover e impulsar la UNIDAD interna del Partido”. Sus acciones y sus formas también se alejan notablemente de lo que ustedes llaman “la discusión abierta, seria, responsable y respetuosa, además de fraternal con todos los miembros del Partido”.
b) Suspender cualquier actividad y/o trabajo político nacional e internacional.
c) Someterse a un proceso de formación y estudio de nuestras normas y principios organizativos.
d) Adquirir, distribuir y pagar la prensa central, así como otras publicaciones y materiales del Partido.
e) Suspender las publicaciones impresas y en redes sociales de su desintegrado organismo.
f) Eliminar la practica recurrente e incorrecta de enviar correspondencia a los demás organismos de base del Partido y a los militantes en general, pues las formas de comunicación en nuestra organización son centrales, de arriba hacia abajo y viceversa, no horizontales.
g) Cumplir y hacer cumplir el Estatuto.
h) Realizar la vigilancia revolucionaria entre los miembros del Partido en su región respecto al correcto proceder partidario, rechazando en todo momento el trabajo que, de manera voluntaria o involuntaria, divide, fracciona y destruye la unidad del Partido.
i) La Comisión de Organización del Comité Central ha sido designada para vigilar y atender los asuntos referentes a esta misiva, así como a la conducta y proceder de los miembros del Partido que viven en el Valle de México.

¡Proletarios de todos los Países, Uníos!
Ciudad de México, a 29 de diciembre del 2018.

Luis Alfonso Vargas Silva.
Secretario General del Comité Central del Partido de los Comunistas.

POSICIONAMIENTO DEL PARTIDO DE LOS COMUNISTAS FRENTE A LA NUEVA REALIDAD POLÍTICA DEL PAÍS

POSICIONAMIENTO DEL PARTIDO DE LOS COMUNISTAS FRENTE A LA NUEVA REALIDAD POLÍTICA DEL PAÍS.

La experiencia que nos deja el desarrollo de casi todos los pueblos del mundo, acredita que después de la comunidad primitiva, que se prolongó por miles de años, se instalaron sucesivamente los modos de producción siguientes: esclavitud, feudalismo, capitalismo y socialismo. La sociedad comunista no ha podido construirse en ningún país de la tierra.

En México, la Revolución de 1910-1917 destruyó al sistema feudal, impulsó la reforma agraria, reconoció los derechos de la clase obrera e implantó medidas antiimperialistas, como la expropiación petrolera y la creación de empresas propiedad del Estado, pero a partir del gobierno de Miguel Alemán se instaló el sistema capitalista, que resultó tardío y dependiente del Imperio norteamericano.

El capitalismo ha caído en su peor fase, el neoliberalismo, que niega la lucha de clases, los derechos de los trabajadores y ha despojado a la Nación mexicana de su soberanía, poniendo al Estado mexicano en periodo de extinción y convirtiendo a nuestro país en una colonia de los Estados Unidos, donde impera la marginación, el desempleo y el hambre, frente a un pequeño grupo de privilegiados que concentra toda la riqueza del país, menos aquella que se exporta, como tributo al Imperio.

Hace mucho tiempo que en México las relaciones de producción impiden el desarrollo de las fuerzas productivas, por lo que, desde el punto de vista de la teoría marxista, debe producirse un cambio revolucionario en la sociedad mexicana. Ese cambio no puede ser otro que el socialismo, de acuerdo con la experiencia de muchos países y las leyes del progreso.

Aún cuando es difícil hablar de una Cuarta Transformación, pues han desaparecido la independencia nacional y la República, y se han revertido las conquistas sociales y políticas de la Revolución Mexicana, la que nos propone el nuevo gobierno no tiene los alcances de los cambios revolucionarios que conducen al socialismo. Se propone corregir desde dentro del sistema capitalista, vicios como la corrupción y la impunidad, que le son inherentes, atemperar la pobreza, frenar el despojo a la Nación y ampliar el campo democrático. Acabar, en una palabra, con el modelo neoliberal que impera en nuestro país desde 1982.

Estas propuestas no son poca cosa. Empero, para que se cumplan deberá llevarse a cabo el programa mínimo que nuestro Partido ha propuesto al pueblo, desde que brotó hace 15 años.

1.- Conducir a la Nación mexicana hacia la reconquista de su independencia y la reconstrucción del Estado-Nación.

Esta no es una demanda vacía ni carente de sentido. Los neoliberales reformaron la Constitución más de quinientas veces, por conducto del llamado Constituyente Permanente, quien, según prestigiados jurisconsultos, no tiene facultades para cambiar una Constitución por otra, ni suprimir sus disposiciones fundamentales. Esos cambios han servido para despojar a la Nación de buena parte de su patrimonio y de su soberanía y para restarle facultades al Estado, principalmente en materia del desarrollo económico. Nuestra Constitución es ahora un código de hojas desechables que contiene los privilegios otorgados a los monopolios globales que gobiernan al mundo.

El gobierno ha suscrito y renegociado el Tratado de Libre Comercio, cuyas cláusulas forman parte de las normas supremas del país, dejando en manos de negociadores extranjeros funciones que le corresponden a nuestras autoridades en materia de comercio exterior, las que influyen poderosamente en la economía interna, cuyo desempeño determina toda la vida social y política de nuestra Patria.

Es del conocimiento de los mexicanos conscientes, que el TLC ha provocado una competencia ruinosa de productores agrícolas y de pequeños industriales con los productores subsidiados del Canadá y los Estados Unidos.

Las reformas constitucionales han limitado a tal grado las facultades del Estado, que ni siquiera puede cumplir satisfactoriamente la función primaria de garantizar la seguridad e integridad física de sus súbditos.

Es verdaderamente lamentable que los presupuestos de ingresos y egresos que aprueba el Congreso de la Unión, sean autorizados previamente por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Aun cuando están pendientes la discusión y aprobación en el Congreso, la Iniciativa de Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos de la Federación presentados por el nuevo gobierno federal, podemos apreciar que no hay cambios sustanciales respecto a los anteriores, pues se sigue garantizando plenamente el pago puntual de la deuda externa, lo que impide que se asignen mayores recursos al desarrollo económico independiente, a la salud, a la educación y otros servicios fundamentales requeridos por la población.

No puede hablarse de soberanía del Estado, cuando las políticas públicas que se aplican en el país son dictadas en el extranjero, incluyendo la lucha contra el crimen organizado y los cárteles de la droga.

El día de las elecciones se dio un paso muy importante en la recuperación de la república representativa pues las autoridades electas cuentan con el mandato de la cuarta parte de nuestra población, cuando antes estuvimos gobernados por mandatarios que no representaban ni a la décima parte de los habitantes del país.

Hará falta ahora que se devuelva al Congreso de la Unión todas las funciones y la autoridad que le corresponden; que se respete el pacto federal y el municipio libre; y que se impida que los monopolios globales y la oligarquía internacional se entrometan en nuestra vida interna.

2.-Recuperar los bienes y derechos de que la Nación ha sido despojada.

El artículo 27 constitucional expresa de entrada el siguiente principio: La Nación es la propietaria originaria de las tierras y las aguas comprendidas dentro de su territorio.

Esta proclama marca la diferencia con todas las Constituciones burguesas del mundo, pues mientras que para estas últimas la propiedad privada es un derecho inherente al individuo, para la Constitución mexicana es una concesión que la Nación le otorga.

En otra de sus partes, tal artículo dispone que determinados bienes de la Nación son inalienables, lo que en estricto sentido quiere decir que la Nación no puede ser despojada de tales bienes, porque le son inherentes y no pueden ser de nadie más. Eso explica los afanes de los presidentes Cárdenas, López Mateos y López Portillo, de elevar a rango constitucional la nacionalización del petróleo, la electricidad y la banca, que respectivamente decretaron.

Sin embargo, los neoliberales mediante verdaderos atracos y actos de traición a la patria, despojaron a la Nación de tales bienes, así como de las minas, la industria siderúrgica, la aviación comercial, la telefonía, los ferrocarriles, las tierras ejidales y mil empresas más que le garantizaban al Estado la rectoría del desarrollo económico, e impedían o dificultaban la penetración indebida de los monopolios extranjeros.

Resulta indispensable revertir esos actos criminales.

Por otra parte, en 1982 se reformaron diversos artículos de la Constitución para obligar al Estado a apoyar la inversión privada, poniéndolo al servicio de los monopolios y para eximirlos de aquellas medidas relativas a la planeación económica. De esa manera, la nuestra pasó a ser la única Constitución en el mundo que legaliza el dominio de los monopolios globales y las prácticas que son propias del Capitalismo Monopolista de Estado de carácter trasnacional.

Esas reformas que crearon una espléndida plataforma jurídica para el desarrollo de la globalización neoliberal, debieran ser derogadas para que la Constitución, en materia económica, recupere su texto original.

3.- Reivindicar para el Estado la rectoría del desarrollo económico y poner este último no al servicio de las estadísticas, sino del hombre.

México es un país de pobres, muchos de los cuales viven en la pobreza extrema. Comparten el territorio con un puñado de 20 familias que acaparan una riqueza descomunal, que supera la fortuna acumulada por el resto de la población que es de 130 millones de seres humanos.

Es tal la desigualdad social que un trabajador de salario mínimo tendría que laborar 100 años para ganar lo que el señor Carlos Slim gana en un día.

Resulta indispensable y urgente que el Estado recupere la rectoría del desarrollo económico con progreso social, porque la pobreza no se abate con decretos, limosnas o buenas intenciones. Tampoco la rectoría del Estado se establece con solo legislarla. Para lograr eso, es necesario reimplantar en nuestro país la política de nacionalizaciones de los sectores estratégicos de nuestra economía y las empresas públicas.

4.- Establecer una moratoria al pago de la Deuda Externa y expropiar los bienes mal habidos de funcionarios y empresarios, a fin de que con esos recursos se alivie de manera urgente la marginación, el desempleo y el hambre de nuestra población.

Los comunistas y las fuerzas democráticas de México y del mundo, hace tiempo que llegamos a la conclusión de que la Deuda Externa se ha pagado varias veces y que es producto del acomodo en nuestro país de capitales sobrantes de los monopolios con el deliberado propósito de apoderarse de nuestros recursos. Por lo demás, las cifras que la integran son de tal modo descomunales que materialmente resulta imposible su pago y cuyo cobro es de por si inmoral.

Por otra parte, la prensa nacional destacó que 16 personas han acumulado en México una fortuna superior a la de la deuda externa, evidenciado con ello que estos magnates son los que se han beneficiado con los créditos contraídos, por lo que deben ser expropiados de sus fortunas para pagar la deuda, en caso de que el Congreso no se atreva a desconocerla. En la actualidad, no existe causa de utilidad pública mayor que aquella que libere a nuestro país de la carga de ser tributario permanente del imperialismo.

5.- Promover la democracia en todos los órdenes de la vida social. Reconocer la lucha de clases y respetar a las organizaciones autónomas de defensa de los trabajadores, tanto en el campo de la economía como en el de la política.

Los cambios revolucionarios en la sociedad humana son producto de leyes objetivas y de la acción de las masas populares, más concretamente de la lucha de clases. Esta última fue negada por los neoliberales, quienes sostenían que habíamos llegado al fin de la historia y que todos los seres humanos deberíamos ser felices dado que somos ya dueños de todos los satisfactores sin necesidad del Estado y menos de luchas fratricidas. La realidad, compuesta de marginación, desempleo y hambre para las mayorías, demostró todo lo contrario.

Con base en ese dogma neoliberal, el gobierno persiguió, golpeó y reprimió con saña y al más puro estilo fascista, a los instrumentos de lucha de los trabajadores, como son los sindicatos y los partidos políticos. Esa conducta criminal fue condenada el primer domingo de julio. Sería lógico ahora, reinstalar la tesis del Constituyente de Querétaro que reconoce la lucha de clases y garantiza el respeto a los organismos de defensa proletaria. Esa conducta honesta nos daría una tregua pacífica y constructiva a todos, que debiera aprovecharse para poner a debate, mediante una confrontación civilizada, las tesis y los programas de las clases sociales en pugna, para que cuando se convoque a una nueva elección, los partidos y los candidatos representen de manera auténtica los intereses de una determinada clase social o sector de la misma, y que no haya ninguna confusión respecto al proyecto de país que postulan, qué debe permanecer y qué debe ser cambiado.

Debiera revocarse, en consecuencia, la expulsión de los procesos electorales de los partidos proletarios y de los que postulan el socialismo como proyecto social alterno para nuestro país, decretada por el gobierno neoliberal, para que vuelvan con pleno derecho a la contienda política y terminen con el monopolio de que goza la burguesía en esa materia.

6.- Exigir con firmeza el cumplimiento del compromiso presidencial de no reprimir al pueblo ni permitir que se le reprima.

Ese compromiso debe mantenerse y ampliarse especialmente respecto a los pueblos originarios, victimas durante más de 500 años, de agresiones, despojos y humillaciones. Más cuando los monopolios buscan en sus territorios, recursos y riquezas que ya agotaron en los valles, de donde primeramente fueron despojados dichos pueblos.

Los pueblos originarios no deben ser molestados y mucho menos despojados de un metro más de sus propiedades comunales.

7. Los comunistas compartimos plenamente las valoraciones hechas por el EZLN, el Congreso Nacional Indígena y el Concejo Indígena de Gobierno en torno a la nueva administración del país y a los nuevos integrantes del Congreso de la Unión:

…Las palabras sobran cuando vemos el cinismo con que son entregados los pueblos de México a los intereses de Estados Unidos a través del Tratado de Libre Comercio, mismo que promete ratificar el futuro gobierno de López Obrador, quien en uno de sus primeros discursos no dudo en ratificar la continuidad en la actual política monetaria y fiscal, es decir, continuidad en la política neoliberal, la cual será garantizada con el anuncio de que las corporaciones militares seguirán en las calles y con la pretensión de reclutar 50 mil jóvenes para las filas armadas que han servido para reprimir, despojar y sembrar el terror en toda la nación.

8. Los comunistas hemos iniciado la consulta en todas las instancias interiores de nuestro Partido, respecto a la iniciativa zapatista que propone engrandecer las demandas y el carácter del Concejo Indígena de Gobierno, de modo que incorpore a trabajadores del campo y la ciudad, así como al nacimiento de una Federación de Redes de Resistencia y Rebeldía.

Dicha propuesta en principio es aceptada por la Dirección Colectiva del Comité Central, por lo que seguiremos asistiendo a las reuniones en las que se discutan y precisen los objetivos, formas y carácter organizativo de dicho Concejo Indígena y Proletario.

DECLARACIÓN FINAL

El cumplimiento cabal de este programa mínimo sería importante para la marcha de nuestro país hacia la verdadera democracia. Ciertamente necesitamos, como en 1810, la independencia nacional; restablecer el orden constitucional que contempla importantes conquistas de los trabajadores y el pueblo; y revertir el proceso de extinción del Estado Nación para oponerlo al dominio pleno de los monopolios globales y de la oligarquía financiera que se ha apoderado del mundo. Pero ello no sería suficiente para superar el drama de México de una manera definitiva; prueba de ello es el fracaso de los gobiernos llamados progresistas en el sur de nuestro continente, mientras que la inmortal Cuba desarrolla con éxito el socialismo, a pesar del bloqueo y las permanentes agresiones del Imperio.

Hace falta abolir, en nuestro país, las actuales relaciones de propiedad; poner en manos de la sociedad los medios e instrumentos de la producción económica y del cambio; destrabar las fuerzas productivas en beneficio del progreso social y del bienestar de los mexicanos; y privar al pequeño grupo de criminales del capital que provoca una explotación humana que supera en muchos aspectos a la esclavitud.

Hace falta, en una palabra, implantar en México el sistema socialista, que libere al hombre de la miseria, la enajenación y la ignorancia, y lo prepare para que vuelva a disfrutar de su trabajo, de las riquezas que produce, así como de todos los bienes de la civilización y de la cultura.

Los comunistas, como todos los mexicanos que aman a su Patria, estamos obligados a darnos un orden jurídico y una organización estatal propia, soberana e independiente; pero ésta no tiene que ser necesariamente burguesa. Es más, el Estado burgués ya probó en México su debilidad y su ineficacia frente a las acechanzas y agresiones del imperialismo. Se necesita un Estado de nuevo tipo, un Estado proletario.

Tepic, Nayarit, a 16 de diciembre de 2018.

¡Proletarios de todos los países, Uníos! 

LA DIRECCION COLECTIVA DEL COMITÉ CENTRAL.

Luis Alfonso Vargas Silva, Rafael Castañeda Pineda, Benjamín Sandoval Cedano, Fernando Acosta Esquivel, Héctor González Baldizon, José Martínez Meza y Raymundo Romo García.

El fracaso del Nuevo Modelo Educativo

El fracaso del Nuevo Modelo Educativo

Por Irma Aguirre

Célula Rosa Luxemburgo

Desde hace varias décadas uno de los tantos propósitos de quienes gobiernan al mundo es privatizar en América Latina todos los servicios públicos. Uno de ellos y de los más importantes como herramienta de liberación es la educación.

Este plan entra en vigor por la subordinación de la Secretaria de Educación Pública de parte de los intereses empresarios y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en sus programas educativos neoliberales.

Hasta la fecha, los maestros, alumnos y padres de familia han sido golpeados por la mal llamada “Reforma Educativa” y el Nuevo Modelo Educativo. Primero la “Reforma Educativa” fue directamente contra los derechos laborales de los maestros teniendo hasta la facultad de retirarlos de su cargo, despojándolos de su plaza base a docentes entregados y responsables a su labor solo por ser críticos de esta reforma y defender sus derechos.

Con la Reforma Educativa fueron evidenciados en los medios de comunicación los maestros como agentes de la educación con poca preparación y actualización por no contar con herramientas pedagógicas exitosas para estas nuevas generaciones, algunos otros estipulados por un exámen estandarizado como no idóneos en su papel frente a grupo, solo porque lo dictamina una evaluación punitiva, concluyendo que los maestros son los culpables de todo el fracaso y crisis del sistema educativo. Con estos falsos argumentos se sustentan los organismos financieros como la OCDE conjuntamente con el Estadoimponer el Nuevo Modelo Educativo sin fundamentación teórica que avale las verdaderas necesidades de la educación en México y sin una previa participación y consulta de quienes educan a este pueblo mexicano y viven los verdaderos problemas, carencias, abandono, desinterés y corrupción de la educación desde sus escuelas.

Para presentar algún sustento educativo de la “Reforma Educativa”  tuvieron que pasar 4 años para que la SEP diera a conocer el Nuevo Modelo Educativo, y en una semana pretendieron que se analizara y comprendiera para su ejecución en este ciclo escolar 2018-2019. Durante los Consejos Técnicos Escolares fase intensiva (1era semana de preparación de los colectivos docentes para el nuevo ciclo-escolar) se exploró de manera superficial este pretencioso modelo topándose los maestros con el desconocimiento de un programa impuesto en el que no se dio tiempo, ni espacio de análisis crítico para el debate de ideas entre compañeros, solo un mes antes se hizo uso de las nuevas formas de estudio individual donde únicamente algunos tienen acceso y conocimiento de la tecnología realizando su curso de “aprendizajes clave”  evitando así el intercambio de opiniones.

Las reflexiones concluyen que el Modelo no contiene un sustento pedagógico que apoye al maestro en las problemáticas que enfrenta hoy en día. No contextualiza de manera real los cambios en la niñez y en la sociedad, ni sus posibles estrategias que pudieran enfrentar estos cambios. Se hicieron modificaciones únicamente al nivel de conceptos y a la reducción de aprendizajes esperados y asignaturas.

Este Modelo está dividido en tres componentes: el primero de ellos es el Campo Formación Académica en la que se le da prioridad a español y matemáticas pero en secundaria se reducen horas como biología, geografía y formación cívica y ética.

El segundo es el campo de Desarrollo Personal y Social que al principio da un matiz de apoyo a la estimulación, a la autoestima, a la superación personal maquillando la verdadera esencia de este componente y así justificar que la competencia y el individualismo los llevaran al éxito por su esfuerzo personal. Dando como resultado que en el transcurso de los años de los 3 niveles, programarlos para en un futuro adaptarlos a la explotación del hombre por el hombre, creando mentes obedientes, sumisas que autorregulen sus emociones para todos los atropellos humanos al que puedan ser sometidos.

El tercer y último Campo de Autonomía Curricular entran los famosos “Clubes” desapareciendo con estos los talleres en secundaria y apostando la entrada a empresas privadas, como lo dice el Diario Oficial - Cada club puede determinarse por una de dos vías: ser diseñado por la propia escuela o estableciendo una alianza con una organización pública o privada especializada en temas educativos- dándole entrada a empresas privadas para apropiarse de espacios educativos, formando silenciosamente mano de obra barata y técnicos para servir a las empresas en un futuro.

Esto también ha repercutido en las tareas diarias de los maestros en el aumento de carga administrativa, en capacitarse en temas que rigen los clubes, en la búsqueda de materiales y de recurso humano pagado por los padres de familia para impartirlos, puesto que el gobierno no dota de dichos recursos y lo estipula el nuevo modelo educativo donde se plantea que existirá una supuesta autonomía de gestión, en el que serán las instituciones las que adquieran los recursos necesarios para la aplicación de estos “clubes”.

La equidad y la inclusión son dos palabras claves en este modelo en la que tampoco existe el apoyo para atender la diversidad de los alumnos o alguna discapacidad, la mayoría de las escuelas no están equipadas ni en estructura, ni con personal  adecuado que atienda esas necesidades.

Se plantea una educación descentralizada, donde el gobierno se desentiende en términos presupuestales y administrativos y la responsabilidad recae a la comunidad educativa. En fin, el Nuevo Modelo Educativo está diseñado para seguir sometiéndonos a una crisis del sistema educativo.

Una verdadera Reforma Educativa es la que revoluciona e impacta positivamente en la sociedad, la que innova y posee la vanguardia de una teoría pedagógica, que fundamente una metodología adecuada a las problemáticas de su pueblo, una educación en la que contribuya a que el aprendizaje transcienda para el bienestar de todos, de su entorno social y natural, donde imperen los valores humanos como el respeto, el amor, la solidaridad y la dignidad.

Una verdadera Reforma es donde existan escuelas dignas para que los alumnos reciban sus clases, seguras de cualquier peligro, con la infraestructura y materiales adecuados para lograr los aprendizajes, con las adecuaciones para los niños con alguna discapacidad.

Es donde exista todo el recurso humano necesario: maestros preparados para su nivel o asignatura, directores que gestionen y apoyen a su institución y docentes, maestros de educación física, música, inglés, psicólogos, maestros de aprendizaje, trabajadora social, terapistas de lenguaje, médicos y enfermeras.

En el que exista respeto por los derechos de los docentes, donde se les apoye y estimule con becas para seguirse preparando en maestrías, doctorados, cursos, diplomados, donde el sueldo sea correspondiente a su entrega diaria.

Donde la educación sea pública, gratuita, científica, integral y popular.

Es por ello que, los que militamos en el Partido de los Comunistas defendemos la educación pública junto a los maestros, padres de familias, alumnos y pueblo en general, contra el ataque de quienes reprimen, despojan y matan, contra el imperialismo. Creemos que es necesario organizarnos para crear una gran fuerza independiente que aglutine a todo el pueblo trabajador que desee dar la pelea por la abrogación de la reforma educativa y la eliminación del nuevo modelo educativo.

¡Por una educación pública!

¡Nos faltan 43!

LA NAVIDAD DEL HIJO DE UN FUNCIONARIO CORRUPTO

LA NAVIDAD DEL HIJO DE UN FUNCIONARIO CORRUPTO

 (CUENTO)

Por:Salvador Castañeda O`Connor

Emiliano, hijo de Don Macedonio  Díaz, ha podido terminar su carrera de administración de empresas y  trabajar, por breve temporada, en un fraccionamiento  que ya no existe. Se trata de una inmobiliaria  poderosa, que fue propietaria del exclusivo desarrollo turístico urbano  “Gaviotas del Purgatorio”, próximo a ser inaugurado, pegado a una playa muy hermosa de la costa de Compostela. Esta empresa, en su momento, fue favorecida  por su padre, antiguo Delegado Agrario de la entidad, quien valiéndose de una serie de triquiñuelas, cambió el plano de ejecución aprobado y con el, la localización del ejido” MARTIRES DEL AGRARISMO”, retirándolo unos kilómetros de la playa y afirmando oficialmente, que esa enorme superficie ganada no al mar, sino al ejido, nunca fue afectada por la dotación decretada por el presidente de la República  y que, por tanto, siguió siendo propiedad de Don Máximo Reyes, quien a su vez vendió  dichas tierras, libres de todo gravamen o expropiación, a la empresa fraccionadora.

El fraude fue tan burdo como escandaloso, y pudo saberse que don Macedonio  recibió un soborno de 20 millones de pesos y la promesa de un empleo para su hijo Emiliano. Igual cantidad recibieron los integrantes del comisariado ejidal. Las autoridades federales del centro no repararon en el crimen del Delegado Agrario,  porque ellas mismas perpetraron un enorme despojo de las superficies con vocación turística, de todos los ejidos de Bahía de Banderas, que expropiaron contraviniendo disposiciones del Código Agrario en vigor y sin pago de indemnización alguna

  Un cómico genial,  Lechuga, quien tenia un espacio en la televisión , denominado “Cotorreando la noticia”, anunció que en el próximo programa entrevistaría a un funcionario corrupto, promesa que cumplió cabalmente, e hizo una pregunta muy ingeniosa a tal funcionario corrupto que resulto ser el ingeniero Macedonio:

-Nos puede decir ingeniero ¿en que gastó LOS 20 MILLONES DE PESOS que le entregó la fraccionadora para cambiar la localización del ejido?

-Pues pagué algunas cuentas que tenia pendientes en Fábricas de Francia, unas rentas atrasadas de mi casa, ropa y zapatos para mi mujer y mis hijos y ya; allí se me fue todo el dinero.

Y es que en aquel tiempo, debido a una inflación galopante, los millones de pesos, no eran mucho dinero

Emiliano, que no gustaba de usar el apellido paterno,  por aquello del Dos de Octubre, que no se olvida, sino el materno, Nava, propio de una familia de anarquistas, pero honrados habitantes   del histórico poblado de Bellavista,  recordaba con mucho cariño a su tío “El Chacuaco”, quien fue comisionado por los compañeros del Partido Popular Socialista para que cuidara la casilla electoral instalada en el ejido “6 de Enero “ donde los del PRI, empistolados, no lo dejaban acercarse, por lo que tuvo que vigilar las votaciones desde la acera de enfrente.  Se acercó cuando calculó que ya habían contado los votos, para pedir, cuando menos,  el acta de escrutinio.- “La que te vamos a dar, hijo de la chingada, es tu acta de defunción”, le gritaron amenazantes los funcionarios y representantes de ese pequeño templo de la democracia burguesa. Asustado, el Chacuaco pasó corriendo por Bellavista y se fue de largo hasta el pueblo vecino: La Escondida.

Emiliano Nava, fue instalado en una pequeña oficina de la empresa inmobiliaria, donde se manejaba el archivo y la contabilidad. Al mismo tiempo tomó posesión de un lote de terreno, no mayor de 200 metros cuadrados, situado en una saliente oriental de la superficie despojada al ejido, la más alejada del mar, y que formó parte del soborno pagado a su padre.

Pertinente resulta aclarar que el joven Emiliano era totalmente ajeno a los sucios  negocios de su padre y desconocía el origen escabroso de su empleo y de su propiedad.

En los archivos de la empresa, Emiliano se encontró con el plano original del ejido, el verdadero, que contemplaba que  los terrenos pegados al mar de la antigua hacienda, eran los que formaban parte de la superficie ejidal y no aquellos que estaban anexos al casco de la hacienda y que fueron los que, de manera lógica,  se le respetaron al hacendado, como parte de su propiedad inafectable. Este plano era radicalmente distinto al que elaboró su padre, con la complacencia de los miembros del comisariado ejidal, y que estaba en poder de la empresa, como una garantía, que les entregó el funcionario corrupto, de que nunca lo utilizarían, las autoridades agrarias.

Emiliano, en un acto de absoluta honradez humana, contraria a la conducta de su padre, entregó a las nuevas autoridades ejidales, pues las anteriores fueron destituidas, la información y las constancias que tenia en sus manos, para el efecto, les dijo,  de que recuperaran las tierras pegadas al mar, mil veces más valiosas que las que  en ese momento  poseía el ejido. Este acto sublime nos recuerda la leyenda de cómo la virgen María transformó la yerba mala en yerbabuena o el hecho real e histórico, de la enanita cabezona de Tepic, quien parió hijos normales y hermosos.

El  nuevo comisariado ejidal inició desde luego los trámites para recuperar las tierras pegadas al mar y, en su momento, promovió el  juicio de amparo, que la Suprema Corte negó de manera arbitraria y sin fundamento, haciendo gala de su tradición  anti agrarista. De modo que las cosas quedaron como estaban.

En eso, apareció poderoso y contradictorio el huracán Quena, para devastar al puerto de San Blas, pero que alivió a sus habitantes, por algunos días, de las terribles dolencias vespertinas que les causan los piquetes de jejenes, que fueron reportados en Brownsville, Texas, como molestos bichos migrantes. Además el Quena atrajo la solidaridad generosa del pueblo de Nayarit y de las autoridades federales, al grado que los samblaseños le compusieron estos versos:

NO TE VAYAS QUENA,

QUE CONTIGO TENGO

DESAYUNO, COMIDA Y CENA

El Quena provocó además,  un tsunami en el Pacifico que afectó  a varias pequeñas islas que por fortuna permanecían deshabitadas;  y,  en algunas partes de la costa del municipio de Compostela, un acercamiento del mar al continente, que devolvió a la Nación Mexicana las tierras despojadas al ejido “Mártires del Agrarismo”, que, por si fuera poco, volvió a colindar con el mar, teniendo como poblado ribereño, todas las ventajas para organizar por su cuenta, los negocios turísticos. El mar llegó también hasta las puertas del lote de  Emiliano Nava, quien  celebró junto con los ejidatarios y con los recursos económicos que aquellos le proporcionaron, las fiestas navideñas de ese bendito año.

Suscribirse a este canal RSS